Noticias

10 claves para obtener buenas notas en la universidad

      
Fuente: Shutterstock

Lamentablemente, no existe una fórmula mágica que te permita mejorar tus calificaciones de la noche a la mañana. Ser un buen estudiante requiere tiempo, dedicación y esfuerzo. Requiere dejar de lado la gratificación instantánea para invertir tiempo en algo que sabes que te pagará más adelante. No obstante, existen ciertos consejos y estrategias que pueden ayudarte a ser más organizado y acercarte al estudio de forma más eficiente. A continuación, te acercamos algunos consejos para aprender de forma efectiva y lograr obtener buenas notas en la universidad.

Técnicas y hábitos de estudio que te lleven al éxito académico (EBOOK)

Una guía para todo estudiante universitario que buscan tener un paso exitoso por la universidad.

Contiene recursos, consejos e ideas para que el alumno pueda rendir al máximo y obtener los mejores resultados académicos.

Ebook sobre técnicas y hábitos de estudio para la universidad

  

1. Asiste a clase con la intención de escuchar

Deja de asistir a clases por “obligación”. Deja de hacer dibujos en el cuaderno, pensar qué harás esa noche o perderte entre las distracciones que ofrece tu smartphone. En su lugar, antes de entrar al salón, plantéate el objetivo de escuchar al profesor de principio a fin. Toma apuntes, sigue la clase y mantente al día con las lecturas complementarias que solicita el docente.

 

2. Comienza las tareas con anticipación

No esperes más hasta el último día para comenzar a estudiar o a realizar una tarea. En su lugar, procura siempre estar al día con los temas del curso, ya que luego repasar se convertirá en una tarea más sencilla. Revisa el capítulo pertinente antes de cada clase y vuelve a leer tus notas apenas puedas para que los conceptos se mantengan frescos en tu mente. Sobre todo, no te quedes con dudas: si adviertes una dificultad para comprender algo, pídele ayuda a un docente o compañero para no atrasarte.

 

3. Personaliza tus notas

Para realmente comprender e incorporar un tema, debes hacerlo tuyo. Agrega a los textos y apuntes tus propias notas o comentarios. Reescríbelos. Anota toda duda, consideración o posible pregunta y luego plantéalos en la siguiente clase.

Lo mismo deberías hacer con tus libros de texto. Una buena estrategia es anotar las palabras o la idea central de cada párrafo al lado de ellos, para demostrarte a ti mismo que realmente estás siguiendo y comprendiendo lo que dicen a medida que lees. Si no logras entender algo, marca la página con un post-it y resuelve tu duda lo antes posible. No solo te sentirás más confiado a la hora del examen, sino que podrás estar ayudando a otro compañero de clase que también tenía esta misma inseguridad.

 

4. No dejes nada al azar

Antes de empezar a estudiar para un examen, procura saber exáctamente qué temas debes abarcar, ya que esto queda a criterio del docente. No asumas que un tema quedará excluido sin confirmarlo antes. Si es posible, averigua cómo se evalúa habitualmente esta asignatura: qué tipo de preguntas le gusta plantear a tu profesor y cuáles son las más predecibles.

 

5. No ahorres tiempo

Si sabes que una asignatura o tema en particular te cuesta más que otros, aparta tiempo extra para dedicarle hasta que seas capaz de explicárselo a otra persona (o a ti mismo en voz alta) sin necesidad de mirar tus notas.

 

6. Toma descansos

Es recomendable tomar pequeños descansos para desconectar la mente durante unos instantes. Te sugerimos hacer una pausa de unos 10 a 15 minutos cada 50 minutos de estudio.

 

7. Elabora un calendario de estudio

Planifica tus horarios de estudio teniendo en cuenta tus clases y actividades sociales o deportivas. También puedes consultar el siguiente artículo que te ayudará a calcular cuántas horas de estudio realmente precisas.

 

8. Asegúrate de poseer las herramientas y el entorno adecuado

Para estudiar, nada mejor que un escritorio despejado, una lámpara y una silla que no sea ni muy cómoda ni muy incómoda. Si piensas que podrás estudiar en tu cama o en el sofá del estar de tu casa, te estarás mintiendo a ti mismo.

Como complemento, ármate de resaltadores y otras herramientas que te permitan destacar lo más importante y lo que te genera dudas. Otro tip útil es utilizar las llamadas “flashcards”: tarjetas empleadas para memorizar. De un lado de estas tarjetas debes escribir un concepto, fecha o tema, y del otro lado su respuesta, solución o definición. Cuando hayas terminado de estudiar, pídele a un amigo, compañero de estudio o familiar que te muestre una a una estas tarjetas y así comprobar que recuerdas lo más importante. 

 

9. Corrige tus tareas

Si aprender de tus errores es vital en todos los ámbitos de la vida, ¿por qué no iba a serlo en el estudio? Corrige cualquier error u omisión cometida en viejas tareas y pruebas y mantenlos cerca mientras estudias. 

 

10. Socializa con tus compañeros de clase

No solo tendrás la oportunidad de entablar nuevas amistades, sino que también podrás encontrar tu grupo de estudio perfecto.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.