text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo resolver los conflictos con tu jefe

      
Escribe tus quejas y envíalas a tu jefe, pero antes busca las soluciones. Foto: sxc.hu
Escribe tus quejas y envíalas a tu jefe, pero antes busca las soluciones. Foto: sxc.hu
 
Saber cómo resolver las complicaciones y diferencias de gestión te ayudará a ser más productivo cada día en tu empleo. Como pensamos siempre en ti, en Universia te decimos cómo debes resolver los conflictos con tu jefe, según indica el portal electrónico How to do things.

1. Calma.
Si sientes que el director ha tomado una mala decisión o ha dicho algo grosero o irrespetuoso, toma un respiro antes de comenzar a insultarlo o “maldecirlo”, ya que puedes terminar diciendo algo ofensivo de lo que luego te podrás arrepentir.

Además, no es posible que puedas, en esas condiciones, ser capaz de hacerle entender que está equivocado. Estarás tensionado y lleno de sentimientos que te pueden hacer actuar impulsivamente.

Después de esperar algunos minutos y encontrar la calma, solicita hablar con tu superior y plantéale tus opiniones.

2. Habla con tu jefe. Se específico cuando estés expresando lo que exactamente te molesta o lo que sientes que es la fuente del conflicto. En lugar de quejarte con tus compañeros de la oficina, corta el problema de raíz y resuélvelo por ti mismo.

3. No des un toque personal. Se claro y concreto acerca de qué medidas son las que te generan dudas o molestias y plantea tu punto de vista. No culpes a tu director por ello, sino plantéale soluciones y alternativas para que sea resuelto rápidamente lo que te aqueja.

4. Abre tu mente a las otras perspectivas. Escucha a tu encargado detenidamente. Recuerda que algunas decisiones se toman sobre la base de cosas que tú no puedes tener conocimiento de ellas.

Tu dirigente puede tener una visión más amplia que la que no se ve. Sé paciente y dale la oportunidad de explicar lo que piensa.

5. Ofrece sugerencias. Propón diversas tácticas que permitan actuar de una manera diferente, frente a la dificultad. No sólo te quejes. Es más constructivo pensar en algo que hacer algo para ayudar a la situación.

6. Llévalo a un nivel superior. Si el conflicto se ha intensificado, es momento de traer a otra persona, por lo cual es recomendable que hable tu director con el jefe de él o ella.

Asegúrate de que haya alguien que pueda documentar el debate. Si escribes una carta o realizas una queja formal, no olvides que ésta puede ir a tu expediente de trabajo.


 

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.