text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Pediatras: Puerto Rico no tiene suficientes

      
Falta de pediatras: niños de varios municipios se quedan sin la atención necesaria.
Falta de pediatras: niños de varios municipios se quedan sin la atención necesaria.
El estudio encomendado por la SPP que tenía por intención recabar en el perfil de esta especialidad en Puerto Rico, brindó un panorama muy preocupante: hay por lo menos cinco pueblos donde apenas hay un solo pediatra, mientras que en otros nueve hay dos pediatras con oficina privada para toda la población del municipio; pero peor, es que existen al menos ocho municipios que no cuentan con un solo doctor pediátrico con oficina privada.

En esos pueblos, las familias tienen que acudir al hospital si quieren que los vea un especialista en menores, lo que dificulta las visitas de seguimiento y prevención.

“El pediatra es el médico más importante para atender la población infantil porque está capacitado por tres años consecutivos en entrenamientos específicos”, dijo Mayra Bonnet Álvarez, presidenta de la SPP.

Otro hallazgo del estudio es que la edad promedio de esos profesionales en la Isla es de 54 años. Sólo el 10% del total de 955 pediatras registrados tiene menos de 40 años. “Eso es importante porque, cuando tú comparas con el resto de la población médica, como en Estados Unidos, allá el promedio de edad de los pediatras es de 42 años. Por lo tanto, hay una diferencia de sobre 10 años. Eventualmente, vamos a tener una deficiencia grande cuando se retiren todos esos médicos”, alertó Gerardo Tosca Claudio, presidente saliente del SPP.

“Es decir, estamos por ver una deficiencia de pediatras en el país”, indicó, por su parte, Bonnet Álvarez.

Según los galenos, hay varios factores que han provocado esta situación. Primero, aseguran que el mayor problema es que de cinco escuelas de medicina que había en Puerto Rico, ahora solo quedan tres.

Eso provoca que la cantidad de estudiantes de pediatría que se gradúan y se quedan a ejercer su práctica en la isla cada vez se reduzca más.

Al mismo tiempo, los altos costos de establecer una oficina privada son cada vez más difíciles de subsanar con los planes médicos que, en 10 años, no les han aumentado la remuneración a los pediatras. A eso se agrega que ellos no reciben Medicare ni Medicaid, que son planes para personas mayores.

El gobierno puertorriqueño, por su parte, enfrenta problemas para dar sustento al nuevo modelo del plan Mi Salud,
al no tener médicos en esa especialidad en número suficiente como tampoco subespecialistas pediátricos.

Según varios galenos, para que un paciente pueda acceder a uno necesita un referido de su médico primario (el pediatra del menor) pues aparentemente no hay redes preferidas de subespecialidades pediátricas.

“La reforma no contempla el servicio de vital importancia para pacientes pediátricos menores de 21 años con condiciones que requieran la atención de subespecialistas”, advirtió la doctora Edna Serrano, de la SPP, quien tiene una subespecialidad en la salud de la población adolescente.

Afirmó que una dificultad en la nueva contratación bajo Mi Salud han sido las tarifas, catalogadas por subespecialistas pediátricos como “muy bajas”. “Hay que revaluarlas porque el manejo con pacientes pediátricos conlleva una intervención mayor”, dijo.

Indicó que, como subespecialista pediátrica, ha enfrentado la disyuntiva de que el médico primario del paciente no quiere emitirle el referido para visitas posteriores a la inicial, vitales para darle seguimiento a condiciones detectadas.





Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.