Noticias

Cómo evaluar el rendimiento de tu equipo de trabajo

      
Fuente: Shutterstock

El desempeño de tu equipo de trabajo es la base del éxito empresarial, porque los recursos humanos son los únicos capaces de cumplir con los objetivos corporativos ya que la tecnología por sí misma no resuelve problemas complejos que requieren creatividad. El Entrenador de Negocios en Melbourne, David Guest, elaboró cuatro pasos para evaluar el rendimiento de tu equipo de trabajo, que puedes aplicar para determinar si el grupo va por buen camino o necesita una intervención. Además, agregamos un listado de preguntas que te ayudará en el proceso de medición.

Si buscas mejorar el desempeño de tu equipo, Universia ofrece charlas, talleres y seminarios de capacitación profesional para instituciones u organizaciones de todo tipo

Paso 1: Abandonar las necesidades individuales

Cada miembro deberá sacrificar sus necesidades por el bien colectivo, de manera que se cumplan los objetivos más importantes independientemente de las ambiciones individuales que puedan surgir. Para ello, es necesario que se evalúe su desempeño asegurándose de que se cumplan los estándares de calidad esperados por la empresa.


Paso 2: Fomentar la responsabilidad

La rendición de cuentas entre integrantes de un equipo, es una buena estrategia para aumentar su compromiso porque se sentirán obligados a dar lo mejor de sí. En lugar de evaluar a cada miembro, otorga una devolución grupal acompañada de una calificación justa que refleje el grado de esfuerzo.

Por otra parte, la evaluación global propiciará el desarrollo de una dinámica grupal orientada al logro aunque es importante que entregues informes personalizados cada tanto para reconocer el éxito individual y motivarlos.


Paso 3: Detectar problemas y solucionarlos

Si bien tu intervención puede ser necesaria para resolver conflictos puntuales, es imprescindible que el equipo aprenda a tomar sus propias decisiones para solucionar los problemas que surjan.

La búsqueda conjunta fortalecerá los lazos laborales entre los miembros del equipo, que serán fructíferos si les proporcionas métodos para mejorar su trabajo. Resulta útil cuando existen divisiones en el equipo, brindando la posibilidad de limar asperezas.


Paso 4: Proponer una autoevaluación

Una vez que hayas aplicado los tres primeros pasos y el equipo esté encaminado hacia el cumplimiento de los objetivos primordiales de la empresa, es recomendable que incentives a cada miembro para realizar una autoevaluación.

Consistirá en una apreciación sobre el propio rendimiento que será compartida con el resto del grupo, pero también se incluirá una opinión sobre el desempeño de los otros integrantes. Para aplicar este último paso, será necesario despojarse de todo juicio personal si se desean resultados objetivos que colaboren con la dinámica del grupo.








Tags:
Agustina Ciancio

Agustina Ciancio

Licenciada en Ciencias de la Comunicación, inclinada hacia la búsqueda de oportunidades para fomentar la ciudadanía informada.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.