text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Entrevista

"Investigaciones tienden a demostrar mayor constancia del acoso laboral en la enfermería y en la docencia", opinó Marilis Cuevas Torres

      

Marilis Cuevas Torres

Dicta cursos sobre desarrollo organizacional, investigación, estadísticas en la Universidad de Puerto Rico, la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico, la Universidad del Este y Columbia Central University.

  • Características del mobbing

El acoso se refiere a todo acto que una persona ejerce repetidamente hacia otra persona con la intención de amenazar, humillar, intimidar, sabotear su trabajo o atacarle verbalmente hasta excluirle del entorno laboral. Las conductas que los expertos han tipificado como acoso laboral son muy variadas e incluyen: aspectos de comunicación (interrumpir a una persona mientras habla, impedir que se exprese, ignorar); aislamiento física (moverlo de oficina a un lugar denigrante o inaccesible) o socialmente (no hacerlo participe de reuniones, almuerzos, celebraciones); calumniar (lanzar rumores, ridiculizar, burlarse de su vida privada); no asignar trabajo de acuerdo a sus competencias (tareas absurdas o inútiles, tareas superiores para demostrar su incompetencia, requerirle constantementetareas nuevas,); amenazar (poner en riesgo su salud, amenazar físicamente o verbalmente). Es importante destacar que las conductas tienden a tipificarse como acoso laboral en la medida en que una persona lleva un periodo prolongado experimentando dichas situaciones.

El concepto de acoso laboral, tiene dos implicaciones que provienen de los términos originales en inglés para este fenómeno. Uno es el mobbing, caracterizado como el acoso que ocurre dentro del área de trabajo y que se puede dar en varias direcciones, de un supervisor a un empleado, de un empleado a un supervisor, de un compañero a otro compañero, etc. El otro término es el bullying, que se da cuando un grupo acosa a una persona, siendo más común entre pares o compañeros de trabajo. Es por esta razón que el concepto de bullying suele darse más en escenarios escolares, entre niños, pero realmente puede manifestarse en cualquier contexto.Incluso, algunos expertos han llegado a establecer una relación entre las conductas de acoso en la niñez y ser perpetrador de acoso en el trabajo en la vida adulta (Suarez, 2015). Si no se corrige el bullying en edades tempranas, sigue manifestándose ese comportamiento en la adultez, ya que el perpetrador siente que tiene poder sobre otros y eso en ocasiones es alentado por otros que le dan mayor reconocimiento.

 

  • ¿Cuál es el perfil de aquellos que son más vulnerables al mobbing?

No hay un perfil de ser vulnerable al acoso laboral, cualquier persona puede ser víctima, incluso un alto porciento de trabajadores informan haber sido víctimas de acoso o a ver presenciado el acoso hacia alguna persona cercana en su lugar de trabajo. No obstante, numerosas investigaciones alrededor del mundo han intentado identificar los factores precipitantes. Esto incluye estudiar factores como género, edad, tipo de puesto, tipo de organización, etc.

En cuestión de género, los hallazgos de las investigaciones han demostrado no ser consistente, por lo cual los acosadores y las víctimas son tanto hombres como mujeres. Por un lado en Estados Unidos el acoso laboral ocurre más por parte del hombre, sin embargo en Puerto Rico hallazgos recientes indican que son las mujeres las que acosan más a otras mujeres (TheWorkplaceBullying Alliance, 2015). Los resultados de diversas investigaciones a nivel internacional muestran mayor tendencia en el género femenino para ser víctima de acoso. Según Piñuel (2005) ser mujer trabajadora incrementa en 8 puntos la probabilidad de padecer acoso.

Un factor que suele precipitar las conductas o condiciones de acoso son las jerarquías de poder, en los casos en los que se hace mal uso del poder donde la persona que tiene el estatus más alto lo utiliza intencionadamente para controlar, dominar y humillar a la otra persona. La mayoría de los acosadores (72% en Estados Unidos) son los jefes (WorkplaceBullyingInstitute) y lo hacen abiertamente para demostrar su poder ante el resto del grupo. Por otra parte, las víctimas suelen ser empleados “cooperadores” o aquellos que tienden a evitar el conflicto, haciéndose tolerante a las conductas intimidantes (The Workplace Bullying Alliance, 2015). Otra característica cónsona con el perfil de la víctima, es que tienden a padecerlo empleados de la generación de BabyBoomers, pues tienen una perspectiva de que el jefe es el que manda y que ellos tienen que acatar lo que se les impone. Igualmente los Baby Boomers tienen mayor compromiso por permanecer en la organización, mientras las generaciones más jóvenes tienen una postura más flexible a moverse de trabajo.

 

  • ¿Existe alguna profesión más vulnerable de sufrir mobbing?

El acoso ocurre en aquellos entornos de trabajo en que es un fenómeno tolerado, es decir culturalmente se aceptan ciertas conductas. Se ven como algo común el utilizar un tono de voz alto, utilizar ciertas etiquetas, sobrenombres o epítetos hacia personas con ciertas características, la cultura organizacional establece unas conductas inadecuadas pero socialmente aceptadas en las reuniones, etc. Así que en ese sentido el acoso se expresa en la medida en que el entorno lo permite.

No obstante, algunas investigaciones tienden a demostrar mayor constancia del fenómeno del acoso laboral en la enfermería y en la docencia. En la enfermería por ejemplo también se le conoce como violencia lateral (United Nurses of America). En el caso del docente, estos tienden a sufrir ciertas conductas de acoso como por ejemplo los epítetos de parte de los estudiantes.

El acoso laboral afecta el desempeño laboral de la víctima, ya que en muchas ocasiones las acciones se dan para que éste no tenga claras las expectativas de su trabajo

En términos del tipo de organización, se manifiesta tanto en el sector público como en el privado con características particulares. En el sector privado, las conductas de acoso se acentúan más, pero tiene menor duración ya que por un lado la víctima tiende a terminar renunciando a su empleo y por otro las políticas organizacionales y amonestaciones tienden a ser más rigurosas. En el sector público, el acoso puede durar varios años, ya que por un lado los trabajadores tienden a permanecer por más tiempo y por otro en términos de los acosadores, las personas están protegidas y no pueden ser despedidas a menos que cometan una falta muy grave (Hirigoyen, 2001; Martínez-Lugo, 2007).

 

  • ¿Cómo afecta esta práctica al funcionamiento de la organización?

El acoso laboral afecta el desempeño laboral de la víctima, ya que en muchas ocasiones las acciones se dan para que éste no tenga claras las expectativas de su trabajo, su desempeño sea saboteado, no se le de acceso a los recursos que necesita para lograr cumplir con los objetivos del puesto. El fenómeno de sentir aislamiento y humillación también lleva a que la víctima se ausente frecuentemente de su trabajo, al no tener ganas de ir cada día a su trabajo sabiendo el entorno hostil que le espera. Es muy común que repercuta en que la víctima termine renunciando a su trabajo. En otros casos el sentido de minusvalía y pobre autoestima que puede llegar a experimentar la víctima puede llevarle al suicidio. Algunas situaciones extremas pueden provocar que la víctima sienta furia en contra de su victimario y termine haciéndole daño o asesinándolo. Aunque parezca drástico, son situaciones que se han evidenciado en diferentes contextos geográficos alrededor del mundo.

 

  • ¿Qué están haciendo las empresas para evitar el acoso laboral?

Lamentablemente no hay una tendencia marcada hacia la prevención del acoso en el trabajo. Los casos tienden a atenderse ya a nivel terciario, es decir cuando la víctima de acoso ya enfrenta dificultades por haber permanecido un largo tiempo expuesto a situaciones de acoso. En ese caso se hace un referido o la víctima busca ayuda por su cuenta para recibir tratamiento psicológico para condiciones como depresión y ansiedad. En muchos casos los empleados no alertan a sus patronos sobre la situación que experimentan por temor a represalias, mientras por otro lado, entre aquellos empleados que si lo informan en muchas ocasiones las querellas no son investigadas. Algunas asociaciones están comenzando a crear mayor concienciación sobre el tema a través de charlas educativas en las empresas y grupos profesionales.

 

  • ¿Existe alguna legislación que proteja al empleado del mobbing y si la hay, cómo opera?

Es muy importante que cualquier empleado que esté experimentando situaciones de acoso mantenga una documentación de todas las conductas, acciones e incluso inacciones que le llevan al desplazamiento del ámbito social del trabajo. Algunos de los países que poseen legislación protectora en torno al acoso laboral son Suiza, Bélgica, Francia, Brasily Canadá.

 



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.