Noticias

¿Cuál es la diferencia entre un CV y un resumé?

      
Fuente: Shutterstock

Muchas personas no saben que un curriculum vitae (CV) y un resumé, aunque suelen ser usados para el mismo fin ­–encontrar empleo– no son documentos equivalentes ni cumplen la misma función. Esta confusión puede incrementarse porque muchos empleadores emplean ambos términos como si fueran sinónimos a la hora de anunciar nuevas vacantes. En esta nota, te comentamos sus principales diferencias.

Registra aquí tu resumé y postúlate a las ofertas de internado y empleo.

La principal diferencia entre ambos tipos de documento es el nivel de detalle con el que muestran el perfil profesional de su autor. Un CV constituye un historial de todo lo realizado en el ámbito académico y laboral. Allí se incluyen todos los logros profesionales, los cursos realizados y cualquier hecho que valga la pena destacar. Aunque no se recomienda que sea demasiado extenso, un CV puede contener dos o más páginas.

El resumé, por su parte, se limita a una sola página de extensión y reúne únicamente los datos de contacto, unas breves líneas sobre el perfil del candidato y sus calificaciones básicas, así como un listado que muestre su experiencia laboral.

 

¿Cuál usar?

Si en la oferta laboral a la que te postulas no se especifica un tipo de documento determinado, el uso de un resumé o un CV puede depender, entre otros elementos, del tipo de puesto en cuestión.

Si se trata de un empleo en un ámbito académico, como docente universitario por ejemplo, es recomendable enviar un CV, ya que te permitirá incluir con mayor detalle tus logros académicos alcanzados (premios, artículos publicados, conferencias, etc.).

Por el contrario, si te quieres postular a un trabajo en una empresa, quizás un resumé conciso y breve, en donde se puedan conocer todas tus competencias y fortalezas profesionales a primera vista, sea lo más eficaz. Una buena estrategia combinar ambos, quizás enviando un resumé que a su vez enlace a tu perfil de LinkedIn u otro tipo de portfolio digital, que pueda actuar como un CV más detallado.

 

Los mismos principios

Sin importar si eliges emplear un resumé o un CV, debes respetar ciertas reglas que rigen para ambos documentos. Estos deben estar bien redactados, no contener error ortográfico alguno (¡sin excepciones!) ni contener datos obsoletos o poco veraces.

Sobre todo, es recomendable no tener un solo documento “estándar” para enviar a todos los potenciales empleadores, sino personalizar tu CV o resumé para que esté lo más alineado posible a lo requerido para el puesto en particular.

 

Lee también
5 cosas que nunca debes decir en una entrevista telefónica (infografía) 
Entrevistas laborales: 5 preguntas que muestran tu inteligencia emocional 
4 estrategias para elaborar un resumé ganador



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.