Noticias

5 errores de lenguaje corporal que debes evitar

      

El lenguaje corporal es un factor clave en el relacionamiento con el mundo, tanto en el ámbito personal como profesional y académico. El emprendedor Shane Jones, autor en el portal de consejos profesionales The Muse, explica que los seres humanos comunicamos el 55% de los mensajes a través de nuestro cuerpo.

Guía para superar con éxito un proceso de selección

Una completa guía sobre todo lo relacionado con el acceso a un puesto de trabajo, desde la elaboración de un CV hasta los tipos de entrevistas

Guía para superar con éxito un proceso de selección

 

Como el lenguaje corporal puede ser involuntario, es necesario cuidarse de no proyectar una imagen negativa en el trabajo. Por este motivo, te compartimos 5 errores de lenguaje corporal que debes evitar:

 

1. Apuntar los pies en dirección contraria al habla

Los pies suelen ser una de las partes más ignoradas del cuerpo cuando se trata de cuidar el lenguaje corporal. Sin embargo, posicionarlos en dirección a la persona con la que estamos hablando es una señal de que estás interesado en la conversación, que tu interlocutor registrará de forma subconsciente. Si uno o ambos pies apuntan para otra parte, es símbolo de que tu mente está en otro lado.

 

2. Cruzar las piernas, brazos o pies

Cruzar los miembros superiores o inferiores es una forma de poner distancia con tu interlocutor, como también puede mostrar inseguridad, ansiedad o ser percibido como una postura defensiva. Si lo que deseas es lograr una comunicación abierta e interactiva, lo primero que debes transmitir es que estás involucrado en lo que está pasando y no poner barreras.

 

3. “Agrandarte”

Adoptar una postura que connote poder, como inflar el pecho o estirarte, puede darte confianza antes de un evento que te genere nervios, como una presentación o una entrevista de trabajo.

No obstante, cuando tu objetivo es trabajar en equipo o generar un ambiente colaborativo, esta postura altura puede desmotivar a tus compañeros a participar. En su lugar, Jones recomienda inclinarse hacia la persona que habla para demostrar que realmente los estás escuchando.  

 

4. No asentir con la cabeza

Asentir con la cabeza mientras mantienes una conversación muestra que estás compenetrado en la conversación y aceptas lo que la otra persona está diciendo. Las personas se sienten más confiadas y motivadas cuando la persona con la que hablan asiente con la cabeza. Si lo que buscas es motivar a un equipo de trabajo, no te olvides de este pequeño pero importante gesto. 

  

5. Mostrar desinterés

Aunque no quieras ignorar deliberadamente a la persona que te está hablando, ciertos gestos y acciones pueden mostrar que eres indiferente a lo que está diciendo. Si mientras alguien te habla tú miras el celular, revisas los mails u ordenas el escritorio, tu interlocutor se sentirá ignorado, por más que esta no sea tu intención.

Sin embargo, procura no ir al otro extremo y entablar un contacto visual exagerado –que supere el 60% de la conversación– ya que esto puede generar que el receptor se sienta incómodo o intimidado.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.