Noticias

Estudiantes: alimentos para mejorar la concentración y memoria en época de estudio

      
Fuente: Shutterstock

Distintas investigaciones científicas aseguran que existe una relación directa entre alimentación y rendimiento académico. Una alimentación saludable es fundamental para llegar a nuestro máximo potencial académico. Por eso, en esta nota, analizamos qué alimentos es recomendable que un estudiante incluya en su dieta por el impacto que tienen en la capacidad de concentración y memoria.

 

Técnicas y hábitos de estudio que te lleven al éxito académico (EBOOK)

Una guía para todo estudiante universitario que buscan tener un paso exitoso por la universidad.

Contiene recursos, consejos e ideas para que el alumno pueda rendir al máximo y obtener los mejores resultados académicos.

Ebook sobre técnicas y hábitos de estudio para la universidad


DESAYUNO y MERIENDA

A continuación, te ofrecemos una serie de alimentos que puedes combinar en tu desayuno y por qué no, a mitad de la tarde en una merienda.

 

Huevos

Los huevos ofrecen una poderosa combinación de vitaminas B, que ayudan a las células nerviosas a quemar la glucosa; antioxidantes, que protegen a las neuronas de daños cerebrales, y ácidos grasos omega-3, que mantienen a las células nerviosas trabajando a una velocidad óptima.

 

Arándanos

Este alimento es una gran fuente de antioxidantes que ayudan a revertir el envejecimiento de las neuronas. Según investigaciones científicas, la existencia de flavonoides en los arándanos, así como en otras frutas secas, interactúan con las células nerviosas incrementando su comunicación y simulando la regeneración de las células en el cerebro. Esto contribuyen al desarrollo de una mejor capacidad de memoria a corto y largo plazo.

 

Semillas de lino

Las semillas de lino son una excelente fuente de ácido alfa-linolénico, una grasa saludable que mejora las funciones del córtex cerebral.

 

Remolacha

Los nitratos naturales que contiene la remolacha aumentan el flujo sanguíneo hacia el cerebro, lo cual contribuye a un mejor rendimiento del mismo. Se recomienda un licuado o jugo de remolacha con arándanos para el desayuno.

 

Almendras y nueces

Este alimento es positivo para incrementar la atención necesaria para el proceso de aprendizaje, a la vez que contribuyen a la restauración de la memoria y las funciones cognitivas. En el caso de las nueces, con apenas la cantidad de la palma de una mano es suficiente para el día.

 

 

ALMUERZO o CENA

Alimentos que puedes incluir en tu almuerzo o cena diaria, ya sea una buena ensalada, acompañamiento o tarta.

 

Sardinas y/o salmón

Las sardinas y el salmón son una gran fuente de ácidos grasos omega-3, que además de mejorar la comunicación entre las células del cerebro, regulan los neurotransmisores y nos permiten concentrarnos.

 

Legumbres

Hay varios tipos de legumbres, como los frijoles o las lentejas. Además de ser una gran fuente de proteínas y vitamina B, contienen ácido fólico de manera natural que nos ayudan mejorar nuestra capacidad de memoria.

 

Brócoli y espinaca

El brócoli, al igual que las legumbres, son alimentos ricos en ácido fólico que como dijimos ayuda a mejorar nuestra capacidad de memoria. El brócoli también es una gran fuente de vitamina K y colina, un macronutriente importante para el correcto funcionamiento del cerebro y de las funciones nerviosas.

Una rica dieta en vegetales es fundamental y saludable. Además de brócoli y espinaca, otros alimentos ricos en ácido fólico para tener en cuenta son: coliflor, coles de bruselas, aguacate, espárragos, lechuga, apio, zanahoria y calabaza, entre otras.

 

Batata dulce

Este alimento es rico en betacaroteno, un poderoso antioxidante que se ha asociado con una mejora de las funciones cognitivas del cerebro. A esto se suma sus beneficios sobre el sistema circulatorio que contribuyen a la memoria. Por si fuera poco, son una gran fuente de energía y ácido fólico, y su digestión es realiza fácilmente.

 

 

POSTRE

Porque siempre es rico poder disfrutar de algo dulce después de comer, un alimento que ofrece beneficios para el desarrollo cognitivo es el chocolate negro por lo rico en flavonoides del cacao.

 

 

Se recomienda mantenerse alejado de las comidas rápidas o aquellas con alto porcentaje de grasas saturada y trans. Este tipo de alimentos puede que te estimulen en un primer momento, pero pasadas unas horas provocarán un bajón y traerán somnolencia.

Según una publicación realizada por la escuela de medicina de Harvard existe una conexión entre dieta y memoria. Según explica, estudios demostraron que personas cuya ingerían grandes cantidades de grasas saturadas de comidas como carnes roja y mantequilla tenían un desempeño inferior en pruebas de razonamiento y memoria que aquellos individuos que incluían en su dieta pocas cantidades de este tipo de alimentos. Si bien no está claro el porqué de esa conexión, podría explicarse a partir de una variación del gen llamado Apolipoproteína E o APOE, que está vinculado con los niveles de colesterol en sangre.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.