Friday :: 29 / 08 / 2014

AdemásBLOGS | ENCUESTAS | REGISTRO | FOROS | TRADUCTOR | MAPA DEL SITIO

Noticia

Por siempre viva la "llamarada" de Laguerre

Quince crónicas... Quince textos que narran tres siglos de la historia de Puerto Rico con el detalle de sus procesos sociales, políticos y culturales. Un país y su vida, que se esparcirá por el mundo hispano, a través del más grande legado: sus letras.


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF

Más imágenes

Brenda Peña López
Redacción Universia Puerto Rico


Con su más poderosa herramienta, Enrique Laguerre plasmó cada gran etapa de la historia de Puerto Rico, historia que resumió en quince publicaciones, hoy juntadas en una completa colección de su obra literaria, que fue presentada anoche por su fiel compañero, don Ricardo Alegría.

En una íntima reunión, celebrada en el Aula Magna del Centro de Estudio Avanzados de Puerto Rico y del Caribe (CEAPRC), Alegría explicó que esta nueva edición, que se presenta en cuatro tomos, se publicó según la cronología histórica de sus temas, y no en el orden en que fueron escritas.

De este modo, indicó, el lector podrá captar el profundo sentido histórico y social de su novelística como un testimonio documental de la historia del País en los pasados tres siglos.

"Enrique es el cronista de Puerto Rico. A través de sus novelas, él nos va dando la historia del País", destacó.

Además de los cuatro tomos, la colección cuenta con un DVD, en el que el mismo Laguerre, acompañado por don Ricardo describen la obra literaria.

Asimismo, la compilación estará precedida de un estudio crítico sobre la obra de Enrique Laguerre, a cargo de la doctora Estelle Irizarry y un ensayo sobre la trascendencia de la obra laguerriana, por el doctor Roberto Hernández Valledor.

Con el tradicional arraigo que manifiesta al referirse a los asuntos culturales, Alegría expresó su agradecimiento al novelista mocano, por la herencia dejada para la educación y el enriquecimiento histórico de las nuevas generaciones.

La iniciativa de juntar las obras surgió luego de que don Ricardo intentara la nominación del autor de "La llamarada" para el Premio Juan Rulfo, esto, con motivo de sus cien años.

En el camino, el fundador del CEAPRC observó, a través de sus amigos intelectuales en México, que la obra de Laguerre era poco conocida en ese país. Don Ricardo atribuyó el asunto al estatus político de Puerto Rico.

"En Puerto Rico, como no tenemos soberanía política, Puerto Rico no tiene embajadores en los países de Hispanoamérica, Puerto Rico no tiene cónsules que les lleven la cultura nacional nuestra a esos países", señaló.

Entonces,"el padre de la cultura puertorriqueña", como es conocido en la Isla, reconoció la necesidad de difundir el legado del también autor de "La resaca". De esta manera, sus quince novelas podrán ser distribuidas en las bibliotecas nacionales de Hispanoamérica, Europa y los Estados Unidos.

Al enfatizar la escasez de recursos económicos con los que cuenta el CEAPRC, lo cual impedía la realización del proyecto, Don Ricardo, agradeció el apoyo económico de una asignación especial del Senado, conseguida a través de su entonces presidente Antonio Fas Alzamora.

Fas Alzamora, por su parte, resumió en breves palabras la vida del "Maestro de la novelística puertorriqueña", sus trabajos y sus logros, al tiempo que resaltó que "estos cuatro tomos se presentan hoy, no sólo como homenaje de gratitud a don Enrique Laguerre, sino como un regalo de incalculable valor al pueblo que tanto amó".

"Conocer su obra, sin lugar a dudas, facilita el conocimiento de nuestras raíces como pueblo y como nación caribeña y latinoamericana... Agradezco a don Enrique por habernos regalado tantas décadas de inspiración literaria y por enseñarnos, a través de su creación, el amor a la lectura y el respeto profundo por Puerto Rico", puntualizó.

Fas Alzamora concluyó con lectura de una composición de su autoría en las que empleó los títulos de las quince obras, a manera de homenaje al escritor:

"Don Enrique, El 30 de febrero, entré por El laberinto. Luego de sufrir La resaca, me dirigí al Solar Montoya, y Con los dedos de la mano, pude tocar La Ceiba en el tiesto. Sentí El fuego y su aire, me quemó La llamarada y aunque me acompañaban Los gemelos eran Infiernos privados. Le agradezco a Los amos benévolos que caminaron conmigo por el Cauce sin río, donde todos nos gritaron. Y Por boca de caracoles, se escuchaban susurros que decían: Proa libre sobre mar gruesa. Don Enrique, desperté. Era un sueño, estaba solo. Fue simplemente un Contrapunto de soledades".

Foto 1: La nueva edición de las 15 obras de Lagurre es una colección de cuatro tomos que incluye un DVD en el que el escritor y don Ricardo describen la obra literaria.

Foto 2: Don Ricardo exaltó la obra literaria de Laguerre y su contribución a la cultura.

Foto 3: El pasado presidente del Senado, Antonio Fas Alzamora describió la aportación del novelista como un regalo de incalculable valor para los puertorriqueños.







RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad