text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Vivir un buen día en la universidad

      

Levantarse antes de la hora acostumbrada es la primera regla a seguir. Así se tiene tiempo extra para sí, para realizar tareas que nos mueven antes de aquellas faenas diarias. Levantarse más temprano es sinónimo de tener tiempo para leer los periódicos, escuchar música, desayunar con amistades, leer un capítulo de un libro interesante, escribir, practicar piezas de algún instrumento musical, meditar, jugar videojuegos; en fin, toda actividad que normalmente calificaríamos como recreativa o hobby. Levantarse más temprano crea un espacio mañanero que se utiliza para el ocio, para disfrutarlo y llenarse de alegría mientras se aumenta el amor propio o autoestima.


Al despertar, resulta necesario tomar treinta minutos para llenar el cuerpo de energía poco a poco. El organismo tarda media hora en reactivarse por completo y recuperar tanto el tono vital como la claridad mental. Este periodo es el que usamos para ducharnos y prepararnos para el día. Además, sacar parte de este tiempo para conversar con el resto de habitantes en tu residencia es productivo.


No importa si se realiza durante la mañana o la noche antes, es necesario que un día se organice con anterioridad; así, el periodo que tomará realizar las tareas y obligaciones cotidianas será pronosticado en un tiempo determinado, por lo que su cumplimiento será efectivo. La clave es la planificación.


Es importante, de igual forma, hacer las tareas asignadas con tiempo para así aumentar la participación en clase. Una o dos horas del día debemos dedicarlas a las amistades. Almorzar en grupo o salir a un punto de encuentro al terminar un curso son buenas ideas para fomentar el compañerismo e incitar a las sonrisas diarias.


Un elemento clave que ayuda a hacer de un día cualquiera uno extraordinario es la imagen. Sentirnos a gusto con nuestro aspecto nos vuelve más seguros y confiados; nuestro estado de ánimo, también, se torna positivo. Entonces, debemos vestir con ropa y accesorios que nos hagan sentir  bien.

Hay que recordar, también, resolver los conflictos de forma efectiva y pacífica así como disfrutar a cada momento de las personas que nos rodean, de nuestras capacidades, de nuestros talentos, de todo lo material que tenemos.

Finalmente, para asegurar un gran día, el optimismo debe estar siempre presente; sólo así alcanzaremos nuestras metas y tendremos experiencias académicas memorables.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.