Noticias

5 cosas que no debes hacer después de una entrevista de trabajo

      
Fuente: Shutterstock

Acudiste a una entrevista de trabajo y te fue genial. La conversación se dio de manera fluida y los entrevistadores se mostraron entusiasmados con tus respuestas y tu resumé. Lo más probable es que te sientas muy ansioso por obtener una respuesta. No obstante, esta ansiedad puede jugarte una mala pasada. 

Guía para superar con éxito un proceso de selección

Una completa guía sobre todo lo relacionado con el acceso a un puesto de trabajo, desde la elaboración de un CV hasta los tipos de entrevistas

Guía para superar con éxito un proceso de selección

  

Alison Green, columnista de U.S News, escribió acerca de las consecuencias nefastas que pueden tener ciertas actitudes y conductas a la hora de esperar la respuesta de un potencial empleador. A continuación, te acercamos las 5 cosas que no debes hacer luego de una entrevista de trabajo:

 

1. Contactarte antes de tiempo

Por más que esperar una respuesta pueda llevar tu ansiedad al extremo, molestar a tu potencial empleador con demasiadas preguntas puede arruinar la buena impresión que causaste en un principio.  Si luego de la entrevista te aseguran una respuesta en dos semanas, no te contactes antes de ese tiempo. Mandar e-mails y llamar repetidas veces para saber si ya han tomado una decisión puede hacer que te borren de la lista. Si desean contratarte, no se olvidarán de ti. Debes ser paciente.

 

2. Presumir acerca de ofertas de empleo inexistentes

Suele suceder que los candidatos, con el afán de obtener una respuesta rápidamente, pretenden apresurar a los reclutadores informándole de que tienen otras ofertas esperando su decisión. Utilizar este recurso puede ser muy peligroso, ya que corres el riesgo de que la compañía te informe que no puede acelerar el proceso de selección y que dejará de considerarte para “no impedir que aceptes otra oferta laboral”.

 

3. Dejar de postularte a otras ofertas

Aunque estés muy satisfecho con tu desempeño en tu última entrevista de trabajo, no debes dormirte en los laureles. Pueden emerger muchos factores que eviten que obtengas ese trabajo. Por lo tanto, no cuentes con ese puesto y continúa con buscando y acudiendo a entrevistas con el mismo ímpetu que tenías. 

 

4. Irte de vacaciones sin avisar

Estar esperando por una respuesta no quiere decir que debas dejar de lado otros aspectos de tu vida. No obstante, si pretendes irte de vacaciones y dejar de lado el correo electrónico y el teléfono, debes hacérselo saber a tu potencial empleador. De esta manera podrás prevenir que este te contacte sin éxito y asuma que no estás interesado en el puesto.

 

5. Obsesionarte

Estar pendiente a cada minuto del teléfono y el correo electrónico esperando el contacto y agonizar por cada día que pasan sin llamarte es lo menos saludable que puedes hacer. Solo conseguirás angustiarte y ponerte nervioso. Ya no hay nada que puedas hacer para aumentar tus posibilidades de conseguir el puesto. Intenta enfocar tu mente en otras cosas, de manera que si te ofrecen el puesto sea tan solo una agradable sorpresa.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.