Noticias

6 cualidades que te convierten en un excelente docente

      
Fuente: Shutterstock

La calidad del docente depende de su vocación, interés y desempeño no solo en el área particular que imparte sino en todo el proceso educativo. Según los autores del libro “What makes great teaching?”, estos aspectos se relacionan con cualidades específicas que identifican a un excelente docente. Te invitamos a descubrirlas



Lee también
>Docentes: 6 consejos para una educación efectiva
>5 características de un buen equipo docente
>30 aplicaciones ideales para docentes
>5 habilidades que todo docente moderno debe tener
>12 libros que todo docente debería leer


1. Conocimiento pedagógico / Saber cómo dictar los temas

Un excelente docente no solo posee amplios conocimientos sobre la o las materias que imparte, sino que sabe cómo direccionar el contenido para que los estudiantes puedan entenderlo. Se requiere una comprensión sólida sobre los temas que se enseñan para plantear alternativas y lograr la adquisición de competencias específicas por parte de los estudiantes.

Aplicar diferentes métodos de enseñanza, personalizándolos según las características de cada clase es medular en el desarrollo de la profesión docente si se desea lograr buenos resultados. Los grandes maestros son capaces de evaluar los distintos mecanismos de pensamiento de los estudiantes e identificar los errores más frecuentes para trabajar sobre ellos.


2. Calidad de instrucción / Evaluar la práctica

Poder cuestionar y evaluar prácticas específicas es fundamental para determinar el avance de los estudiantes. El docente debe indagar en lo aprendido previamente por el estudiante, para posteriormente introducir paulatina nuevos conocimientos ligados con temas anteriores, de modo que el estudiante sume conocimientos en lugar de reemplazarlos.

Determinar cuánto tiempo necesitan los estudiantes para asimilar una información conforme a sus características es imprescindible para continuar con el programa de clase. La eficacia de la enseñanza dependerá de los resultados que manifiesten los estudiantes de acuerdo a sus posibilidades.


3. Ambiente de clase / Crear una atmósfera adecuada de estudio

Inducir el comportamiento de los estudiantes hacia un clima de aprendizaje, tolerancia y superación es una tarea difícil. Es deber del docente fomentar la proactividad de la clase, aumentando la exigencia con el paso del tiempo para obtener lo mejor de cada alumno, pero reconociendo sus logros para influir positivamente en su autoestima.

La autoestima se asocia a la eficacia ya que los estudiantes que se sientan contenidos desarrollarán mayor predisposición para enfrentar obstáculos en su educación y en su vida. El docente debe marcar el acierto de sus alumnos para incentivarlos a participar, ayudarlos a corregir sus errores mediante la comprensión del problema y valorar el esfuerzo, que no significa ser permisivos o aceptar menos de lo que cada estudiante puede dar.


4. Manejo del aula / Controlar todas las variables posibles en el desarrollo de una clase

Existen factores que todo docente necesita manejar aunque no estén directamente relacionados con el aprendizaje, sino que permiten su desarrollo y por ende son igual de importantes. El uso eficiente del tiempo para cada lección y la coordinación de recursos en el aula, por ejemplos, son capacidades inherentes en un excelente docente.

Para obtener un correcto funcionamiento del aula (fluido, ameno, participativo) el docente deberá manejar el comportamiento de los estudiantes, que se logra estableciendo reglas claras y conocidos por todos. Dichas normas se aplicarán constantemente con la finalidad de maximizar el aprendizaje de estudiante, ya que no podrás impartir conocimientos en un clima de distracción o desinterés.


5. Filosofía del docente / Definir concepciones sobre la materia, la enseñanza y el aprendizaje

Las concepciones que el docente tenga sobre la materia que imparte y el proceso de enseñanza-aprendizaje influirán sobre sus métodos pedagógicos. Las prácticas específicas que adopta un educador responden a una manera de comprender el mundo y transmitirlo, así como sus objetivos y teorías.

Delimitar las concepciones sobre qué es el aprendizaje, cuáles son sus modelos conceptuales y qué rol cumple cada parte en el proceso de educación, te ayudará a ser consecuente en tus clases. Los alumnos captarán la coherencia en los ejercicios que propongas, los métodos que ofreces para resolverlos y las alternativas que pueden implementar siguiendo el hilo de tus concepciones o cuestionándolas.


6. Comportamiento profesional / Contemplar todos los elementos de la educación

Un docente debe ser capaz de reflexionar sobre su propia práctica e intentar detectar debilidades y fortalezas que lo orienten durante sus clases y/o profesión. Además, es fundamental capacitarse continuamente para mantenerse actualizado con tendencias que perfeccionen su desempeño o que podrían resultar útiles para captar la atención de los estudiantes.

La comunicación continua con padres es otro elemento diferencial en un buen docente, pues conocer el ambiente familiar del estudiante será necesario si se desea buscar indicadores que permitan darnos una idea de cuán efectivo está siendo nuestra enseñanza, dónde deberíamos poner el foco o qué deberíamos cambiar. También se espera que el educador apoye a sus colegas, actitud inequívoca de su interés y comprensión de todas las partes que componen el proceso de educación del cual es parte.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.