text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Seis de cada 10 estudiantes en el país no completa la universidad

      
Mas de la mitad de los jovenes no desfilara en un acto de graduacion.
Mas de la mitad de los jovenes no desfilara en un acto de graduacion.

El informe revela “un serio déficit de aprovechamiento y retención en las escuelas e instituciones universitarias del país y sugiere la necesidad de hacer cambios sustanciales, tanto en el modelo académico como en la oferta para retener cerebros y responder a las necesidades del país”, aseveró Orville Disdier Flores, gerente de proyectos de IEPR. De hecho, aunque cerca de los 294 mil jóvenes de Puerto Rico son estudiantes universitarios, más de la mitad no recibirá ningún diploma de estudios terciarios.


En números concretos, solo el 41% de los estudiantes en universidades públicas están terminando su bachillerato y apenas el 33% en las privadas logra terminar la carrera. Ello a pesar de que en estas últimas reclutan a tres cuartas partes de la población universitaria del país.


“La realidad es que, tanto para el sector público como el privado, las tasas son muy bajas”, dijo Disdier Flores. “Puerto Rico ocupa la posición número cinco de 51 estados o territorios con personas que están estudiando bachillerato, pero cuando uno ve cuál es la tasa de graduación, apenas llegamos a la posición 48 de 51 y esto es tomando en consideración un periodo de seis años para terminar el grado”, añadió.


Por otra parte, el investigador planteó que el fácil acceso a instituciones universitarias y los beneficios de la Beca Pellque comúnmente pagan la totalidad o mayoría de los costos, ha llevado a muchos jóvenes a iniciar una carrera universitaria sin intensión real de completar un grado.


“Si tuvieran que pagar los estudios o fuera más costoso y no tuvieran esa facilidad de utilizar la beca, quizás entrarían menos personas, pero los que estuviesen estarían más enfocados en completar su grado”, opinó Disdier Flores.


“También está el factor de presión social. Muchos estudiantes entran porque los padres le dicen que tienen que ir a la universidad y dada la facilidad para ingresar, es muy posible que eso los esté impulsando, aun cuando ni saben lo que quieren estudiar”, continuó el educador.


Para peor, en un contexto de crisis económica, habrá menos acceso de los pobres a programas preuniversitarios. Por los recortes en fondos federales, unos 500 estudiantes de escasos recursos económicos de escuela secundaria en Puerto Rico perderán acceso, a partir de junio, a programas de apoyo dirigidos a guiarles hacia una carrera universitaria.


La situación ocurre en momentos en que también los estudiantes se enfrentan al peligro de que se duplique en julio la tasa de interés para los préstamos universitarios subsidiados por el gobierno federal y a la determinación del Congreso de reducir de 18 a 12 semestres el acceso a las Becas Pell.


En el caso del programa preuniversitario conocido como “Upward Bound”, la reducción de fondos ordenada por el Congreso alcanza casi a la mitad de su presupuesto en la isla (de 5,4 millones de dólares baja a 3 millones anuales) y ha provocado que el Departamento de Educación federal deje sin financiamiento a 8 de las 18 iniciativas del país.

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.