Saturday :: 30 / 08 / 2014

AdemásBLOGS | ENCUESTAS | REGISTRO | FOROS | TRADUCTOR | MAPA DEL SITIO

Noticia

Síndrome del nido vacío


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF

En la película "What Lies Beneath", Michelle Pheifer se enfrenta a la soledad luego de la partida de su hija única a la universidad. Cae en períodos de depresión, retoma los álbumes familiares para acordarse de su hija ausente, llora sin razón aparente y comienza a preguntarse cuáles serán sus ocupaciones en lo adelante. Además de la intensidad en la trama, la protagonista se enfrenta a un típico caso de lo que los sicólogos han llamado el "Síndrome del nido vacío".

"Este síndrome ocurre cuando los hijos se van de casa y la pareja se queda sola", explica a Madeline Ruiz, doctora en sicología clínica. "Esto sucede en las parejas, aunque se observa más en las madres, que han girado sus vidas alrededor de los hijos. En el momento en que los vástagos parten, comienzan a preguntarse qué hacer con su tiempo y cómo van a llenar sus necesidades. Si no consiguen canalizar correctamente las emociones, pueden sufrir del síndrome del nido vacío".

El síndrome puede afectar en diferentes escalas. Según la sicóloga, los síntomas más frecuentes son:


Sentimientos de soledad.

Sentimientos de abandono.

Sentimientos de inutilidad.

Ansiedad.

Depresión.
Algunas madres han llegado a extremos como irse a vivir con el hijo a la universidad en Estados Unidos. Otras intervienen en la vida de los matrimonios que han formado a los hijos.

"Estas mujeres (también hombres, pero las mujeres son mayoría) se meten en la casa de los hijos casados y comienzan a intervenir en la relación, muchas veces de manera negativa".

En estos casos la "suegra" da consejos que nadie le ha pedido, se inventa comiditas y actividades familiares con tal de estar todos juntos y hasta trata de adoptar a la pareja de su hijo. Debajo de estas actitudes hay una realidad que tiene que ver con manipulación para traer de nuevo el hijo a casa.

Existen otros casos en los que el afectado por el síndrome se enferma como parte de esa afección sicológica. "La persona comienza a somatizar sus sentimientos y se enferma. Puede incluso caer en hipocondriasis o cualquier otra enfermedad mental con tal de atraer la atención del hijo ausente", explica Madeline Ruiz.

La sicóloga asegura que la incidencia de estos casos es bastante alta en Puerto Rico. "La regularidad con la que se presenta el síndrome se podría justificar por el hecho de que muchas parejas no saben lidiar con los problemas propios de la convivencia y se refugian en los hijos. Cuando éstos se van, sienten que perdieron el sentido y el norte".


Soluciones

Los padres que han olvidado vivir sus vidas por vivir la de los hijos, se encuentran al final del camino con sentimientos que no pueden explicar. Sienten que los han abandonado, cuando en realidad llegó la hora de la independencia. No saben qué hacer con su tiempo y olvidan el resto de los roles.

"Hay obligaciones que no se deben descuidar como son las responsabilidades con la pareja, el rol como vecinos, familia y hasta labores sociales. El tiempo que ahora sobra se puede reinterpretar y comenzar a hacer cosas que estuvieron relegadas durante años. Es el momento para viajar, ir al cine y compartir hobbies", aconseja Ruiz.


¿Qué consejos dar a una mujer con el síndrome del nido vacío?

El método más eficaz es el de la "obligación inventada" para evitar el aburrimiento: leer, estudiar, matricularse en cursos, participar en asociaciones benéficas. El sicoanálisis o los consejos de un terapista social también son muy aconsejables.


Madeline Ruíz es doctora en sicología clínica. Para más información puedes llamar 787-250-0140 unidad 20101







RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad