Noticias

6 tips para captar la atención de los reclutadores

      
Fuente: Shutterstock

La formación académica y la experiencia laboral no bastan para obtener un empleo, sino que es necesario saber cómo plasmarlo en un resumé electrónico que competirá con decenas o cientos de otros resumé de personas que poseen tu misma profesión, así como experiencias similares. Si enviaste varios resumé a diferentes compañías y te preguntas por qué nunca te llaman para una entrevista laboral, estos tips para captar la atención de los reclutadores puede que sean la respuesta que buscabas ¡Aplícalos!

Registra tu resumé aquí y postúlate a las ofertas de empleo

1. Conoce las capacidades generales que se solicitan

Los directores de recursos humanos buscarán candidatos con habilidades concretas que puedan aplicarse a una tarea específica. Sin embargo, no debes perder de vista que existen habilidades generales que todos los reclutadores de personal esperan encontrar en los postulantes con serias posibilidades de ingresar a la compañía, como la comunicación oral y escrita, el liderazgo, la capacidad de gestionar, planificar y desarrollar estrategias, el pensamiento analítico y la actitud proactiva hacia la investigación.

La capacidad para trabajar en equipo es otra de las cualidades requeridas en la mayoría de los empleos, especialmente entre los profesionales, ya que existe una tendencia hacia los equipos multidisciplinarios que brindan soluciones desde diferentes ámbitos. Incluir estas habilidades en el resumé te proporcionará un componente diferencial, pero asegúrate de hacerlo mediante datos comprobables.

 

2. Investiga las habilidades que se repiten en tu sector

Busca en la red los perfiles de redes sociales de los profesionales que trabajan en tu sector, comenzando con las posiciones laborales que consideras soñadas hasta encontrar una que se ajuste a tu formación y experiencia. Es fundamental que hagas un listado de las habilidades que poseen estas personas para reproducirlas, especialmente aquellas que se repiten, ya que es un indicador de lo que los reclutadores de personal solicitan para determinado sector.

Se puede aplicar la misma estrategia con las descripciones que se brindan en las ofertas de trabajo. Realiza un seguimiento de los empleos que se ofrecen en tu área y anota las habilidades requeridas para determinarcuáles se reiteran, de esta forma conocerás qué necesitas para acceder a un puesto en tu campo.


3. Adapta tus habilidades a la descripción del empleo

La mejor forma de conocer qué buscan los reclutadores de personal es leyendo atentamente las descripciones que se adjuntan en las ofertas de empleo. Antes de enviar tu resumé, asegúrate de que se adapte a al empleo solicitado agregando palabras y frases literales que aparecen en la descripción del puesto para que coincidan.

Añadir las palabras claves en tu resumé, la posicionará en un sitio de relevancia para el personal encargado de aprobar las contrataciones. Verán en ti a un fuerte candidato que cumple con los requisitos para convertirse en empleado de la firma. Ten en cuenta que las habilidades blandas solicitadas en un empleo se pueden adquirir con práctica.


4. Apela a los hechos y cifras

Detallar tus habilidades blandas en el resumé está permitido e incluso es deseable, pero si lo haces en forma de lista podrás pasar como un “charlatán”. En lugar de acudir a la enumeración, brinda datos concretos sobre tus logros cualitativos y cualitativos, por ejemplo en un equipo de investigación que integraste tu empleo anterior o durante la universidad.

Ofrecer números ayuda a resaltar tus habilidades e ilustrar un cuadro completo sobre tu experiencia y personalidad aplicada al trabajo. Causarás una mejor impresión en los reclutadores de personal indicando números y porcentajes que demuestran tus logros, si en lugar de escribir “Competente en las conversiones de ventas”, redactas “Construcción del 45% de las ventas a clientes potenciales”.

 

5. Detalla tus conocimientos

Puntualizar tus capacidades agrega valor extra a tu resumé. Además de los datos evidentes como formación académica e idiomas, especifica qué niveles manejas para las competencias idiomáticas de expresión oral y escrita, así como comprensión auditiva y lectora. Repite la fórmula para el software que conoces, detallando si eres usuario avanzado o intermedio fundamentalmente de Word y Excel, los programas informáticos más solicitados en las ofertas laborales.

Recuerda que las habilidades adquiridas en tu empleo anterior o durante tus días en la universidad son conocimientos válidos aunque no tengas un certificado que lo compruebe. Si aprendiste a utilizar un programa de diseño, agrégalo. El día de la entrevista laboral explicarás que no posees un diploma sobre ese software pero que sabes cómo funciona y estás pensado en realizar un curso para profundizar tu conocimiento.

 

6. Vence a los motores de búsqueda

Antes de llegar a manos humanas, tu resumé pasará por sistemas de escaneo que utilizan las empresas para comparar todos los resumé que se postulan para una misma oferta. Los sistemas tecnológicos discriminarán el material recibido por la cantidad de palabras claves que coincidan con la descripción del trabajo y te otorgarán una posición entre el resto de los candidatos o incluso te desecharán.

Para pasar la prueba de los robots, deberás trabajar minuciosamente sobre cada resumé que envíes, de forma que logres las mayores coincidencias posibles entre la descripción del puesto y tu aplicación. Es relevante saber que las palabras claves solo surtirán el efecto deseado si se colocan en los contextos apropiados, así que presta atención a tu redacción, que debe ser limpia, clara y en especial, muy precisa.




Tags:
Agustina Ciancio

Agustina Ciancio

Licenciada en Ciencias de la Comunicación, inclinada hacia la búsqueda de oportunidades para fomentar la ciudadanía informada.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.