Noticias

Hablemos sobre depresión: tema central del Día Mundial de la Salud 2017

      
Fuente: Organización Mundial de la Salud

Hoy, el mundo celebra el Día Mundial de la Salud (OMS) en conmemoración del aniversario de la Organización Mundial de la Salud. Para la edición 2017 el lema elegido es "Hablemos sobre depresión", un trastorno mental que en la última década aumentó más del 18% y que se calcula afecta a más de 300 millones de personas, según cifras de la OMS. Además, más de la mitad de quienes padecen esta afección en el mundo no recibe tratamiento.

La depresión es la principal causa de problemas de salud y discapacidad en el mundo, asegura la OMS. Además, puede transformarse en un problema de salud grave cuando se sufre durante mucho tiempo, generando mucha angustia y sufrimiento en las personas que lo padecen y su entorno más cercano, ya que incluso puede llegar a alterar la capacidad de las personas para realizar sus actividades cotidianas, como ir al trabajo o reunirse con amigos.

Este trastorno mental afecta a personas de cualquier edad y de cualquier país. Segun datos del Institute Health Metrics and Evaluation, en Puerto Rico la depresión está en cuarto lugar entre las causas que provocan mayor discapacidad en las personas.

Según una investigación realizada en el año 2012 por los investigadores de la Universidad de Puerto Rico, Yovanska Duarté Vélez y Guillermo Bernal, en ese tiempo se estimaba que un 3.4% de los niños y adolescentes en Puerto Rico presentaban trastornos de ánimo. Esta cifra aumentaba a 5,8% en la adolescencia. Según datos de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA), en el año 2013 el 16.8 %  de los adultos padecía este trastorno, siendo la enfermedad mental con mayor incidencia en Puerto Rico, asegura un artículo publicado en Metro.

Según la OMS, la existencia de la depresión está fuertemente vinculada con el desarrollo de otros trastornos, aumentando por ejemplo el riesgo de abuso de sustancias y enfermedades como diabetes y del corazón. En el peor de los casos, la depresión es un factor de riesgo para el suicidio.

 

El tratamiento y diagnóstico adecuado como solución

Según declaraciones de la Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne en el sitio web de la OMS, "incluso la depresión más grave se puede superar con un tratamiento adecuado”. El problema está en que frecuentemente no se diagnostica de manera correcta. Además, otra barrera que no permite el acceso al tratamiento adecuado a quienes sufren de depresión son los prejuicios y la discriminación que padecen quienes tienen esta afección, lo cual los lleva a no tratarse. "El continuo estigma asociado con la enfermedad mental fue la razón por la que decidimos nombrar nuestra campaña Depresión: hablemos", sostuvo el director del Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS, Shekhar Saxena.

Otro obstáculo que existe para un correcto tratamiento y diagnóstico de las personas que parecen depresión es la falta de recursos y de personal capacitados 

Síntomas de la depresión

Hay distintos niveles de depresión según la recurrencia y los síntomas de los episodios. Puede catalogarse como leves, moderadas o graves. Según indica la página de la Organización Mundial de la Salud, es importante hacer una distinción entre la depresión que sufre una persona con y sin antecedentes de episodios maníacos. En ambos casos los problemas pueden ser crónicos o recidivantes (que tienen a reaparecer pasado un tiempo desde la curación).

 

Trastorno depresivo recurrente

Se trata de personas que durante un mínimo de 14 días presentan episodios depresivos, como por ejemplo un estado de ánimo triste, desinterés, apatía y baja energía, lo cual se evidencia en poca actividad de la persona. También pueden existir otros síntomas, como alteraciones en el sueño y el apetito, baja autoestima, sentimientos de culpa y problemas para concentrarse, entre otros.

 

Trastorno afectivo bipolar

Las características de quienes padecen de trastorno afectivo bipolar pueden resumirse en: lapsos de depresión y de episodios maníacos separados en el tiempo por un estado de ánimo normal de la persona entre un episodio y el otro. Otras características pueden ser: irritabilidad, hiperactividad, aumento excesivo del autoestima y menos horas de sueño, entre otros.

 



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.