Wednesday :: 27 / 08 / 2014

AdemásBLOGS | ENCUESTAS | REGISTRO | FOROS | TRADUCTOR | MAPA DEL SITIO

Noticia

Cómo preparar tu resume

El resume es el documento más importante a la hora de conseguir un empleo porque va antes que tú y te abre la puerta. Aquí presentamos unas guías para ayudarte en el proceso de redacción de este documento que tantas frustraciones nos puede causar.


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF

Por: Gabino Iglesias
Universia Puerto Rico

A la hora de comenzar a buscar empleo, o de explorar nuevas oportunidades de crecimiento, el resume puede ser visto como el documento más importante del proceso. Es mediante el resume que primero te conocen las empresas, o sea, es un carta de presentación que llega antes que tú a manos de los patronos y encargados de atender el factor humano de una empresa y que puede abrirte muchas puertas si está bien hecho. En pocas palabras, el resume se encarga de detallar de forma concisa y precisa tus experiencias formales de trabajo, tu nivel de educación adquirido y tus habilidades y destrezas especiales que puedan servirle a tu patrono.

Es fácil confundirse a la hora de prepara un resume porque los libros y la Internet están repletos de ejemplos que nos dicen cosas diferentes y nos presentan formatos variados y muy distintos. Para evitar que esto suceda y nos complique el proceso de redacción y preparación de nuestro resume, lo primero que tenemos que tener en cuenta es que es una herramienta para que el patrono o el entrevistador te conozca, se interese por ti. Además, este documento le puede servir de guía para formular las preguntas que debe hacerte durante la entrevista. Por ello es sumamente importante asegurarnos de redactar el resume y personalizarlo de acuerdo a las necesidades de cada puesto y/o empresa. Esto no quiere decir que no vamos a poner, básicamente, la misma información, sino que debemos resaltar las destrezas que poseemos tomando en consideración los intereses del patrono.

La mejor manera de personalizar tu resume es buscar una descripción de tareas del puesto al que aspiras o buscar información detallada sobre las labores que se realizan en el lugar al que vas a enviar tu resume. Una vez tengas esa información es mucho más fácil hacer énfasis en tus habilidades y el conocimiento previo que tengas que te puede ayudar a realizar una labor de manera satisfactoria.

Para que el resume esté completo y contenga toda la información necesaria, debes asegurarte de que tenga los siguientes elementos sin importar el formato que vayas a utilizar para redactarlo. En primer lugar debes poner tu nombre y apellidos, tu dirección residencial y la postal, en caso de que no sea la misma, tus números de teléfono y tu dirección de correo electrónico. Con esa información llenas el encabezado de tu resume y pasas a la segunda parte. En este segundo espacio debes resumir de manera breve tu objetivo, tus metas profesionales y tus aspiraciones ocupacionales. En este espacio es común cometer el error de extenderse demasiado sobre el asunto, pero para eso tenemos la carta de presentación, que discutiremos más adelante. Debes tener como objetivo crear un párrafo bastante especifico que no ocupe mas de cuatro o cinco líneas de tu resume y en el que quede claro lo que quieres lograr con tu carrera profesional.

A continuación, el resume debe pasar a detallar tu preparación académica. En este apartado debes enumerar, de manera que lo más reciente que hayas hecho sea lo primero que aparezca, todas las universidades a las que has asistido y los grados alcanzados, las escuelas a las que asististe, los diplomas recibidos, las concentraciones o áreas vocacionales estudiadas y todos los talleres y cursos cortos que hayas tomado.

Acto seguido, puedes pasar a la tercera parte. Aquí enumerarás tus experiencias previas de trabajo, nuevamente colocando la más reciente primero. Queda a tu discreción si enumeras también las funciones realizadas en cada uno de tus empleos anteriores, pero antes de hacerlo debes preguntarte si cada una de las labores realizadas le es útil al patrono que va a leer tu resume o si se adaptan a las necesidades de esa organización.

Una vez terminaste de redactar tus experiencias de trabajo, pasarás a destacar las habilidades especiales que te caracterizan. Muchas personas pueden estudiar lo mismo, pero no todas van a sobresalir de la misma forma o a especializarse en la misma área. Este es el espacio en el que tratarás de sobresalir y hacerte notar por las peculiaridades de las tareas que puedes realizar. Este es el espacio para señalar experiencias no académicas que hayan colaborado a tu formación profesional, técnicas especiales que dominas, idiomas que puedes leer y escribir, etc.

Por último, el cierre de tu resume puede ser un empujoncito más para ti. Puedes colocar aquí los premios o reconocimientos que has recibido y los clubes o asociaciones estudiantiles y profesional de las que has sido miembro.

Una vez tengas toda la información pertinente dentro de tu resume, debes cerciorarte de que el mismo no contenga errores gramaticales ya que esto empañaría tu imagen en los ojos de tu entrevistador. Si lo revisaste bien y no te falta nada, ya estás listo para empezar a enviar tu resume a donde quieras.

La carta de presentación

Otro elemento del resume que no siempre se usa y que causa mucha confusión es la carta de presentación. Esta carta es un documento que puedes colocar como primera página de tu resume y en la que puedes exponer un poco más acerca de tus intereses profesionales y tus metas dentro de la empresa a la que va dirigida. Una de las ventajas de la carta de presentación es que te permite enfocarte en un patrón y es un elemento que le añade un toque profesional a tu proceso de personalización del resume. ¡Éxito!





Tags:

Perfil:



RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad