text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Veinticinco años como puente de transferencia

      
Un grupo de colaboradores del Centro se reunió para celebrar sus 25 años de trayectoria. Corta el bizcocho el doctor Felipe Luyanda, quien fue el orador principal de la actividad; Imagen:Mariam Ludim Rosa Vélez / Prensa RUM
Un grupo de colaboradores del Centro se reunió para celebrar sus 25 años de trayectoria. Corta el bizcocho el doctor Felipe Luyanda, quien fue el orador principal de la actividad; Imagen:Mariam Ludim Rosa Vélez / Prensa RUM

Durante esa trayectoria, sus adiestramientos y capacitaciones, tanto en Puerto Rico como en Islas Vírgenes, han impactado a sobre 25 mil participantes. Asimismo, el Centro, también conocido como T2, se ha integrado a decenas de proyectos cuyo impacto ha sido muy significativo.

Los logros obtenidos en las dos décadas y un lustro del Centro, se rememoraron en un actividad que se llevó a cabo recientemente en la sede del Colegio de Ingenieros y Agrimensores de Mayagüez.

El doctor Felipe Luyanda, catedrático jubilado de INCI y pasado director del T2 fue el orador principal del evento que congregó a muchos de los colaboradores del proyecto durante este periodo.

En el tono jovial que lo caracteriza, Luyanda ofreció un recuento de los proyectos en los que se ha involucrado el Centro desde su apertura el 1 de abril de 1986, esto con el fin inicial de adiestrar, a través de seminarios, a los recursos humanos de los departamentos de Transportación Pública, tanto municipales como estatales, de Puerto Rico e Islas Vírgenes en nuevas tecnologías asociadas a sus funciones.

El Centro surgió a raíz de una petición de la Administración Federal de Carreteras (FHWA, por sus siglas en inglés). Esta agencia les solicitó que sometieran una propuesta para que Puerto Rico también contara con esta iniciativa que comenzaba, en ese entonces, en los Estados Unidos.

Luyanda, y los doctores Benjamín Colucci y Sergio González redactaron la propuesta que resultó en una asignación inicial de $62,500, provistos por parte del Local Technical Assistance Program (LTAP) del FHWA y de la misma cifra, proveniente de fondos pareados por los gobiernos de Puerto Rico e Islas Vírgenes, para un total de $125 mil. De esa forma, Puerto Rico se convirtió en uno de los primeros centros de esta índole. Actualmente, existen 57.

Según recordó, entre las tareas iniciales del proyecto se encontraban el diseño y presentación de seminarios; la publicación del boletín informativo El Puente; ofrecer asistencia técnica especializada; crear una base de datos de clientes potenciales; y establecer un Comité Asesor.

Estos roles evolucionaron con la integración del Centro en proyectos especiales como: desarrollo de programas para microcomputadoras y de vídeos técnicos; traducción de documentos federales y especificaciones; seminarios especiales; así como visitas y entrevistas a oficiales de los municipios para identificar necesidades.

En iniciativas de educación en transportación han participado en alianzas con Massachusetss Institute of Technology y la Universidad Politécnica de Puerto Rico, específicamente en proyectos relacionados con el tren urbano, explicó.

Luyanda destacó el rol del Centro en la coordinación de las Becas Dwight David Eisenhower, iniciativa que motiva a los estudiantes a participar en un proyecto relacionado con el campo de la transportación. Luego, en la Convención Anual Junta de Investigación de Transportación, se premian los mejores trabajos entre los cuales se han destacado varios colegiales.

Recordó la integración del T2 en el concurso Walt Disney Imagineering, competencia en la que el Colegio obtuvo el primer premio en Puerto Rico y el primer premio a nivel de los Estados Unidos, en el diseño conceptual de un parque de diversiones que llamaron The Bermuda Triangle.

Otro de los esfuerzos educativos del Centro que destacó fue el Entrepreneurial Training and Technical Assistance Program, que comenzó en 1997 con la ayuda del Office of Small and Disadvantaged Business Utilization. Este programa provee adiestramientos sobre el tema de transportación a estudiantes desde kindergarden a grado 12. Además, ofrece la oportunidad de hacer internados para estudiantes universitarios interesados en brindar estas capacitaciones a los preuniversitarios.

También mencionó el Engineering Projects in Community Service, cuyo fin es estudiar los problemas de transportación de las comunidades. En esta iniciativa participó la Universidad de Purdue y el Instituto Universitario para el Desarrollo de las Comunidades del RUM. Se integraron además, estudiantes de Ingeniería, Ciencias Sociales y Humanidades, entre otras disciplinas del Colegio y el Recinto de Aguadilla de la UPR.

Asimismo, resaltó la participación del Centro en la coordinación de experiencias de internados de verano entre el RUM y la Universidad de Rhode Island.

Al finalizar su presentación, en la que también mencionó otros proyectos y la participación del Centro en importantes conferencias anuales especializadas, Luyanda enfatizó lo que a su juicio son los logros principales de esta propuesta.

 

"El Centro ha tenido un rol significativo en la educación continua de empleados del gobierno estatal y municipios en áreas técnicas y de apoyo. Ha provisto educación y apoyo económico de estudiantes de varias disciplinas y a todos los niveles con los programas descritos anteriormente", puntualizó.

Añadió que el T2 ha servido de fuente de empleos para estudiantes subgraduados y graduados así como para el personal administrativo. De igual forma, ha funcionado como enlace local, nacional e internacional con otras facultades, universidades y organizaciones.

"Celebremos los logros y éxitos de los últimos 25 años, pero no olvidemos que respecto a la educación en la transportación: los problemas con el sistema de transportación continúan y no se han resuelto. La transferencia de tecnología es un proceso continuo que requiere nuevos enfoques para afrontar viejos y nuevos problemas; y los recursos, experiencia y el talento de profesores y estudiantes pueden seguir aportando a estudiar y resolver los problemas", concluyó.
Enfocados en la misión del T2

En entrevista con Foro Colegial TV, los doctores Colucci y Alberto Figueroa reiteraron la importancia de transferir el conocimiento a los profesionales que laboran en el área de transportación.

"La misión es transferir la tecnología en todas las áreas asociadas a la planificación, diseño, construcción, rehabilitación de la infraestructura vial, eso aplica a los 78 municipios de Puerto Rico y a las Islas Vírgenes. Queremos adaptar la tecnología emergente que surge de los proyectos de investigación que son de un interés apremiante en la infraestructura de transporte. Lo que hacemos es que adaptamos esos conocimientos técnicos e investigaciones para que les llegue a las personas que lo van a estar usando de día a día", explicó Colucci, director del Centro.

Por su parte, Figueroa, director asociado del Centro, indicó que la importancia de este propuesta estriba en que la transportación es un elemento esencial del desarrollo económico del País.

"Nuestra Isla está llena de vehículos de motor por cuestiones de necesidad y de movilidad de las personas. Toda esta tecnología y nuevos adelantos, en el centro son elementos clave para transferir esa información a los ingenieros y oficiales de transportación de Puerto Rico y también de las Islas Vírgenes. Servimos de puente entre el mundo académico teórico de la transportación y la práctica de la ingeniería de transportación", señaló.

Aparte de los adiestramientos, seminarios y conferencias otro instrumento que también utiliza el Centro para divulgar su información es el boletín informativo El Puente, que también cumple 25 años.

La publicación bilingüe incluye temas como seguridad en las carreteras, mantenimiento del pavimento y la congestión vehicular, entre otros artículos sobre situaciones que afectan la transportación.

Y es que los temas de investigación y capacitación durante el pasado cuarto de siglo han sido recurrentes ya que se relacionan con los problemas todavía existentes.

"La necesidades apremiantes son: modificar los modos de transportación; identificar fuentes de ingreso para mantener la infraestructura vial; y desarrollar el capital humano para que así vean la transportación como una de calidad", concluyó Figueroa, al enumerar los retos que tendrá de aquí en adelante el Centro de Transferencia de Tecnología y Transportación.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.