text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Desconocidas las leyes por los padres de los autistas

      
Natalia Ramos Malavé
UPR, Recinto de Río Piedras


Así lo reveló una investigación de tesis realizada por estudiantes de la Escuela Graduada de Trabajo Social de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, que igualmente, demostró que un 14 por ciento de las familias con niños autistas en la Isla reciben servicio de trabajadores sociales.

El autismo es un síndrome que afecta a 4 de cada 1,000 niños. Aunque por años se le reconoce como un trastorno del desarrollo, los expertos desconocen las causas que lo provocan.

Una de las autoras de este proyecto explicó que estos hallazgos demuestran la necesidad de que los trabajadores sociales se involucren más con las necesidades de las familias y de los niños (as) con autismo.

"Nuestra función en estos casos es primordial. Sabemos que cuando los padres se enteran de este padecimiento hay sentimientos de frustración, de temor y de incertidumbre. Nosotros como trabajadores sociales tenemos que trabajar inicialmente con esta crisis que crea el impacto de tener un niño con ésta condición", manifestó Mary Helen González, estudiante de tesis, quien investigó por un año sobre la condición de autismo. En este proyecto de tesis también participaron las estudiantes Bárbara Colón Vázquez e Ivette Ramos Acevedo.

Para el estudio se utilizó una muestra de 64 padres de niños con la condición de autismo entre las edades de 2 a 21 años, que recibieran servicios de algún centro, programa o agencia. El propósito de esta investigación es que la profesión de Trabajo Social se involucre más en las necesidades de las familias con niños autistas.

Otro hallazgo significativo demostró que los padres conocen el síndrome que afecta a sus hijos y entienden los servicios que se ofrecen para ellos (as).

Entre las leyes que resguardan a los autistas en la Isla están la Ley 103, mejor conocida como la Carta de Derechos de los niños (as) y adultos con Autismo. Igualmente, está la Ley 318 que establece el desarrollo de la política pública del gobierno del Estado Libre Asociado (ELA) para personas con autismo.

Según cifras del Departamento de Educación, en Puerto Rico hay 800 niños recibiendo tratamiento para su condición. Sin embargo, expertos calculan que esa cifra es doce veces mayor, por lo que se estima que aproximadamente, 9,600 individuos, incluyendo los adultos, padecen de este síndrome.

Salvo contadas excepciones, el autismo es congénito (se tiene de nacimiento) y se manifiesta en los niños regularmente entre los 18 meses y 3 años de edad. Los primeros síntomas suelen ser: perdida del habla, no ven a los ojos, apariencia de sordera, tienen obsesión por los objetos o muestra total desinterés en las relaciones sociales con los demás. En algunas ocasiones puede llegar a confundirse con esquizofrenia infantil.
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.