Monday :: 24 / 11 / 2014

AdemásBeevozMAPA DEL SITIO

Noticia

Celebran 90 años de farmacia en Puerto Rico

La primera botica de las Américas se estableció en Puerto Rico para el siglo XVIII, sin embargo, la enseñanza de la farmacia moderna comenzó en el 1913.


ImprimirImprimirEnviar a un amigo Enviar

Redacción Universia Puerto rico

Estos y otros hallazgos son parte de una exhaustiva investigación a cargo de la doctora Sandra Fábregas, catedrática de la Escuela de Farmacia del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico (UPR-RCM), cuyo resultado se presentará en forma de libro, bajo el título: La Institucionalización de la Farmacia en Puerto Rico.

La presentación del texto, cuyo prólogo lo redactó el profesor Ricardo Alegría, será en el Anfiteatro de la Escuela de Artes Plásticas, en el Viejo San Juan, antigua sede del Hospital de la Concepción, "El Grande", donde ubicaba la primera Real Botica de Puerto Rico.

El cónclave será parte de la celebración de los 90 años de la Escuela de Farmacia de la UPR-RCM, que ha preparado a la clase profesional farmacéutica de Puerto Rico a lo largo de casi un siglo.

La actividad será el 22 de septiembre a partir de las 7:00 PM.

Breve recuento sobre la enseñanza de la farmacia moderna

Diez años después de haberse constituído, la UPR incorporó dos nuevos departamentos: el departamento de derecho y el departamento de farmacia. Aunque en un principio sólo se le exigía a los estudiantes el diploma de octavo grado, los requisitos aumentaron según crecieron los programas. Para el 1917, el programa de farmacia exigía el diploma de escuela superior.

Hoy, la misión de la Escuela es proveer a los estudiantes una educación vanguardista y al servicio de la comunidad. Uno de sus proyectos comunitarios se enfoca en los envejecientes, con el propósito de que en las farmacias de las comunidades participantes, el farmacéutico sea el educador de los pacientes y de sus cuidadores.

"La Escuela de Farmacia, además de preparar el profesional farmacéutico ha fomentado la investigación científica, así como el desarrollo de la industria farmacéutica. Hoy, poseemos el único Centro de Información de Medicamentos en Puerto Rico y el mejor dotado en Latinoamérica", comentó la doctora Ilia Oquendo, decana de la Escuela.

Este Centro provee la información actualizada a los profesionales de la salud sobre los medicamentos, ya sean los fabricados en Estados Unidos, extranjeros o en investigación. Ofrece además, información sobre dosificaciones, reacciones adversas, identificación de tabletas y educación al paciente.

La Escuela de Farmacia ejecuta un Programa de Adiestramiento Farmacéutico que surgió de un acuerdo entre la Administración Estadounidense de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés), el Departamento de Agricultura Federal y la Universidad. Su fin es adiestrar sobre las buenas prácticas de manufactura especialmente a países de Latinoamérica y en algunos casos a Puerto Rico. También cuenta, desde 1954, con el Museo Doctor Luis Torres Díaz, una réplica de la farmacia del siglo XIX.

En cuanto a los programas, el grado de Doctor en Farmacia (Pharm.D.) consiste de un mínimo de dos años de educación pre-profesional y cuatro años de formación profesional, además de la práctica clínica.

El programa está acreditado por el Consejo de Educación Superior de Puerto Rico y cuenta con la designación de "candidato" por el American Council on Pharmaceutical Education(ACPE), entidad que acredita colegios o escuelas de farmacia en Estados Unidos.

A parte del doctorado, la Escuela ofrece dos opciones de estudio: ciencias farmacéuticas (química medicinal) y farmacia Industrial. La primera familiariza al estudiante en las áreas de química medicinal, análisis farmacéutico instrumental, farmacognosia y productos naturales, metabolismo de drogas y química biológica.

Mientras, los estudios en farmacia industrial están orientados hacia el entendimiento de los principios científicos que dictan el comportamiento de las técnicas utilizadas en la industria farmacéutica.

Estudios afines a la farmacia

Por su parte, la Universidad Interamericana, Recinto de Ponce ofrece un Certificado en Auxiliar de Farmacia que se divide en dos años. Durante el primer año el estudiante adquiere los conocimientos en el salón de clases, mientras que en el segundo inicia su práctica que consta de 540 horas semestrales.

Luego de completar las 1,000 horas requeridas, el estudiante toma el examen de reválida según lo establece la Junta de Farmacia de Puerto Rico.







RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias


Publicidad