text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Letras para todos

      

Por Ana Teresa Toro
Universia Puerto Rico

Una mujer de 70 años, un estudiante de 18, un abogado en sus 40, un periodista en sus 20, una artista en sus 30, un chileno en sus 50; todos ellos convergen en el Taller de Narrativa que, durante cuatro días, ofreció en el Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico el escritor argentino Pedro Mairal, ganador del Premio Clarín 1998. Su visita fue posible gracias a la iniciativa del proyecto de colaboración internacional Salón Literario Libroamérica que orquesta la escritora Mayra Santos Febres.

Y es que esta convocatoria, abierta al público general, ha logrado poner en contacto a personas de diferentes trasfondos, edades y realidades sociales. De este modo la universidad del estado abre sus puertas a la comunidad e integra a su entorno a ciudadanos que buscan acercarse al mundo de la literatura. Sin duda, el tipo de política que debe prevalecer en un ambiente académico.

La hora del encuentro es la 1:00 de la tarde, unas cuarenta sillas ubicadas a modo de sala teatral en el Seminario Federico de Onís de la Facultad de Humanidades, aguardan a los talleristas. Llegan poco a poco, algunos más tímidos que otros. Todos con libreta y bolígrafo en mano para dedicarle un par de horas a la palabra.

"Para ser escritor hay que ser un poco espía... La profundidad a veces, está en la superficie... El adjetivo cuando no da vida, mata", les dice Mairal quien, con consejos como esos intenta más que corregir duramente, despertar en los escritores en ciernes una conciencia del propio error y un deseo de desentrañar su propia voz.

Las dos horas y media que dura el taller se ocupan en la realización de ejercicios prácticos de escritura en clase; a través de los cuales los talleristas ponen en prácticas destrezas narrativas como el uso de adjetivos, las descripciones por medio de los sentidos y el uso del recurso de la memoria infantil para crear entre otros. Así pues, una tarde cualquiera una mujer rememora a Shirley Temple con el mismo entusiasmo con el que un joven recuerda sus tardes con el emblemático personaje Mario frente al Nintendo y una chica evoca sus horas paseando en su big Wheel que, a sus ojos, era la réplica más exacta de la motora de Batichica. Quizás de alguna de esas memorias surja una de esas novelas que narrará alguna de las miles de historias que esperan en esta Isla por ser contadas.

De otro lado, Pedro Mairal ofrecerá una lectura pública de algunos de sus textos titulados Pornosonetos esta noche a las 8:00 p.m. en el Nuyorican Café en el Viejo San Juan.

Algunos de los trabajos fruto de este taller estarán publicados en el blog: https://laflorsinfonica.blogspot.com.
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.