Noticias

12 recomendaciones para facilitar el pasaje de la secundaria a la universidad

           Autor: Agustina Ciancio
Fuente: Shutterstock

Comenzar la universidad es un hito en la vida de cualquier estudiante porque debes acostumbrarte a una nueva modalidad académica y un nuevo estilo de vida que puede incluir mudarse de ciudad, autoabastecerse solo por primera vez, visitar con poca frecuencia a tus familiares y amigos y hasta aprender a manejar tus propias finanzas. Afortunadamente, según el portal ORA Prep de Oxford Royale Academy, existen pequeñas acciones que puedes implementar para suavizar la transición de la secundaria a la universidad y estar preparado para lo que vendrá ¡Conócelas!



Técnicas y hábitos de estudio que te lleven al éxito académico (EBOOK)

Una guía para todo estudiante universitario que buscan tener un paso exitoso por la universidad.

Contiene recursos, consejos e ideas para que el alumno pueda rendir al máximo y obtener los mejores resultados académicos.

Ebook sobre técnicas y hábitos de estudio para la universidad





Desafíos académicos que enfrentarás

El proceso de enseñanza - aprendizaje que se aplica en la universidad es muy distinto al que se implementa en la educación secundaria. Deberás acostumbrarte a un nuevo modo de pensar, la formulación de preguntas abiertas y complejas que admiten múltiples respuestas, un estilo diferente de impartir las clases, docentes que esperan tu participación activa y reflexiva, ensayos más exigentes y una nueva escala de calificaciones.


Cómo acostumbrarse a la modalidad académica universitaria

1. Familiarízate con la lista de lectura

Algunas universidades envían una lista de lectura apenas confirman tu lugar en su institución. Aprovecha la ayuda que te están ofreciendo y sacrifica parte de tus vacaciones de verano para adelantar los textos que te indicaron. Es muy importante conocer el estilo de lecturas que vendrán para lograr una transición fluida entre la secundaria y la universidad. Aunque no comprendas los textos en su totalidad podrás familiarizarte con ellos y disminuirás las sorpresas cuando llegue el momento de sumergirte en la universidad.

2. Desarrolla hábitos adecuados de estudio

Se requiere un conjunto de técnicas de estudio más avanzado del que se utiliza en la educación secundaria, pero la buena noticia es puedes aprenderlos con la práctica. Cuanto antes comiences a aplicarlos más sencillo será para ti. Ensaya sobre la lista de lecturas sintetizando la información, buscando fuentes complementarias de los temas y cuestionándolas. La capacidad de investigación es fundamental para enfrentar la universidad, así como asumir la responsabilidad de fijar un horario de estudio. La autodisciplina es la clave del éxito universitario.

3. Administra tu tiempo

Quizá sea el punto más importante para enfrentar la universidad exitosamente. Naturalmente los horarios de la educación superior son menos estructurados que en la secundaria, porque puedes elegir tus propias clases y establecer periodos de estudio. No te darán un calendario que destaque tus compromisos académicos, sino que deberás elaborarlo tú mismo para recordar los plazos de entregas y exámenes, ya que los docentes no te lo repetirán constantemente. La gestión del tiempo dependerá enteramente de ti, así que comienza a armar calendarios de estudio cuanto antes.

 

4. Contacta con estudiantes que actualmente cursan en tu universidad

Conversa con conocidos que estudien en la universidad donde te admitieron o busca la manera de contactarte con alguno de ellos a través de un foro estudiantil. Te contarán sobre sus experiencias y recabarás información relevante acerca de las expectativas que tienen los docentes de sus estudiantes. También conocerás cómo es la carga de trabajo en cada asignatura para prepararte mentalmente.

5. Sé realista

Es poco probable que obtengas grandes resultados apenas comiences la universidad, porque el ser humano necesita pasar por un proceso de adaptación para asimilar cambios tan importantes como el pasaje a la vida adulta. Aunque hayas sido un excelente estudiante durante la secundaria, no significa que obtengas la calificación más alta en tu primera prueba universitaria porque los mecanismos de estudio y lo que se espera de ti es muy diferente. Controla tus expectativas para no desalentarte e influir negativamente sobre tu desempeño académico. Aceptar que estás pasando por una transición que requiere tiempo, te ayudará a mantener los pies sobre la tierra y evitará frustraciones innecesarias.

6. Realiza un curso online

Se ofrecen diferentes cursos online de preparación para la universidad que te ayudarán a introducirte lentamente al mundo de la educación superior. Además, puedes complementarlo con cursos en línea específicos de carrera que elegiste para familiarizarte con algunos temas complejos que pueden causarte problemas posteriormente. Marcarás el ritmo de estudio que te permitirá practicar para enfrentarte a las tareas universitarias.

 

Desafíos que enfrentarás respecto a tu vida personal y social durante la universidad

Si bien el aspecto académico es el reto más evidente que deberás superar, no se compara con las dificultades que implica el nuevo estilo de vida. Un método de estudio puede aprenderse, pero acostumbrarse a vivir solo es un desafío mucho mayor. Ocuparte de tu comida, salud, dinero, limpieza, recados, vestimenta y desprenderte de tus amigos y familiares para entablar relaciones con desconocidos, son cambios abrumadores a los que necesitarás acostumbrarte.


Cómo acostumbrarse al nuevo estilo de vida universitario

7. Visita nuevamente la universidad

Previo al primer día de clases, recorre el campus para determinar cuál será tu camino hacia los salones, dónde se encuentra la biblioteca, la enfermería, el servicio de orientación, los laboratorios y otros edificios o sectores importantes para ti. Generalmente se ofrecen mapas señalizados, pero si esperas a seguir sus indicaciones la primera vez que tengas una clase, seguramente te pierdas entre la inmensidad de gente y llegues tarde. Practica los atajos para quitarte una preocupación cuando necesites estar en un determinado lugar a una hora puntual.

8. Únete a grupos de tu universidad creados en redes sociales

Las redes sociales son grandes aliadas cuando se trata de encontrar información fresca porque las personas que interactúan allí pueden aconsejarte desde su propia experiencia o compartir tus dudas y encontrar un apoyo. La mayoría de las universidades crean grupos de Facebook por facultad y por generación para intercambiar datos útiles. Únete a todos los grupos que encuentres ya que te resultarán imprescindibles las primeras semanas, no solo por cuestiones académicas, sino para consultar horarios de tal edificio o incluso enterarse de las fiestas y eventos sociales que se organizan con la finalidad de conocerse entre sí.

9. Practica habilidades domésticas

Si sabes cocinar, limpiar, lavar, planchar, elaborar presupuestos y elegir los productos adecuados cuando haces los recados, entonces tienes la mitad del camino transitado. Aprender a valerte por ti mismo antes de comenzar la universidad te ayudará a facilitar tu cotidianidad y ahorrarás horas que podrás invertir en el estudio, incluso reservar algunas para el tiempo de esparcimiento. En caso de no dominar habilidades domésticas o flaquear en algunas, practícalas durante el verano. Ofrécete para cocinar la cena en tu casa, hacer las compras o limpiar a fondo el cuarto de tu hermano pequeño. Cualquier actividad doméstica será útil cuando te encuentres solo y no sepas por dónde empezar.

10. Familiarízate con la administración del hogar

Administrar el dinero adecuadamente será esencial cuando vivas solo o con un grupo de estudiantes que están en la misma situación. Asegúrate de abrir tu propia cuenta bancaria antes de trasladarte a la universidad. Podrán depositarte el dinero de los préstamos estudiantiles allí, la beca que conseguiste o los ahorros destinados a tus estudios. La cuenta será un lugar seguro al cual recurrir. Por otra parte, procura aprender a completar formularios, chequea tu correo electrónico periódicamente para acostumbrarte a recibir notificaciones de la universidad, solicita tu carnet de estudiante con anticipación y ofrécete para hacer trámites de tus padres.

11. Elabora una estrategia antinostalgia

Descárgate Skype para charlar con tu familia o crea un grupo de WhatsApp para enviarse mutuamente fotos y audios de su día a día, fija fechas de visita cada mes y organiza salidas con tus viejos amigos. Intenta que sean ocasiones puntuales porque si se torna una costumbre nunca terminarás de adaptarte a tu nueva vida. Invita a tus nuevos amigos a pasar un fin de semana en tu casa para integrar los diferentes aspectos de tu vida y naturalizarlos, o inclúyelos en alguna de las salidas que planifiques con tus viejas amistades.

12. Busca oportunidades de socializar con tus nuevos compañeros

Anótate en algún grupo de estudiantes durante la primera semana, pues si te inscribes a mitad del semestre las actividades ya estarán en marcha y te sentirás aislado nuevamente. Una actividad deportiva o cultural que se brinde en el campus es otra opción para conocer gente con intereses similares, además de disminuir la presión que sientes. Las fiestas son claves para socializar porque las primeras veces la mayoría de los estudiantes de primer año acudirán por las mismas razones que tú. Válete de las redes sociales para estar al tanto de todos los eventos que se desarrollan durante el primer mes y asegúrate de asistir. Apañarse con el estudio es más sencillo si se tiene un grupo de amigos con quienes compartir las experiencias.



Lee también
>Descubre cuántas horas de estudio realmente precisas
>8 consejos para aprovechar mejor el tiempo en la universidad
>10 canales de Youtube perfectos para estudiantes
>4 trucos que pueden mejorar tu memoria
>10 claves para asegurar el éxito en tus calificaciones



Tags:
Agustina Ciancio

Agustina Ciancio

Licenciada en Ciencias de la Comunicación, inclinada hacia la búsqueda de oportunidades para fomentar la ciudadanía informada.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.