text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Docentes: 6 consejos para una educación efectiva

      
Fuente: Universia

Ser docente no es tarea sencilla: los jóvenes son inquietos, desinteresados e incluso hay casos donde hasta llegan a ser sumamente vulgares. Esto hace que el profesional pierda su paciencia, disminuyendo el nivel de su clases. Sin embargo, existen maneras de revertir esta situación. Se trata de establecer un vínculo con los estudiantes que vaya más allá del aula, demostrando que usted también es un ser humano que se interesa por quienes toman sus clases.

 


» Conoce nuestro portal para docentes haciendo click aquí 
Lee también
» Docentes: ¿Cómo implementar la utilización de programas con Open Source?

 

Por eso, si eres docente y estás pensado en cómo hacer tus clases más dinámicas, divertidas y fructíferas, esta nota te será muy útil ya que te acercamos un listado con 6 consejos para dar un giro a tus lecciones

 

1. Concéntrate en tener buen humor

El hecho de ir a clase con una buena actitud es fundamental para destacarte en tu labor. Si te sientes cansado o con poco ánimo dificilmente puedas realizar una buena performance. Concéntrate en tener una buena actitud y disfruta de enseñar.

 

2. Escucha a tus alumnos

Una buena manera de hacer tus clases más interesantes es preguntándole a tus estudiantes qué modalidad de trabajo les gustaría emplear: si realizando presentaciones, viendo películas o mediante el sistema tradicional donde el docente imparte un tema puntual. Esto hará que los estudiantes se sientan valorados y adquieran respeto por quien tienen delante. 

 

3. Innova

Probar nuevas formas de enseñanza es altamente recomendable para lograr una educación fructífera: invita profesionales a dar charlas, envía trabajar en equipo e incluye nuevas tecnologías como videos o presentaciones interactivas. Los estudiantes son amantes de este tipo de herramienta por lo que de seguro se sentirán a gusto y trabajarán con placer. 

 

4. Cambia la dinámica

Una clase al aire libre o una caminata de 15 minutos son suficientes para que los alumnos se relajen y cambien la creencia que una clase es algo aburrido. 

 

5. Incorpora al curso las redes sociales

Armar un grupo de Facebook puede ser la clave para lograr cierta cercanía con el estudiantado: muchas veces los jóvenes suelen creer que los mayores desconocemos su mundo y eso hace que tengan poco interés por interactuar con nosotros. Por eso, tener un perfil en las redes sociales sirve para construir un vínculo más alla del tiempo de clase.

 

6. Habla en privado con tus estudiantes

Cuando percibas que uno de tus estudiantes no está teniendo un buen día, solicitale unos minutos después de clase. Pregúntale si tiene algún problema o si hay algo que lo incomoda y aconséjalo. Recuerda que la juventud es una etapa de muchos cambios que pueden causar cierto malestar en las personas. 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.