text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Tecnología para tener sueños lúcidos

      
Los sueños tienen interpretación propia. Foto: Flickr/Ewokzinho.
Los sueños tienen interpretación propia. Foto: Flickr/Ewokzinho.

Gracias a los continuos avances tecnológicos, en el mercado existen diversos productos que permiten a las personas controlar lo que sueñan. Algunos de los que se ofertan diariamente en las tiendas son aplicaciones para celulares.

Una de las app en cuestión es Dream:ON a través de la cual los usuarios pueden decidir lo que sueñan. En ella pueden elegir dormirse con el sonido de las olas del mar, lo que en teoría contribuiría a que sueñe con la naturaleza.

Hoy existe gran interés de la sociedad por ese tipo de productos que son comandados por la tecnología, según Richard Wiseman, psicólogo creador de la aplicación, la misma que en tan sólo seis semanas fue descargada más de medio millón de veces en todo el planeta.

Existen múltiples dispositivos similares a esa herramienta como Singularity Experience, Dreamz, Sigmund y Lucid Dream Brainwave. Pero esto no es propiamente lo que se consideraría un sueño lúcido, pues el usuario no posee en realidad el poder de controlar el sueño.

Por otro lado, hay muchos artilugios como Remee, un antifaz para dormir que promete bajo cualquier circunstancia a la persona tener una experiencia parecida al sueño lúcido.

Este fue diseñado por Duncan Frazier y Steve McGuigan, inventores establecidos en Brooklyn, Estados Unidos. La misma tiene la función de activar una gran gama de luces LED sobre los ojos de la persona que duerme, asegurando que el sujeto recuerde que tiene la posibilidad de retomar el control. Sin embargo, este no es el primer invento de este tipo. En los años 70, Keith Hearne, desarrolló una “máquina de sueños” similar.

Hearne, puso a prueba el sistema en una serie de experimentos realizados en la Universidad de Liverpool, en Reino Unido. En uno de ellos había una mesa de laboratorio, atado a un polígrafo y una persona durmiente fue capaz de mover sus ojos de un modo predeterminado, de izquierda a derecha sucesivamente.

Por su parte, Steve LaBerge, en California, Estados Unidos, repitió el mismo experimento y Allan Hobson, un neurocientífico de la Harvard Medican School confirmó esta teoría. “Por primera vez se puede demostrar que se dieron correlaciones entre sueños y el mundo exterior”. Pero por su parte Hobson manifestó que “el sueño lúcido es algo difícil y no le pasa a todo el mundo”.

En fin, no existen garantías de que las aplicaciones sirvan y tengan una gran utilidad en relación a este tema, ya que algunos dicen haber tenido éxito. Lo cierto es que los que aseguran haberlo conseguido aconsejan que es necesario tener disciplina y práctica, y que la clave esencial es saber distinguir velozmente entre lo que es un sueño y lo que es la realidad.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.