Friday :: 28 / 11 / 2014

AdemásBeevozMAPA DEL SITIO

Noticia : Tecnología

Computación en la nube podría beneficiar a las universidades del País

Con el nuevo concepto de computación en la nube (cloud computing), las universidades de Puerto Rico ya no tendrán la necesidad de comprar continuamente nuevos programas y servidores de computadoras para sus instituciones. Sólo tendrán que poner en marcha la idea de pago por uso.


ImprimirImprimirEnviar a un amigo Enviar

Las universidades gastan miles de dólares en la compra de programas de computadora y servidores
Con el concepto de computación en la nube, los estudiantes y profesores podrían acceder a todos estos servicios en tan sólo cinco minutos

De esto se trata la computación en la nube, unos servicios computacionales que permiten a los usuarios hacer uso de distintas aplicaciones, programas y demás herramientas electrónicas sin necesidad de instalarlos, sino con sólo estar conectados a la red. Luego de utilizar el servicio, al usuario se le factura a la medida que consumió el producto.

Según el profesor Víctor Díaz, del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR), esta nueva tendencia podría ser de gran utilidad para las instituciones de educación superior del País. Y es que, hoy día, las universidades gastan miles de dólares en la compra de programas de computadora y servidores y en los recursos humanos necesarios para instalar y hacer funcionar estos servicios.

Además, si se toma en cuenta el proceso burocrático de las instituciones académicas a la hora de solicitar estas herramientas, "podría tardar de uno a tres meses la llegada de un simple servidor y de tres a seis meses programas y servicios más sofisticados".

Sin embargo, con el concepto de computación en la nube, los estudiantes y profesores podrían acceder a todos estos servicios en tan sólo cinco minutos.

Según Díaz, "la economía que tenemos ha hecho que nosotros tengamos conciencia de cómo gastamos el dinero".

"De alguna forma u otra, nosotros somos ya partícipes de lo que es cloud computing", comentó Díaz. Y es que, la mayoría de las personas pasan mucho tiempo en la computadora dentro de las llamadas redes sociales, sin la necesidad de instalar ninguna aplicación para participar de este servicio.

"Básicamente, nosotros estamos haciendo computación que no reside ahora mismo en mi computadora. Mi computadora es, básicamente, un terminal de una aplicación que está corriendo y está haciendo todo su proceso en algún lugar. Es sólo un servicio que yo estoy consumiendo", añadió Díaz.

Según el profesor, esta herramienta se ha convertido en un mercado para las grandes compañías. En el 2010, 80% de las primeras 1,000 empresas más poderosas del mundo están pagando por algún servicio de cloud computing.

Compañías como el proveedor de hostingRackspace, Apple, Microsoft, Google, Yahoo, Amazon, Salesforce y Zoho ya ofrecen servicios de cloud computing las 24 horas del día a los usuarios.

Además, la compañía Dropbox está ofreciendo el servicio de almacenamiento de archivos en línea simulando un USB jumpdrive, que podría ser de utilidad para la comunidad universitaria.

A la computación en la nube la definen ciertas características, entre las que se destacan: la confidencialidad, seguridad, integridad, disponibilidad y manejo adecuado de tiempo y dinero. La única desventaja que presenta este servicio es que la disponibilidad de las aplicaciones está atada a la necesidad de una buena red de internet.

Esta herramienta se clasifica en tipos diferentes: infraestructura como servicio, plataforma como servicio y software como servicio.

En la infraestructura como servicio, el usuario asume que existen "unos recursos humanos que están atendiendo esa infraestructura para que ese servicio pueda darse efectivamente". Esto implica que los consumidores no tienen que preocuparse por la administración de esos sistemas ni por estar haciendo backups en sus computadoras.

Por otro lado, en la plataforma como servicio, es cuando el usuario utiliza una plataforma, como por ejemplo Google App Engine, para desarrollar e implantar servicios o aplicaciones basados en la red.  

Por último, el software como servicio, funciona para utilizar un programa desde una computadora sin la necesidad de instalar ninguna aplicación para correr ese servicio. Por ejemplo, se pueden pagar por el uso que consuma el usuario en programas como Photoshop, Microsoft Office y el programa de gráficas AutoCAD, entre otros.

Esta información fue presentada por el profesor Díaz en el 8vo Congreso de Educación y Tecnología, organizado por el Recinto de Barranquitas de la Universidad Interamericana de Puerto Rico (UIPR).






RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias


Publicidad