Noticias

10 consejos para mantener tu mente sana con Mindfulness

      
Para tener una mente sana, no hay nada mejor que meditar
Para tener una mente sana, no hay nada mejor que meditar  |  Fuente: Shutterstock
  • La meditación tiene múltiples beneficios para la salud, pero con el Mindfulness estos se potencian.
  • Estudiantes, trabajadores y profesionales de todo tipo pueden encontrar en este método, un recurso invaluable para librarse del estrés.
  • Usado adecuadamente puede reducir tus niveles de ansiedad y mejorar tu bienestar.

El estudio, el trabajo o el simple transcurrir de la vida diaria pueden provocarnos ansiedad, estrés, trastornos del sueño e incluso depresión. Simples problemas que enfrentamos cada día pueden incidir de manera negativa en nuestra salud, dañando el cuerpo pero también la mente.

El Mindfulness es una de las actividades más recomendadas para reducir los efectos negativos del estrés y la ansiedad. Además, se ha demostrado que la practica continua de esta disciplina puede generar múltiples beneficios para la salud física y emocional de una persona.

¿Qué es el Mindfulness?

Esta actividad consiste, básicamente, en prestar atención de manera consciente a una experiencia. Para generar un estado te atención plena es necesario observar con interés pero también con aceptación.

Como técnica de meditación, el Mindfulness tiene sus orígenes en el trabajo del médico y biólogo molecular Jon Kabat-Zinn.

Si objetivo es el de lograr sintonizar cuerpo y mente para aumentar la conciencia de uno mismo, generando así una sensación de calma y tranquilidad capaz de reducir e incluso eliminar completamente los efectos de cualquier sentimiento negativo. En líneas generales, podemos decir que esta técnica permite aprender a gestionar las emociones y pensamientos que tenemos día a día ante diferentes situaciones o problemas, y transformarlas de forma positiva para el individuo.

¿Cómo reaccionas ante la presión?

Descúbrelo con este test gratuito

Beneficios de practicar Mindfulness

  • Enseña a enfrentar situaciones de estés y ansiedad de mejor forma.
  • Brinda mayor claridad y creatividad a la hora de tomar decisiones o resolver conflictos.
  • Aumenta la capacidad de concentración y, por lo tanto, mejora, tanto el rendimiento académico, como el profesional.
  • Ayuda a mantener el equilibrio mental, reduciendo los pensamientos y emociones negativas provocadas por el estrés.
  • Mejora la capacidad para mantener relaciones interpersonales saludables.
  • Contribuye al desarrollo de la inteligencia emocional.
  • Elimina los problemas de insomnio y ayuda a eliminar los trastornos generados por la ansiedad.

Tener una mente sana con Mindfulness

Esta técnica puede ayudarnos a mejorar la salud mental, controlando los impulsos y las emociones. Pero para lograrlo, es necesario tener en cuenta algunas pautas.

¿Quieres tener una mente sana? Practica Mindfulness siguiendo estos 10 consejos:

1) Convierte esta práctica en un hábito, empieza poco a poco, pero es importante que llegues a un punto donde practiques Mindfulness cada día.

2) Conoce tus necesidades, es decir, lo que necesitarás resolver o mejorar empleando esta técnica. Conocer lo que te afecta es el primer paso para eliminarlo.

3) Establece objetivos que puedas lograr, como por ejemplo, practicar Mindfulness todos los días por un mes. Si apuntas a un objetivo mayor (como por ejemplo un año) y no logras cumplirlo, te llenarás de frustración y tu esfuerzo habrá sido en vano.

4) Las sesiones cortas, de entre 2 y 5 minutos son una buena forma de empezar, pero poco a poco deberás ir aumentando el tiempo que dedicas a esta práctica.

5) Utiliza la tecnología para ayudarte a delimitar tus tiempos de meditación, pero no dependas de ella. Colocar una alarma para indicarte cuándo cumpliste tu objetivo puede ser positivo, pero lo importante es que escuches las necesidades de tu mente y no te limites a esos minutos que marca el reloj.

6) Lleva tu práctica a donde vayas, con ejercicios y recursos que puedas usar en cualquier situación de estrés. Es preferible que te centres, por ejemplo, en ejercicios de respiración, pues sabes que puedes practicarlos donde sea.

7) No es necesario que adaptes tu entorno para desarrollar esta práctica, pero sí puedes procurar un lugar calmado y específico para meditar, verás cómo los beneficios llegan con mayor rapidez.

8) Busca un grupo con el que meditar en conjunto, así podrás aprender técnicas y métodos que han funcionado en personas con necesidades similares a las tuyas. Si no encuentras uno en tu zona puedes optar por grupos y foros online en los que se intercambian experiencias y consejos.

9) Prueba con varias técnicas: meditación Zen, Tibetana, Vipassana... Permítete la libertad de explorar hasta encontrar la que te permita lograr mejores resultados.

10) Concéntrate e la tarea que tienes por delante, evitando realizar demasiadas cosas a la vez. El multitasking es uno de los peores enemigos que deberás enfrentar si lo que buscas es reducir el estrés.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.