Noticias

Pros y contras del uso del teléfono móvil en el aula

      
Algunos procesos pueden agilizarse con la tecnología
Algunos procesos pueden agilizarse con la tecnología
  • En la actualidad, prácticamente todos los estudiantes poseen un teléfono móvil.
  • Docentes de todas las asignaturas deben conocer qué es lo recomendable y qué no respecto a su uso en clase.
  • En algunos casos, se asocia su uso con el aumento de las distracciones y el fracaso escolar.

El impacto de las nuevas tecnologías resulta innegable, especialmente en ámbitos como el educativo donde cada vez gana más terreno. Ante esta realidad, docentes y responsables de instituciones educativas deben analizar qué postura tomar al respecto de su uso en las aulas.

De hecho, Unicef señala en su informe "Estado mundial de la infancia 2017: niños en un mundo digital", que 1 de cada 3 usuarios de internet son niños o adolescentes menores de 18 años. Además, señala que los jóvenes son el grupo de edad más conectado del mundo.

Una reciente ley impulsada en Francia prohíbe el uso de teléfonos móviles en las escuelas, con la finalidad de promover un ambiente de concentración y total atención. Esta medida se basa en la corriente que sostiene que emplear el móvil en clase puede afectar la capacidad cognitiva.

¿Conoces todas las profesiones que puedes elegir?

Encuéntralas

En el caso de Uruguay, mediante el Plan Ceibal se garantiza el acceso a las TIC para escolares y estudiantes de educación secundaria. Por ello, limitar el uso de la telefonía móvil en las aulas parecería una medida contradictoria.

Sin embargo, atendiendo al creciente impacto de los móviles dentro de las aulas, se vuelve necesario cuestionarse y establecer una postura al respecto. Dentro de la comunidad científica, existen estudios que respaldan la postura del rechazo y otros tantos que apoyan la introducción de las TIC al aula.

¿Cómo decidir? Una forma sencilla con la que docentes y responsables educativos pueden definir qué postura tomar, es repasando los pros y contras del uso del teléfono móvil en el aula. Algunos de ellos son:

Analizando estas posibilidades, contemplando al propio alumnado en sus particularidades, y generando instancias de diálogo que involucren a toda la comunidad educativa, cada centro deberá decidir su postura. Lo cierto es que, ante tecnologías que parecen no tener límites, la única acción posible es la de limitar su uso u orientarlo hacia finalidades concretas.

Fuera de la educación, el mundo evoluciona hacia lo digital a pasos cada vez más acelerados. Las nuevas generaciones que actualmente integran los centros de estudio surgen en una época donde lo digital domina.

Por lo tanto, todo parece indicar que el camino se encuentra en aceptar pero al mismo tiempo regular, para así lograr una convivencia pacífica en ámbitos educativos.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.