Noticias

Cómo mejorar la dinámica de trabajo en equipo dentro de la empresa

           Autor: Agustina Ciancio
Fuente: Shutterstock

Algunos equipos de trabajo no logran tomar una decisión o llegar a un acuerdo porque su dinámica de grupo es pobre. Cada uno adopta un comportamiento que choca con el resto e impide la resolución de problemas, siendo inoperante para la empresa. Por esta razón, el portal MindTools facilita 6 tips para mejorar la dinámica de trabajo en equipo dentro de la compañía. ¡Aplícalos!

Si buscas mejorar el desempeño de tu equipo, infórmate sobre las charlas, talleres y seminarios de capacitación profesional que Universia ofrece a instituciones y organizaciones de todo tipo.

Dinámica de grupo en una empresa

El término fue empleado por primera vez en los inicios de los años 40 por el alemán Kurt Lewin, un psicólogo social y experto en gestión del cambio, quien observó cómo las personas asumen diferentes roles y actitudes cuando deben trabajar en equipo. Estos comportamientos afectan las intervenciones propias pero también al grupo entero.

Una dinámica de grupo positiva se desarrolla cuando cada integrante confía en sus compañeros, persigue una decisión colectiva y divide responsabilidades. Este tipo de grupo puede resultar hasta dos veces más creativo que un equipo con desempeño promedio.

No obstante, una dinámica de grupo pobre solo consigue generar problemas en lugar de resolverlos, porque los miembros son incapaces de llegar a una decisión conjunta y efectiva que vele por los intereses de la empresa.


Causas de una dinámica de grupo pobre

Existen tres causas principales: el liderazgo débil, la diferencia de autoridad y el bloqueo. El liderazgo débil refiere a la falta de un líder capaz de manejar al resto, mientras que la diferencia de autoridad sucede cuando las personas quieren ser percibidas como el líder natural del grupo. Por otra parte, el bloqueo suele darse a raíz de distintos roles y actitudes desarrolladas por los miembros y trancan el trabajo sin poder establecer una conclusión.


Roles asumidos durante el bloqueo

  • El agresor: nunca está de acuerdo.
  • El negador: es más crítico que el resto.
  • El retirado: no participa.
  • El buscador de reconocimiento: desea protagonismo en la discusión.
  • El bromista: apela al humor en momentos inadecuados.


Actitudes adoptadas durante el bloqueo

  • Conducción libre: esfuerzo individual por cumplir con el trabajo pero existe una delegación en la toma de decisiones colectivas, anulando la participación.
  • Aprehensión de la evaluación: sensación de juzgamiento continuado por parte de los compañeros de trabajo.
  • Pensamiento de grupo: deseo de llegar a un consenso rápidamente, lo que lleva a explorar pocas opciones.


Tips para mejorar la dinámica de grupo en equipos de trabajo

1. Asegurar una comunicación fluida

Utiliza todos los medios de comunicación que tengas a disposición como correos electrónicos, reuniones y documentos compartidos para mantener al equipo conectado entre sí, eludiendo ambigüedades cuando un proyecto se modifica. Mantener la comunicación permanente evitará el desperdicio del tiempo destinado a la toma de decisiones, porque habrá puntos ya aclarados cuando se llegue a esta instancia.  

2. Delimitar las responsabilidades

El grupo debe tener una clara dirección hacia la cual apuntar, de modo que cada quien será responsable de cumplir tareas específicas durante la reunión. Para delegar estas responsabilidades, elabora un documento con los objetivos generales y particulares que se deben alcanzar y realiza copias individuales para que cada uno sepa de antemano qué se espera de la instancia colectiva.

3. Quebrar las barreras

Los ejercicios de formación de equipo ayudan a que todos los miembros lleguen a conocerse entre sí. De esta forma, se evita la exclusión de los integrantes con características distintas a las predominantes en el grupo y se facilita la integración de los nuevos empleados. Durante estas sesiones, comparte tus expectativas acerca del grupo para brindar el ejemplo y afirmar los objetivos.

4. Conocer al equipo

El líder debe guiar al resto del grupo y para ello es imprescindible reconocer todas las fases por las que transita el equipo, identificando los roles que cada integrante asume cuando se requiere una solución colectiva. Te ayudará a soslayar el efecto de las actitudes que pueden perjudicar esta labor y anticiparte a los potenciales problemas que surjan.

5. Estar atento a las señales

Los pronunciamientos unánimes frecuentes, la intimidación o la escasa intervención son indicadores de una dinámica de grupo pobre que deberás advertir. Alienta al equipo para encontrar soluciones alternativas y decidir en base a una variedad moderada de ideas aportadas por cada uno de los participantes. Recuerda que muchos de los roles y actitudes perjudiciales que adopta el equipo pueden repararse si se detectan temprano.

6. Actuar rápido frente a los problemas

Si uno de los miembros adopta una actitud negativa que repercute sobre todo el grupo, deberás desafiarlo de inmediato. Invítalo a reflexionar sobre su comportamiento y el impacto de sus acciones, para lograr un cambio de actitud que favorezca a todos. La retroalimentación es la clave para superar esta situación.


Te puede interesar también
>10 habilidades que todo estudiantes necesitará al 2020 para ingresar al mercado laboral
>Los Millennials están disconformes con el feedback que reciben acerca de su desempeño
>10 habilidades blandas más solicitadas en un empleo




Tags:
Agustina Ciancio

Agustina Ciancio

Licenciada en Ciencias de la Comunicación, inclinada hacia la búsqueda de oportunidades para fomentar la ciudadanía informada.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.