text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Entrevista

“En Puerto Rico el paciente con VIH tiene disponibilidad y acceso al tratamiento y cuidado médico si le interesa”, afirmó Jorge Santana Bagur

      
“En Puerto Rico el paciente con VIH tiene disponibilidad y acceso al tratamiento y cuidado médico si le interesa”, afirmó Jorge Santana Bagur

Jorge Santana Bagur

Catedrático asociado en la Escuela de Medicina, Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR). Director del Proyecto “AIDS Clinical Trials Unit” (ACTU), que conduce investigación clínica en el RCM de la UPR. Diplomado en medicina interna y certificado en medicina VIH

  • ¿Cuál cree que sea la razón por la que en el país la tasa de infecciones no ha logrado disminuir en forma significativa el número de contagios?

En términos generales existe una desconexión entre las estrategias de educación y prevención especialmente en lo relacionado a la educación sexual en escuelas primarias tanto del sector público como el sector privado y la implementación de herramientas efectivas incluyendo tratamiento para todo paciente y tratamiento preventivo para personas no infectadas pero con riesgo de comportamiento alto.

 

  • ¿Cuál es el sector de la población más afectado y por qué?

Al presente en Puerto Rico la incidencia y prevalencia de casos nuevos en varios de los grupos a riesgo comienza a dar señales de estabilización en el grupo de usuarios de drogas y el grupo heterosexual. Desafortunadamente y como ocurre en muchos de los países desarrollados el grupo joven entre las edades de 18-34 años de hombre sexo con hombre está aumentando de manera alarmante. Posiblemente refleja el estilo rebelde de la juventud, sensación y creencia de invencibilidad, falta de exposición de lo que realmente es y fue el VIH/ SIDA ya que muchos de ellos no habían nacido ni conocido el impacto de la epidemia y en adición al precepto popular de que “existen medicinas para el SIDA y no tengo problemas con eso”.

 

  • ¿Cómo deberían actuar el gobierno, el sector salud y el sector privado ante la estigmatización de la enfermedad?

Se deben desarrollar programas concurrentes e integrados y campañas recurrentes y permanentes de educación a la comunidad en todos los renglones. Sector público, privado, educación primaria, universitaria. Las estrategias basadas en miedo y temor no funcionan más allá de un periodo definido. Luego de este proceso de educación masiva a todos los niveles y de ser necesario mayor legislación para salvaguardar los derechos de los pacientes infectados.

 

  • ¿La información actual sobre la prevención del VIH/SIDA es suficiente y de calidad, y está al alcance de todos los sectores de la población?

Me parece que todavía la información, aunque de calidad no tiene ni conlleva continuidad, un factor bien importante para el arraigo y cambio en la cultura colectiva o social lo cual es el eje determinante de cambio. Falta también la alineación de los factores públicos, privados, sociales y culturales incluyendo las organizaciones de fe y religiosos.

 

  • ¿Cuál es el panorama en la búsqueda de la cura y/o la vacuna que evite nuevas infecciones de VIH/SIDA en el país?

El panorama en general es sumamente alentador. Grandes avances se han realizado en el campo de la búsqueda de la cura entre ellos el uso de marcadores genéticos de inactivación viral, el uso de herramientas moleculares bloqueadoras de la entrada del virus manipulando receptores en la pared y componentes genéticos del virus. En el campo de la vacuna y a pesar de varios reveses en el desarrollo de anticuerpos neutralizantes con diferentes preparaciones de vectores y componentes virales, el interés sigue siendo apremiante y cada revés ha provisto de nuevas estrategias e hipótesis de modelos a seguir. Es importante resaltar el hecho de que la vacuna tiene y debe ser desarrollada en la eventualidad, sin embargo no podemos olvidarnos que mientras exista una prevalencia de infección alta en la comunidad la epidemia no podrá ser detenida y esfuerzos deben redoblarse para conseguir que todas las personas infectadas sean diagnosticadas, se comiencen y mantengan en tratamiento y enlace de cuidado continuo de manera tal que se minimice o detenga la infección comunitaria.

 

  • ¿Cuál es la calidad de vida actual de una persona con VIH en este país?

En muchas ocasiones es difícil definir a plenitud el término calidad de vida en la medicina. Si incluimos varios factores sico-sociales que toman relevancia en la definición, entonces diríamos que los pacientes con VIH/SIDA en su gran mayoría tienen dificultad en alcanzar óptimamente una calidad de vida completa. Muchos de los factores sico-sociales que aquejan estos pacientes tales como; discrimen, marginación, soledad, pobreza, rechazo estarán con ellos no importa el cambio en la salud propia. Por otro lado si nos limitamos única y exclusivamente a definir calidad de vida en términos puro de salud entonces podemos decir que los pacientes de VIH/SIDA si alcanzan una comparación casi equitativa con la población en general en el buen estado de salud, siempre y cuando permanezcan enlazados al cuidado de salud y se tomen sus medicamentos.

 

  • De acuerdo a las declaraciones de ONUSIDA, más del 50% de la población con VIH aún no recibe tratamiento antirretroviral. En este sentido, ¿cuál es la situación actual de los portadores del VIH/SIDA en el país y qué les espera en los próximos años?

Nuestra realidad en Puerto Rico y afortunadamente al ser una jurisdicción y territorio de los Estados Unidos nos posiciona en una situación ventajosa en particular. El paciente tiene disponibilidad y acceso al tratamiento y cuidado médico si le interesa, quiere y se lo propone.


Este cuidado médico comprensivo aunque con algunas limitaciones particulares de referido especializado, en términos generales es de altura y accesibilidad para todos.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.