Noticias

¿5 minutos cada día de mindfulness te pueden hacer más productivo?

      
Practicar la atención plena es una forma de mejorar la productividad.
Practicar la atención plena es una forma de mejorar la productividad.  |  Fuente: Shutterstock
  • Cuida tu salud con una simple rutina de ejercicios basados en la respiración y la atención plena. No es magia, pruébalo y no podrás dejarlo.

  • Siéntete más activo, optimista y productivo practicando mindfulness a diario.

  • Practicar a diario deporte, meditación o algún ejercicio de relajación nos ayuda a gestionar el estrés y mejorar nuestro rendimiento.


En épocas de exámenes, entregas o de mucho trabajo nos exigimos ser más productivos, pero nos olvidamos de lo importante que es cuidar también nuestra mente y salud, dedicando un tiempo para relajarse y desconectar.

El verdadero objetivo de lo que hoy se denomina como mindfulness se basa en simples ejercicios de meditación que todos podemos realizar a diario, en cualquier momento del día. Apenas 5 minutos pueden hacer la diferencia.

Reserva unos minutos antes de comenzar tu jornada para realizar estos sencillos ejercicios, y ve integrándolos poco a poco en tu rutina. Con el tiempo conseguirás mejorar tu concentración:


1) Comienza con 2 minutos de atención plena

Durante este tiempo, concéntrate en el ritmo de tu respiración desde el vientre hasta la nariz. Mantén los ojos abiertos y permite que tu mente deambule, pero intenta volver a centrarte en tu respiración.

Puedes realizar ese ejercicio varias veces al día.



2) Practica la observación consciente

Libera tu mente de todo tipo de pensamientos y solo centra tu mirada en observar activamente un objeto que tengas cerca. Obsérvalo con detenimiento y fíjate en sus detalles.

Al principio, te puede parecer algo incompresible perder el tiempo mirando un objeto con tanto interés, pero con la práctica verás como tu mente consigue aislarse del resto de estímulos y eres capaz de centrar tu plena atención en lo que necesitas y ser más productivo.



3) Cuenta hasta 10

Parece sencillo, ¿verdad? Pero intenta hacerlo con los ojos cerrados y sin que tu mente se desvíe a otros temas y sin interrupciones de ningún tipo. Si te ocurre, vuelve a comenzar desde el 1 hasta que consigas tu objetivo.



4) Concéntrate en tu respiración

Elige una señal o sonido de tu día a día y cuando ocurra, céntrate en ese momento en tu respiración. Por ejemplo, cada vez que recibas un correo electrónico, mientras lo abres, realiza una respiración consciente, profunda y continua con tu actividad.


5) Escucha música

Tener música de fondo mientras trabajas o realizas tus ejercicios de relajación te ayudarán a crear un clima relajado. Ciertos tipos de música pueden ayudarte a concentrarte mejor y mejorar tu estado de ánimo a lo largo del día.


Como verás, hay ejercicios que puedes practicar a lo largo del día, o al comienzo de la jornada, sin quitarte más de 5 minutos. Practica mindfulness a diario y afronta los momentos de estrés con calma, eficiencia y positivismo.

¿Te interesa este tema? ¿Te gustaría dedicarte profesionalmente a ello? ¡Tenemos la carrera universitaria ideal para recomendarte!



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.