text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

7 características de un buen jefe

      
7 características de un buen jefe
Para ser un buen jefe es necesario mantener la calma en todo momento. Fuente: Universia.

Ser el referente de muchos empleados no es tarea sencilla sobre todo en momentos difíciles para la compañía. Un buen jefe debe estar al tanto en todo momento de lo que ocurre en la empresa y contener a quienes allí trabajan tanto laboral como emocionalmente. Debe ganarse el respeto de quienes están a su cargo a través del ejemplo.

 

Lee también
» ¿Qué es más conveniente ser un jefe temido o querido?
» ¿Son los líderes extrovertidos mejores jefes?


A continuación, te ofrecemos 7 características que debe tener un buen jefe.

1.    Creer en lo increíble

Un buen jefe tratará siempre de incentivar a sus empleados a alcanzar las metas propuestas por más difíciles que resulten. Debe creer más en el mismo que en los demás para predicar con el ejemplo.

2.    Ver oportunidades hasta en momentos difíciles

Un buen director no debe abrumarse en momentos de crisis sino todo lo contrario. La calma y el espíritu crítico para intentar evaluar el trabajo son las mejores formas de hacer frente a las situaciones de estrés.

3.    Mostrar sus emociones de vez en cuando

Sin descuidar el profesionalismo, los jefes memorables son aquellos que son sentimentalmente abiertos. Son sinceros y muestran apreciación por el esfuerzo.

4.    Mostrar interés por el bienestar de sus empleados

Los jefes deben cuidar a sus empleados del estrés que puedan significar ciertas situaciones de la vida cotidiana como la falta de internet, electricidad u otros imprevistos que puedas ocurrir.

5.    Ser serio sin ser autoritario

El hecho de estar al mando de cierto sector de una empresa no brinda a un jefe el derecho de hacer lo que desee con su equipo. Su actitud debe ser firme, debido a que es una autoridad respetable sin necesidad de ser autoritario.

6.    Tiene objetivos más grandes de los propuestos

Un jefe debe tener objetivos más grandes a aquellos impuestos. Un jefe competente debe tener objetivos definidos e ir tras ellos sin importar lo imposible que parezcan.

7.    Tomar riesgos reales

Es imprescindible que los objetivos que el  jefe se proponga sean realmente necesarios. De esta forma evitará el trabajo innecesario.

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.