text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Meteoróloga boricua analiza huracanes para la NASA

      
Autor: Kakela  |  Fuente: Flickr

Marangelly Cordero Fuentes, nacida en Naranjito, tiene 34 años de edad y desde el 2005 trabaja en la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) de Estados Unidos, para la que predice la trayectoria de trópicos, huracanes y tormentas de nieve.

 

 

Lee también
» Boricua y egresada de UPR Río Piedras recibe medalla de honor de la NASA
» Arqueólogo boricua investiga las relaciones antiguas entre las personas y las plantas 

 

Madre de dos hijos –y maquilladora profesional en sus ratos libres– Cordero Fuentes trabaja en la oficina de meteorología de la NASA, aunque, según comenta en una entrevista al periódico El Nuevo Día, nunca imaginó que trabajaría en esta agencia. La científica realizó su bachillerato en física teórica en la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez y completó una maestría y doctorado en Ciencias atmosféricas y Meteorología tropical de Universidad de Howard, en la capital estadounidense.

 

¿En qué consiste su trabajo?

Aunque las agencias que normalmente se encargan de predecir y estudiar los fenómenos meteorológicos –señala Cordero Fuentes– son las NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica) o el Centro Nacional de Huracanes, la NASA cuenta con una oficina de meteorología denominada Global Modeling and Assimilation Office, ubicada en el Goddard Space Flight Center, en Maryland.

Allí, la investigadora trabaja en un modelo global de predicción de las condiciones del tiempo en cualquier parte del mundo: el GEOS-5, con el que se generan pronósticos para trópicos, huracanes y tormentas de nieve.

El modelo asimila los datos proporcionados por satélites, así como de los colectores de agua de lluvia y nieve que la agencia posee en diversas partes del mundo. Cordero Fuentes se encarga de interpretar estos datos a través del modelo antemencionado, y a partir de estos generar predicciones.

Además, se encarga de vaticinar cómo será la trayectoria de los huracanes, empleando códigos que ella misma ha creado a lo largo de sus años de trabajo en esta oficina. Al poder indicar dónde estará un huracán en cada momento, ayuda a que los aviones de la NASA, volados por computadora y destinados a misiones científicas, puedan cumplir con su objetivo de manera segura y eficaz.

La meteoróloga destaca que la oficina en la que trabaja es pequeña “pero no la cambiaría por nada”. Además, resalta que lo que una de las cosas que le genera satisfacción de su trabajo es que está realizando investigaciones constantemente: “Es como si aún estuviera en la universidad”, expresa.

En cuanto a sus aspiraciones futuras, Cordero Fuentes comenta que está aspirando “a una posición de liderazgo dentro mi oficina” para dentro de uno o dos años: “Yo amo mi trabajo, para mí esto es la vida”.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.