text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La iguana verde, una plaga "for export"

      
Iguana verde: el reptil fue introducido en la década de 1970 en Puerto Rico. Foto: banco de imágenes.
Iguana verde: el reptil fue introducido en la década de 1970 en Puerto Rico. Foto: banco de imágenes.
Umberto Vázquez, uno de los socios de la compañía Best Iguana Puerto Rico Meat, señaló que la idea surgió después de que el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) hiciera público en julio la vender carne de este reptil no autóctono, introducido desde Centroamérica en la década de 1970.

La meta es reducir a mediano plazo el 80% de las cuatro millones de iguanas que se desplazan por la isla caribeña –poco más de los habitantes del país-, que suelen irritar a los locales y entretener a los visitantes.

“Este es un problema muy grande. Tenemos que atacar”, dijo Daniel Galán Kercadó del DRNA. “Ha afectado las estructuras, la economía, los cultivos y el ecosistema”, debido a su rápida reproducción y a la ausencia de un predador natural que controle su expansión.

La iguana verde tiene su hábitat en varias zonas de América Latina, desde México hasta el norte de Argentina, sur de Brasil y Paraguay, así como en las islas del Caribe y en Florida, Estados Unidos.  Mide hasta 2 metros de longitud de cabeza a cola y puede llegar a pesar más de 15 kilogramos.

Paradójicamente, la iguana está en vías de extinción en la mayor parte de la región; Puerto Rico, en cambio, está hasta las narices de su presencia. El reptil fue visto por primera vez en la isla hace más de 30 años; ingresadas por ciudadanos puertorriqueños como mascotas, la expansión del animal se intensificó cuando las soltaron.

Las iguanas suelen apoderarse de las pistas de los aeropuertos, destruir los cimientos de los edificios con sus escondites y provocar cortes de luz al anidarse cerca de las plantas eléctricas.

Desde el punto de vista económico matar las iguanas también reportará sus beneficios, más aún cuando el país ingresa en su quinto año de recesión. Así lo reconoció el propio gobernador Luis Fortuño.

Vázquez, de la compañía Best Iguana, alabó la calidad de la iguana verde como alimento. “Se trata de una carne buenísima, un poco más dulce que la del pollo”, aseveró el empresario. Dijo que, aunque se trata de un plato poco común en Puerto Rico, hay quien consume este reptil en la isla caribeña.

Aseguró que en El Salvador y otros países de Centroamérica es muy popular y que por ello la compañía dirigirá sus esfuerzos hacia esos mercados.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.