Noticias

Universitarios: 10 criterios para evaluar la información de la web

           Autor: Agustina Ciancio
Fuente: Shutterstock

La web se caracteriza por su excesiva e incontrolable cantidad de contenidos. Por lo tanto, existe una amplia posibilidad de obtener datos que permiten una mayor creatividad en la redacción de contenidos, la inclusión de recursos interactivos y la exposición de una información. Sin embargo, esta generación ilimitada de contenidos deriva en una falta de control y filtros de lo que se publica, transfiriendo esa responsabilidad a quien utilizará los datos. Para que aprendas a evaluar cautelosamente la pertinencia de la información que encuentras en la web, te ofrecemos 10 criterios fundamentales para elegir las fuentes de investigaciones y trabajos académicos.


Cómo elaborar un buen trabajo universitario (ebook)

Manual de normas básicas para elaborar diferentes trabajos académicos.

Ebook - Guía para presentar un buen trabajo universitario



1. Relevancia

Orienta tu búsqueda preguntándote qué tipo de información necesitas y cuáles serán las fuentes más adecuadas para conseguirla. Ten en cuenta que los sitios y portales prestigiosos aportarán datos más exactos, con un respaldo institucional o gubernamental. Céntrate en encontrar fórmulas, definiciones, estadísticas u otro tipo de dato concreto como punto de partida para respaldar tu investigación o trabajo académico.


2. Elección de la fuente

Es fundamental que visites las secciones de presentación en una página, tales como “Acerca de”, “Quiénes somos”, “Misión y visión” u “Objetivos”, para identificar la credibilidad de sus autores. En principio, los sitios web recomendados por docentes siempre serán fiables, así como aquellos que pertenecen a universidades, centros de investigación u otras instituciones culturales y científicas como museos o archivos.

Las entidades científicas, profesionales y empresariales con reconocimiento nacional o internacional, son buenos lugares para extraer datos, así como las editoriales científicas o los organismos oficiales de distintos países.


3. Evasión de fuentes desacreditadas

Evita los foros y sitios dedicados a intercambiar opiniones, además de los blogs o páginas de autoría personal excepto si fueron escritas por docentes de reconocidas instituciones, académicos o investigadores.

Youtube, Facebook y otros sitios donde la información circula libremente sin una selección previa del contenido publicado tampoco son fuentes apropiadas. Solo puedes utilizar la información de estos sitios si responden a una cuenta de personalidades destacadas del ambiente académico, instituciones u organismos.


4. Identificación de la extensión

Qué letras se hallan después del punto en la URL de una página, te señalará cómo se clasifica. Aquellos sitios que presenten extensiones .edu, .ac* o punto org, tienden a ser adecuados para recabar información con fines académicos debido a su procedencia.

Sin embargo, en todos los casos deberás analizar a quién pertenece la URL para focalizarte en sus intenciones. Una extensión .com refiere a empresas con intereses comerciales, lo cual no implica necesariamente que debas descartar la información brindada porque puede resultar útil si se la examina en profundidad.

  • .edu: sitios de educación o investigación.
  • .ac.*: sitios académicos en países anglosajones.
  • .org: sitios de organizaciones sin fines de lucro.
  • .net: sitios de compañías de tecnología o comunicaciones.
  • .gov, y .gob son páginas de organismos gubernamentales oficiales.
  • .com: sitios de empresas.
  • ~ o %: sitios de autoría personal.


5. Propósito

Estudia los datos encontrados para determinar cuál es su público objetivoy qué motivación impulsó su publicación. Ambos aspectos te darán la pauta del nivel intelectual alcanzado por esa información, lo que será imprescindible para evaluar si cumple con las exigencias de un estudiante universitario.


6. Credibilidad

El título de la publicación, la fecha en que se realizó, el nombre del autor y la presencia de citas o referencias son indicadores clave de la credibilidad en una fuente. La información que responde a un individuo, grupo, empresa o institución siempre posee más valor que aquella anónima, porque significa que alguien se hace responsable de los datos que estás leyendo.

Recuerda que los documentos contenidos en bases de datos electrónicas adjudicadas a entidades reconocidas, siempre son controlados para su publicación, pues si presentan fallas o inexactitudes perjudican la reputación de la compañía.


7. Actualidad

Generalmente se considera añeja la información con más de 6 años de emisión, dependiendo del tema tratado. Si estás realizando un informe sobre el panorama laboral para una determinada ocupación, deberás hallar los últimos datos disponibles e incluso no es viable utilizarlos cuando la información más actual lleva 4 años publicada. En cambio, los acontecimientos históricos o temas literarios no pierden vigencia.

Para asegurarte de contar con la información más actualizada, sigue virtualmente las noticas, empresas u organismos de la administración pública que se vinculen con el tema que estás desarrollando. Sus publicaciones funcionarán como disparadores para encontrar los datos actualizados.

Recuerda que las páginas electrónicas que son propiedad de instituciones, asociaciones u organizaciones, son estables y se actualizan con regularidad. Pero las que pertenecen a individuos se corrigen con menor frecuencia.



8. Objetividad

Toda información procesada por el hombre posee un grado de subjetividad, porque cada persona carga con sus ideas, educación y valores recibidos en un contexto social, económico y cultural.

No obstante, es necesario alcanzar la mayor objetividad posible cuando se busca información para realizar una investigación o trabajo académico. Esto se consigue incluyendo datos comprobablesque ofrezcan distintos puntos de vista sobre el mismo tema.

Las contradicciones internas en una información constituyen un mal indicio, del mismo modo que los intereses ocultos, la parcialidad de una única perspectiva o la ausencia de citas, enlaces y referencias. Procura que la información presente un balance de los datos concretos y las opiniones expresadas por el autor.


9. Diseño

Un informe cuidado y moderno en su diseño es producto de un trabajo elaborado, contrariamente a una presentación desaliñada o antigua. La predominancia de texto sobre imágenes es otra característica de los datos más relevantes, que a su vez suelen ser sobrios en su diseño.

La estructura del texto es lo principal, pues la organización de la información es imprescindible para seguir el hilo, facilitar la comprensión y exponer los puntos con claridad. Por otra parte, un diseño que incluye publicidad excesiva demuestra desinterés del contenido publicado por parte de quien maneja el sitio.


10. Precisión

El lenguaje exacto o técnico para transmitir una idea es un buen indicador de que podrías estar en el lugar correcto. Exponer la información de manera correcta y argumentar las afirmaciones con datos comprobables, citas o referencias, es otro de los aspectos que deberás tener en cuenta cuando evalúes la pertinencia de una información.






Tags:
Agustina Ciancio

Agustina Ciancio

Licenciada en Ciencias de la Comunicación, inclinada hacia la búsqueda de oportunidades para fomentar la ciudadanía informada.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.