text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

RUM: sede de la nueva Red de Radares del Tiempo

      
RUM sede de la nueva Red de Radares del Tiempo.
RUM sede de la nueva Red de Radares del Tiempo.
El proyecto es el resultado de nueve años de investigación, gracias a dos dádivas de la Fundación Nacional de la Ciencia(NSF, por sus siglas en inglés), MRI TropiNET y ERC CASA de $1.7 y $3.13 millones, respectivamente. En la misma participan como investigadores principales, los doctores Sandra Cruz Pol y José Colom Ustáriz, ambos del RUM. Asimismo, la Red está compuesta de expertos, estudiantes y personal del recinto y trabaja en colaboración estrecha con investigadores de Colorado State University (CSU), University of Massachusetts en Amherst (UMass), y University of Oklahoma (OU).

Según los científicos, la tecnología existente en Puerto Rico y en el mundo, que se usa para ayudar a monitorear este tipo de eventos atmosféricos tiene limitaciones que no permiten a los científicos hacer predicciones confiables para el área oeste de la Isla. En la actualidad, el radar NEXRAD, localizado en Cayey, ha servido al pueblo de Puerto Rico e Islas Vírgenes por muchos años a través de los expertos en la oficina del Servicio Nacional de Meteorología (SNM), en San Juan. Este radar opera en la banda S (2.7 - 3.0 GHz) y tiene una cobertura que alcanza, aproximadamente, 250 kilómetros a la redonda. Además, genera imágenes que pueden ser interpretadas fácilmente por el público e indican la cantidad de lluvia que está cayendo en determinado momento. Sin embargo, tiene limitaciones de cobertura que hacen que el mismo no pueda observar el área de Mayagüez y pueblos aledaños por debajo de los 10 mil pies (3 kilómetros) de altura sobre el nivel del mar. Por consiguiente, la gran mayoría de eventos atmosféricos severos que ocurren en la capa de la atmósfera baja pasan inadvertidos.

"La importancia de ubicar la red en el Oeste se debe a que este es el área de la Isla en la que el radar que utiliza el SNM cuenta con menos cobertura de la troposfera. Así que venimos a complementar ese vacío", manifestó la doctora Cruz Pol.

Esta tecnología consiste en radares que operan colaborativamente en forma de redes y a frecuencia de banda- X (9.41 GHz). Algunos de los radares pueden operar con energía solar. Otros son radares Doppler, lo que permite medir velocidad de viento además de la lluvia. Además, la red contará con los primeros radares polarimétricos de Puerto Rico, los cuales proveen capacidad para medir granizos, entre otras variables atmosféricas, y tienen la mayor resolución temporal y espacial que la tecnología actual, lo que permite observar, estudiar y monitorear fenómenos como trombas marinas, huracanes y tornados.

De hecho, el doctor Colom destacó la importancia de la Red en términos de que, "estos tres radares, al encontrarse más cerca y tener mayor frecuencia,  permitirán que los meteorólogos cuenten con mejores datos y provean mejores pronósticos, avisos y advertencia de eventos atmosféricos extremos. Estamos ayudando a la comunidad y esperamos que le brinden un beneficio al Servicio Nacional de Meteorología".

De acuerdo con los catedráticos, el RUM es la sede del proyecto, ya que aparte de facilitar el apoyo académico a través de la investigación y el desarrollo de cursos en el área, el recinto también cuenta con la infraestructura necesaria para manejar los datos de los radares y ponerlos a disposición de la comunidad.

Como región tropical, Puerto Rico posee uno de los climas más impredecibles y variados del mundo. Estas variaciones, acompañadas de la topografía montañosa de la Isla, el desarrollo urbano y el cambio climático, hacen que lluvias torrenciales ocasionen en cuestión de minutos inundaciones repentinas, deslizamientos de lodo, derrumbes, y otras situaciones similares asociadas a la precipitación que ponen en peligro la vida y propiedad de las comunidades.

De igual forma, el director ejecutivo de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (AEMEAD), Heriberto Saurí, puntualizó la ventaja que representa para la entidad que dirige, el contar con esta nueva red de radares.

“Definitivamente, nuestra agencia se beneficia una vez más de la tecnología. Con estos radares que proveen mayor cobertura de la atmósfera baja podemos compensar en el área oeste una necesidad que por naturaleza propia de la Tierra no se puede captar por los radares ubicados en Cayey”.

En tanto, “ahora los manejadores de emergencias del área oeste podrán acceder a través de una página cibernética a estos radares para poder identificar áreas vulnerables a inundaciones y poder hacer desalojos anticipadamente, ya que estos identifican sectores específicos en lo que esté lloviendo en un momento determinado”, añadió Saurí.

Por su parte, el rector del RUM doctor Jorge Rivera Santos, indicó sentirse muy orgulloso de que el Colegio sea la institución líder de esta iniciativa, al tiempo que destacó que con este proyecto se demuestra una vez más la capacidad que tiene el Recinto para adelantar la ciencia y la tecnología y apoyar a la comunidad.

Según se informó, la Red de Radares del Tiempo está adscrita al Departamento de Ingeniería Eléctrica y Computadoras del RUM y tiene como metas servir y proteger al pueblo proveyendo información vital de alta resolución a las agencias pertinentes; promover la investigación de disciplinas asociadas a través de colaboraciones multidisciplinarias e interuniversitarias, y estimular la educación en todos los niveles de enseñanza.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.