Noticias

9 estrategias para fomentar el hábito de lectura

      
Fuente: Shutterstock

Un hábito es una acción que se realiza de forma repetida como respuesta a una experiencia previa determinada por un contexto. No se trata de una acción automática, sino que incluye a la conciencia, las metas y la motivación del momento.

Según un artículo publicado por la Universidad de Duke, el 40% de las acciones que realizamos en nuestro día a día son consecuencia de hábitos adquiridos. Según un estudio de la University College London, la mayoría de las personas logra incorporar un nuevo hábito en 66 días, aunque dependiendo de cuán complejo sea puede tardar entre 18 y 254 días.

Comprueba qué tipo de lector eres con este test online gratuito

La lectura es un hábito que se adquiere. Algunos lo incorporan desde que son pequeños motivados por sus padres, mientras que otros lo adquieren por interés propio a edades más adultas. Además de ser un gran placer, leer supone múltiples beneficios. Entre otras cosas, porque leyendo ampliamos nuestro vocabulario, mejoramos nuestras habilidades de expresión escrita, estimulamos nuestra creatividad y desarrollamos nuestro cerebro. Quizás en estos tiempos tecnológicos llenos de distracciones y de estímulos, si no tenemos el hábito incorporado resulta más difícil empezar a leer. Sin embargo, con paciencia y ganas se adquiere. A continuación, te ofrecemos algunos tips que te ayudarán cultivarlo.

 

En primer lugar, debes saber que la lectura es una actividad que se disfruta mucho siempre y cuando el libro que tengas sea bueno o te interese. Si sucede que luego de unos días un libro te resulta muy pesado o no te motiva, no tengas problema en abandonarlo y buscar otro que realmente te guste.

 

1. Establece tiempos de lectura

Adquiere la costumbre de dedicar al menos 5 o 10 minutos a leer. En lo posible intenta que estos pequeños lapsos de tiempo se repitan a lo largo del día. Por ejemplo, en la mañana o antes de ir a dormir. No importa tanto qué leas, sino que lo hagas. De esta manera estarás trabajando en la generación del hábito.

 

2. Siempre lleva contigo un libro

A donde sea que vayas, procura siempre llevar contigo un libro. Siempre se presentan tiempos libres que podemos aprovechar para leer. Ya sea un viaje en bus, a la espera de una entrevista de trabajo o en la consulta al doctor. Es una buena manera de aprovechar el tiempo.

 

3. Realiza una lista

Seguramente si estás interesado en adquirir el hábito de la lectura también tengas interés en algunos libros, temas o autores. Crea una lista con libros que te gustaría leer y establece prioridades. Cada vez que escuches alguna recomendación acerca de un nuevo libro, procura agregarlo a la lista. Una vez que termines con un libro de la lista, táchalo.

 

4. Encuentra un lugar adecuado

Encuentra un lugar de tu casa dónde te puedas sentar a leer y en el que te sientas cómodo. Procura que esté alejado de distracciones o ruidos molestos, como puede ser una televisión. Si no dispones de un lugar así, intenta crearlo.

 

5. Desconéctate

Trata de reducir el tiempo que dedicas a navegar por Internet o a mirar televisión. Esto puede resultar difícil en un primer momento porque son hábitos que tenemos arraigados.

 

6. Conviértelo en un momento placentero

Haz que el momento de lectura sea placentero. Elige un lugar que te guste y que sea cómodo, prepara un té o un café. Aprovecha el atardecer o un momento del día que haga el momento aún más disfrutable.

 

7. Plantéate una meta

Una vez que tengas confeccionada tu lista, plantéate una meta, como por ejemplo, leer 20 libros en un año. Después planifica una estrategia para conseguir cumplirla. Nunca pierdas de vista que debes disfrutarlo.

 

8. Consigue un diccionario

Ya sea una aplicación en tu teléfono o un diccionario en papel, procura tenerlo a mano para evacuar dudas. También puede ser una buena idea elaborar una lista en una pequeña libreta con aquellas palabras cuyo significado no conoces y anotar su significado. De esta manera, será más efectiva la adquisición de nuevas palabras a tu vocabulario.

 

9. Asóciate a una biblioteca

Comprar libros puede ser algo costoso. Una buena idea es asociarte a una biblioteca. No solo te resultará más económico, sino que podrás informarte sobre novedades o recomendaciones. Además, tener que devolverlo en un tiempo determinado te ayudará a terminarlo.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.