• ¿Quién eres?

Noticias

¿Cómo saludar en una entrevista de trabajo?

      
El saludo es la primera impresión en una entrevista de trabajo
El saludo es la primera impresión en una entrevista de trabajo
  • La entrevista laboral no comienza con la primera pregunta sino con el saludo que brindas a tu entrevistador.

  • Dependiendo de la forma en que coloques tus manos o aprietes la del entrevistador puedes transmitir sentimientos positivos o negativos.

  • Al saludar no solo importa la forma de extender la mano, piensa que la expresión facial influye enormemente. ¿Existen “trucos?

Causar una buena primera impresión durante la entrevista es crucial para obtener un trabajo. Todos los reclutadores del mundo lo admiten, y por lo tanto nos enseñan cómo vestirnos, qué decir, cómo debe ser nuestro lenguaje corporal… Pero lo cierto es que solo tenemos una oportunidad de causar una buena impresión desde el inicio mismo del encuentro, y esto depende de la forma en que saludemos al reclutador.

La entrevista de trabajo comienza cuando el reclutador te ve, cuando evalúa tu apariencia y la forma en que lo saludas al llegar.


Primera impresión: la entrada en la sala

Para dar una buena primera impresión con el saludo, lo importante es que camines con firmeza y decisión hacia la persona que te entrevistará, que lo hagas con una leve sonrisa y un “buenos días” o “buenas tardes” según aplique. Siempre y desde el primer momento mirando a los ojos a la persona con la que vas a tener la entrevista, si son dos, a ambos.

Preparando la reunión de trabajo

Lo ideal sería que averigües el nombre del entrevistador antes de llegar a la reunión, mientras haces la investigación de la empresa. En algunas ocasiones esta información se encuentra en el sitio web de la compañía, por lo que si puedes hacerte de ella y acompañar el saludo inicial con la mención del nombre del reclutador… ¡Pues mucho mejor!

El primer saludo y el “choque” de manos

El primer movimiento para saludar debe ser suyo, por lo tanto, espera a que extienda la mano en lugar de hacerlo por anticipado. Cuando lo haga, sujétala de forma neutra: no demasiado suave pero tampoco demasiado fuerte.

Te desaconsejamos mantener la mano demasiado tiempo, acompañar el gesto de cualquier otro con la mano que no utilices. Es un gesto rápido y sencillo.

Aunque el saludo se realiza con la mano, lo más importante en este momento es el gesto que se hace con la cara. Al saludar, siempre debes mirar al reclutador a los ojos y esbozar una sonrisa amable pero no demasiado exagerada.

La despedida de una entrevista de trabajo

En la despedida también es importante saludar correctamente, y por extraño que suene este pequeño gesto puede ser más revelador que el saludo inicial. Un candidato que no queda conforme con la entrevista saluda de forma apurada, sin cuidar demasiado los modales y casi que de forma despreocupada; mientras un candidato que se siente realizado con lo ocurrido durante la charla y se preparó para la jornada  lo hará de forma más amable, cuidando cada uno de sus movimientos pues sabe que la despedida también es importante para el reclutador.

Nuevamente, lo recomendable es decir adiós con un apretón de manos neutro, una sonrisa y la mirada en los ojos del reclutador. Agradecer por el tiempo brindado también puede ser una buena idea.

Los reclutadores están atentos a cada pequeño detalle, por eso es necesario prepararse de la forma correcta para superar estas instancias. Si no tienes claro cómo hacerlo o piensas que no podrás con ello, lo mejor es que practiques con anticipación elaborando un simulacro en el que amigos o familiares puedan ayudarte a quitarte el miedo.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.