text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

UIPR Bayamón se integra al Instituto de Nanomateriales Funcionales

      
Dr. Harry Rivera del Recinto de Bayamón de la UIPR trabaja con el Fuel Cell Test Station; Imagen: suministrada
Dr. Harry Rivera del Recinto de Bayamón de la UIPR trabaja con el Fuel Cell Test Station; Imagen: suministrada
Para obtener estos fondos, la Universidad de Puerto Rico (UPR) realizó una aportación adicional de $4 millones. Estos fondos, sumados a otros $3 millones provenientes de una alianza con la Universidad de Nebraska para el desarrollo de una ciber infraestructura, serán utilizados para darle continuidad al ya existente Instituto de Nanomateriales Funcionales (IFN, por sus siglas en inglés).

El IFN es un centro de investigación multidisciplinario y multirecintos en el campo de la nanotecnología. Entre los objetivos del IFN se encuentra el acelerar la actividad de investigación y desarrollo de infraestructura, la generación de nuevas nanoestructuras funcionales, la creación conexa de propiedad intelectual, la formación de la próxima fuerza laboral en el área de nanociencia y el desarrollo de la economía del conocimiento.
 
Este instituto busca organizar científicos en grupos transdiciplinarios, que facilitarán el fomento de la economía del conocimiento por medio del desarrollo de infraestructura científica. El plan es que Puerto Rico sea reconocido internacionalmente en el área de la nanotecnología. En este esfuerzo participan profesores de cuatro recintos del sistema de la Universidad de Puerto Rico (Río Piedras, Mayagüez, Humacao y Cayey) y el Recinto de Bayamón de la Universidad Interamericana de Puerto Rico.
                                                                
El doctor Manuel Gómez, codirector del IFN, ha reiterado que estos $27 millones permitirán aumentar de 44 a 65 los investigadores participantes del IFN. La UIPR en Bayamón ha estado organizándose para participar de este aumento en investigadores en nanotecnología, con la idea de añadir dos investigadores más en los próximos cuatro años. Esta iniciativa no sólo aumentará el número de facultativos en las nanociencias y nanotecnología, sino que proveerá nuevas oportunidades a 60 estudiantes postdoctorales, 60 candidatos a grados doctorales en nanociencia, 500 estudiantes subgraduados involucrados en investigación y 135 nanotecnólogos dentro de la red. El IFN se propone producir sobre 160 publicaciones en revistas de reconocimiento internacional y más de 11 patentes por año.

Con el fin de alcanzar todas las metas propuestas, el IFN ha desarrollado cuatro sub-grupos los cuales atenderán áreas específicas de investigación. Estos grupos se desempeñarán en: (1) el uso de nanopartículas como herramientas para biosensores, bio-imágenes y tratamientos noveles (ej. en el tratamiento del cáncer), (2) el desarrollo de nanopelículas delgadas que se puede utilizar para una transmisión más eficiente de la energía y la información, (3) el uso de nanopartículas que sirvan para limpiar ambientes contaminados, y (4) el desarrollo de nanomateriales que impulsen las nuevas energías renovables (ej. captadores de luz fotovoltaicas). Todos estos esfuerzos tendrán como norte el compromiso de hacer de la investigación y el desarrollo de la nanociencia una herramienta fundamental para el mejoramiento de nuestra calidad de vida por medio del desarrollo de tecnología que redunden en productos altamente eficientes y seguros.
 
Cabe mencionar que, la UIPR en Bayamón ha trabajado arduamente durante los pasados 10 años para aumentar la competitividad en el área de investigación y desarrollo. Una de las iniciativas impulsada por el rector, Juan Martínez, está dirigida a promover la investigación interdisciplinaria en las áreas de energía renovable, biocombustibles, edificios verdes, remediación ambiental y nanotecnología. Este esfuerzo es liderado por el decano de Investigación, doctor Armando Rodríguez Durán, y busca situar al Recinto de Bayamón en una posición privilegiada haciéndoles un activo importante para el continuo desarrollo del IFN y otros proyectos de investigación.  

Con el fin de fortalecer el área de la investigación científica, recientemente se ha sumado al equipo el doctor Harry Rivera como profesor investigador, para formar parte del IFN. El doctor Rivera posee experiencia trabajando en proyectos de investigación relacionados con: nanotecnología, celdas de combustible, remediación ambiental, catálisis, diseño de experimentos, entre otros.
 
La aportación del doctor Rivera al IFN estará centrada en la utilización de celdas de combustible alcalinas para la eliminación de amoníaco de aguas residuales. La recuperación y reuso de agua es uno de los esfuerzos más prometedores para frenar la crisis mundial por el acceso a agua limpia. El amoníaco es un componente común en las escorrentías de aguas residuales, y su descomposición a recursos útiles ha recibido una atención considerable en los últimos años. Por lo tanto, el objetivo a largo plazo de la investigación propuesta por el doctor Rivera es desarrollar celdas de combustible alcalinas de uso directo de amoniaco (DAAFC, por sus siglas en inglés) que empleen catalizadores a nano escalas para mejorar su rendimiento. Los resultados de esta investigación sentarán las bases para el desarrollo de un sistema que sirva para la eliminación de amoníaco de aguas residuales mientras se produce energía durante el mismo proceso. Además, los resultados de esta investigación se utilizarán para fortalecer el trabajo del doctor Carlos R. Cabrera (UPR en Río Piedras) en el desarrollo de un bioreactor de urea para la generación de energía.
 
Con la integración del Recinto de Bayamón al IFN se prevé el establecimiento de una instalación científica de vanguardia que servirá para apoyar actividades relacionadas con la educación e investigación, mientras que se avanza el desarrollo de tecnologías para energía renovable y remediación ambiental. Esta instalación se centrará originalmente en aplicaciones de celdas de combustible que luego se ampliará a otras aplicaciones. La investigación propuesta por el doctor Rivera se llevará a cabo al más alto nivel, lo que sin duda alguna dará lugar a publicaciones en medios de reconocimiento internacional. Estos esfuerzos serán estrechamente integrados con el establecimiento de investigación cooperativa y colaboraciones, incluyendo el intercambio de estudiantes con universidades de Estados Unidos y laboratorios nacionales.
                                                              
Por último, la necesidad de reciclar y reutilizar agua por motivos económicos y de seguridad nacional ha sido reconocida por la comunidad científica y son los motivos principales del proyecto del doctor Rivera. Sin embargo, el proyecto del Recinto de Bayamón abarca otros objetivos más amplios, como beneficiar a jóvenes puertorriqueños que actualmente tienen oportunidades limitadas en las áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés). Un ejemplo de esto es una serie de talleres prácticos que se coordinarán con la directora del Programa de Educación y Diseminación del IFN, la doctora Ana-Rita Mayol. Este esfuerzo abarcará la integración de la investigación y desarrollo en la nanotecnología y energías renovables, junto con la enseñanza, la formación y el aprendizaje.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.