Noticias

¿Cómo construir espacios inspiradores e innovadores en la Universidad?

      
La biblioteca, la cantina o un rincón del patio pueden cumplir esta función
La biblioteca, la cantina o un rincón del patio pueden cumplir esta función  |  Fuente: Shutterstock
  • La economía colaborativa demanda cada vez más habilidades para trabajar en equipo y colaborar de forma auténtica.
  • Los estudiantes pueden verse beneficiados con las transformaciones de espacios en sus centros de estudios.
  • Investigaciones han demostrado que incorporar pequeños cambios puede marcar grandes diferencias en la forma de aprendizaje.

Al pensar en los espacios de la Universidad, la imagen tradicional es la de un aula de grandes dimensiones en la que se ubica una pizarra y una serie de asientos. Los estudiantes se ubican en estos asientos orientados en la misma dirección, de modo en que permiten visualizar al docente ubicado delante de la clase, del lado de la pizarra.

Este modelo tradicional resulta particularmente obsoleto en la época actual, especialmente, al abandonar la idea del estudiante como receptor pasivo de la información. Pero fundamentalmente, resulta obsoleto al comprender que la construcción física del espacio de trabajo tiene impacto directo en la forma en que se aprende y se desarrollan los contactos en un ambiente de clase.

De hecho, diversas corrientes pedagógicas señalan que, en la época de la economía colaborativa y la innovación lo recomendable son los espacios circulares en que los estudiantes puedan ubicarse a un mismo nivel e interactuar de forma directa entre ellos. De este modo, el docente podría circular entre las diferentes mesas de estudiantes y charlar con cada grupo de trabajo.

¿Te animarías a estudiar en el extranjero?

Conoce todos tus posibles destinos

En la época de los millennials y de los emprendimientos exitosos surgidos en garajes y dormitorios estudiantiles, son cada vez más las universidades que optan por construir espacios físicos destinados a la convivencia e interacción de sus estudiantes como forma de motivar la innovación. De acuerdo a los expertos, contar con este tipo de espacios de tránsito libre permite ayudar a un flujo de ideas y pensamientos creativos que resulta positivo, tanto para los jóvenes como para los centros en sí mismos.

¿Cómo construir estos espacios? ¿Cómo fomentar la inspiración e innovación desde un espacio físico en la Universidad? De acuerdo a investigaciones y a la propia experiencia de las grandes universidades, esto es posible siguiendo una serie de pasos como:

Transformar los espacios físicos de la Universidad implica inevitablemente una inversión. Pero esta resultará rentable al comprender que el cambio material se ve acompañado por un cambio en la forma en que los alumnos se vinculan con sus centros y se preparan para convertirse en los profesionales del futuro, desarrollando todo su potencial creativo en el proceso.

Sin embargo, es necesario destacar que proporcionar un espacio físico donde dejar crecer la innovación resultará insuficiente si no se acompaña esta iniciativa con un incentivo a la misma y apoyo a las ideas de los estudiantes.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.