text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Encaminados hacia el éxito en enfermería graduados del RUM

      
Los graduandos recibieron los símbolos de la profesión, una cofia adornada con cintas verde y negro, para las féminas, y para los varones, las mismas cintas alrededor del cuello; Imagen: Carlos Díaz / Prensa RUM
Los graduandos recibieron los símbolos de la profesión, una cofia adornada con cintas verde y negro, para las féminas, y para los varones, las mismas cintas alrededor del cuello; Imagen: Carlos Díaz / Prensa RUM
Desde el procenio, los graduandos vestían sus uniformes blancos con los que recibieron los símbolos de la profesión, que para las féminas se trata de una cofia adornada con unas cintas de color verde y negro, y en el caso de los varones, estos llevaban las mismas cintas alrededor del cuello. Así, se encamina hacia el éxito la cuadragésima séptima clase graduanda de Enfermería.

La decana de Asuntos Académicos, doctora Darnyd W. Ortiz, representó al rector interino, doctor Jorge Rivera Santos en la emblemática actividad. En su saludo, instó al grupo a recordar a quienes les dirigieron, así como las largas horas de trabajo invertidas para convertirse en los profesionales que son hoy día.

"La enfermería, profesión a la que han escogido entrar, es una profesión bien sacrificada, pocas veces reconocida, pero a la misma vez una profesión que llena de satisfacción a todos aquellos que la consideran más que una profesión, una vocación. De pequeña aprendí el valor inmenso de la enfermería. Mi abuela era enfermera y en mis vacaciones, cuando me quedaba en casa de mis abuelos, me iba con ella al menos un día a la Unidad de Salud Pública, donde conocí su trabajo. Allí aprendí que la labor de un enfermero o una enfermera es difícil de describir en palabras. Es educador, consejero, paño de lágrimas, amigo, profesional de la salud; y todo esto en uno", afirmó.

La profesora Torres, quien lleva once años en la dirección del programa, comentó que cada actividad es distinta, pero la emoción siempre está presente, ya que "al verlos, uno puede identificar sus talentos y hasta predecir lo lejos que van a llegar nuestros estudiantes".

"Yo no esperaba esa dedicatoria, pero realmente la acepto con humildad porque yo creo que trabajo para lograr que esos muchachos cuando salgan al mercado de empleo vayan con todos los conocimientos y todas las destrezas para hacer el trabajo de enfermería con seguridad y que sea un trabajo de calidad", expresó.

Asimismo, la profesora Solangie Pagán, quien dicta cursos de Maternidad y Pediatría, se mostró "orgullosa y emocionada al ver 50 hijos graduarse", según describió la también agente enlace entre la clase graduanda y la facultad de Enfermería.

De otra parte, cada año, durante el evento se reconoce al estudiante más destacado del curso Enfermería de Salud en la Comunidad. En esta ocasión, el Premio Laura Guillén lo recibió la estudiante Janet Rodríguez Matías. También, se concedieron certificados adicionales de honor y liderazgo del capítulo Epsilon Lambda de la sociedad honoraria internacional Sigma Theta Tau.

La estudiante Sheraly Ortiz, presidenta de la clase graduanda 2011 de Enfermería, tuvo a su cargo el mensaje de clausura de la concurrida actividad, en la que la profesora Gloribell Ortiz fungió como maestra de ceremonias. Asimismo, padres y amigos fueron testigos del emblemático momento que se celebró en el Anfiteatro del Edificio Josefina Torres Torres.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.