Noticias

Infografía: cómo crear un buen resumé

      
Fuente: Universia

El resumé es la primera impresión que un potencial empleador tendrá de ti, por lo que es fundamental que atrape su atención y curiosidad desde el primer momento. Aunque un resumé de calidad no te asegurará el empleo de tus sueños, sí puede ser de gran ayuda para conseguirlo –o por lo menos para no ser descartado rápidamente–. Presta atención a nuestros tips para generar un documento que demuestre tus aptitudes de manera eficaz:

 

Lee también
» Cómo escribir una buena carta de presentación 
» 5 razones por las que un blog puede ayudarte a encontrar empleo 
» 9 consejos para aprovechar al máximo tus referencias laborales 

 

A la hora de elaborar tu resumé, ten en cuenta cuál es su verdadero objetivo: resumir y resaltar tus aptitudes laborales y académicas de forma concreta y atractiva. Tanto la forma como el contenido del documento debe transmitir que eres una persona seria y profesional. Asegúrate de que tu fotografía y tus datos personales sean coherentes con esto: evita añadir esa imagen de tus vacaciones o la dirección de correo que te creaste en la adolescencia.

Exponer tus logros académicos y tu experiencia profesional es una tarea delicada. Una manera recomendable de hacerlo es en orden cronológico inverso, es decir, comenzando por el último lugar en el que trabajaste y/o estudiaste. Evita aquellas aptitudes o datos que son completamente irrelevantes u obvios para el empleador, dónde completaste la escuela primaria, que fuiste niñera en la secundaria o que sabes manejar Microsoft Word deberían quedarse afuera.   

Por otra parte, sí encárgate de aprovechar al máximo tu experiencia laboral. Explica qué tareas desempeñaste en cada puesto, aunque recuerda ser selectivo para que no extenderte demasiado. El resumé debe ser corto, sin pasar las dos o tres carillas.

 En cuanto al formato, este debe ser “limpio”, claro y coherente con el perfil de la empresa a la que te postulas. Explota tu creatividad si tu objetivo es obtener un empleo en una agencia creativa o una empresa de diseño gráfico. Si este no es el caso es mejor seguir una línea tradicional y sencilla, sin tipografías o formatos extravagantes y coloridos.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.