Noticias

Cómo vencer la mediocridad en un equipo de trabajo

      
Fuente: Shutterstock

Uno de los principales desafíos de un líder no es saber lidiar con desempeños pobres, sino cómo encauzar la mediocridad. Mucho se habla en estos tiempos de productividad, buen desempeño, eficiencia y optimización de recursos, pero son muchos los directores y empresas cuyas prácticas de liderazgo resultan poco efectivas para intentar lograr que los profesionales busquen la excelencia en las tareas que desarrolla. 

¿Qué tanto te gusta tu trabajo?

Descúbrelo con este test gratuito

Según comenta el experto en desempeño en el campo de los negocios, Joseph Grenny, en un artículo publicado en Harvard Business Review, existen ejemplos de gobiernos en situaciones críticas que mejoraron considerablemente su desempeño en un corto tiempo sobre la base de cuatro prácticas de liderazgo. A continuación te contamos cuáles son:

 

1. Mostrar las consecuencias de la mediocridad 

Como líder de un equipo, tu primer tarea es asegurarte de que cada uno tenga claro qué hace y por qué lo hace. Cuando existe una desconexión entre el trabajo que alguien realiza y las consecuencias que tiene el mismo en el producto final, se presenta la mediocridad. 

Es importante poder vincular a las personas y sus emociones con el impacto positivo de la tarea que llevamos adelante. Mostrar los buenos resultados y su alcance aporta una mejor perspectiva y permite que cada integrante del equipo se involucre y reconozca la importancia de su trabajo. 

 

2. Utilizar objetivos específicos como motor 

La mediocridad se esconde muchas veces detrás de metas poco claras o desmedidas que no hacen otra cosa que contribuir al pobre desempeño de los trabajadores. Por el contrario, cuando se plantean objetivos numéricos específicos y además se explica por qué es importante lo tarea que cada desempeña para conseguirlos, los resultados son mejores. 

 

3. Determinar las responsabilidades 

La supervisión extrema no contribuye a la excelencia. La clave está en darle responsabilidades a cada miembro del equipo. Según el especialista, en equipos de mal desempeño no existen responsabilidades; en equipos mediocres las responsabilidades caen únicamente en los jefes; y en equipos con un alto desempeño los trabajadores entre sí son quienes resuelven los problemas de desempeño. 

Una vez que conectamos a los integrantes de un equipo con el valor de su tarea, explicamos qué hacen y por qué lo hacen y establecemos objetivos específicos, estaremos construyendo una cultura de responsabilidad donde cada uno de los trabajadores pueda plantear su visión y apoyar al resto siempre que contribuya a conseguir los objetivos comunes.  

 

4. Demostrar 

Una cultura de alto desempeño es algo que debe cuidarse y que requiere de muchos sacrificios adicionales. Estos sacrificios demuestran el compromiso que tiene el líder con el equipo para intentar cumplir con dicho nivel de desempeño, al tiempo que sirven también para construir autoridad. 

Cuando a un equipo de trabajo le pedimos un alto desempeño, probablemente los estemos llevando a un escenario lejano a su zona de confort, en el cual es más fácil equivocarse y donde se dan mayores conflictos interpersonales. Habrá quienes no quieran salir de su zona de comodidad y pongan a prueba al líder del equipo. Por eso, saber cómo manejar estas situaciones resultará clave ya que aumentará o disminuirá tu nivel de influencia en el equipo.  

 

En conclusión, estas cuatro prácticas de liderazgo pueden provocar cambios rápidos que lleven a mejores resultados. Cuando se establecen objetivos específicos, las responsabilidades están claras y se respalda el discurso con una actitud de liderazgo positiva, la excelencia se convierte en una posibilidad real.

 

Te puede interesar también
>Cómo evaluar el rendimiento de tu equipo de trabajo
>Cómo gestionar los conflictos en el trabajo
>31 formas de motivar a un equipo de trabajo

 



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.