text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo hacer tu propio huerto

      
Comer de forma saludable es una tendencia que pisa cada vez más fuerte a nivel mundial, debido a la información existente sobre las consecuencias de ingerir alimentos altos en grasas. Fuente: Universia.
Comer de forma saludable es una tendencia que pisa cada vez más fuerte a nivel mundial, debido a la información existente sobre las consecuencias de ingerir alimentos altos en grasas. Fuente: Universia.
Comer de forma saludable es una tendencia que pisa cada vez más fuerte a nivel mundial, debido a la información existente sobre las consecuencias de ingerir alimentos altos en grasas. Sin embargo, los precios que caracterizan la fruta y las verduras no son accesibles para todo el mundo, por lo que la creación de huertos caseros es cada vez más frecuente en nuestro país.

 

Lee también:
>>Mi Plato para un Puerto Rico Saludable: la nueva forma de mejorar nuestra calidad de vida
>>Beneficios de comer frutas

 
No es necesario saber de agricultura para tener tu propio huerto, pero sí existen ciertos conceptos básicos que debes manejar.A continuación, te ofrecemos una lista con 5 consejos para tener tu huerto casero.

1.    Decidir qué vamos a sembrar

Es imprescindible saber qué vamos a sembrar para así saber qué tamaño y profundidad vamos a destinar a nuestro huerto. Cada fruta y verdura necesita cuidados especiales, por eso es necesario conocer las condiciones que precisa cada una para crecer adecuadamente.

2.    Elegir buenas semillas

Las semillas son las responsables de la calidad del fruto, lo que es recomendable hacer una buena selección. Si no estás interiorizado en el tema, pide ayuda al vendedor del centro agrícola. Explica las condiciones de tu huerto y él evacuará tus dudas existentes.

3.    Seleccionar el método de germinación

 
Las semillas se siembran de dos maneras: a través de la siembra directa - en el lugar donde crecen - o a través de la germinación en semilleros.

Ésta última es la más recomendada, ya que el riego y el desyerbo se hacen más fáciles y se controlan mejor las plagas de insectos. Estos semilleros se pueden comprar o simplemente se pueden hacer en el hogar con tiestos, vasos de cartón o plástico o latas vacías.

4.    Estudia

Plantear alimentos no es una tarea menor. Es importante estudiar las propiedades de todo lo que estamos cultivando con el fin de conocer las condiciones óptimas necesarias para cada especie. En Internet existen muchos foros de discusión y sitios web donde los usuarios comparten opiniones e información acerca de sus cosechas.

5.    Averigua sobre la fertilización

La fertilización se puede hacer de dos maneras: química u orgánica. En la fertilización química se pueden utilizar abonos solubles. Estos se aplican cada dos semanas. La fertilización orgánica se puede hacer utilizando compostas tales como gallinaza (excreta de pollos), compostas a base de excreta de caballos, vacas, murciélago, conejo u otros productos orgánicos.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.