text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

5 costumbres de la universidad útiles para la vida diaria

      
Fuente: Universia

Si recién te graduaste de la universidad, seguro aún tienes las costumbres de cuando eras estudiante. ¿La buena noticia? Esos hábitos son aplicables a la vida diaria, y si sabes cómo beneficiarte de ellos, te resultarán muy útiles en tu vida adulta. Descubre cómo hacerlo a continuación.

 

Lee también:

» Ser graduado en una carrera corta será beneficioso en 2018 
» 3 tips para ahorrar tiempo y dinero en tu búsqueda laboral 
» 7 consejos para no malgastar tu salario 

 

Hasta ahora venías en coche. Estudiabas desde que tienes memoria y tu meta era graduarte. Pero ahora que terminaste la universidad una gran puerta de posibilidades se abre frente a ti y puede que te de un poco de nervios atravesarla. No te asustes, todos pasan por lo mismo y lo superan. ¿Cómo? Dándote cuenta que la manera de organizarte puede ser muy similar a cómo lo hacías si logras aplicarla al mundo real.

 

 

1.  Poner los pros y contras en una balanza

 

Según Art Markman, profesor de psicología y marketing en la Universidad de Texas, los estudiantes o recién graduados necesitan dar un paso atrás y darse cuenta de que han aprendido a hacer muchísimas cosas que pueden mejorar su vida financiera. Una de ellas es calcular el retorno de la inversión antes de adquirir un compromiso financiero. Cuando decidiste qué carrera seguir, contrapusiste lo bueno y lo malo de cada una y los beneficios que te traería hacerla en uno u otro lado. Por ejemplo sabías que cada universidad tenía un costo diferente y tomaste una decisión financiera grande pensando en cuál te ayudaría a tener un mejor futuro.

 

 

2. Las ofertas son tus mejores amigas

 

Los estudiantes suelen tener poco dinero para gastar porque dependen de la mesada que les dan sus padres o del trabajo a medio tiempo que no les da un gran sueldo. Por eso buscan los lugares más baratos para comer y conocen dónde están las ofertas. Si eres ex estudiante en muchos lugares aun te hacen descuentos con lo cual podrás ahorrar dinero en museos, espectáculos e incluso en algunos servicios.

 

 

3. El que mucho abarca, poco aprieta: es mejor priorizar

 

Estudiar, trabajar, tener amigos, fiestas, eventos familiares… parece mucho y probablemente lo sea. Por eso los estudiantes hacen malabares para poder cumplir con todos los compromisos, pero cuando es imposible priorizan ese examen tan importante o el cumpleaños número 90 de la abuela. Organizar tus múltiples tareas, y aprender cuál es más importante cuando tienes varias de forma simultánea, te ayudará a hacer frente a las demandas relacionadas al dinero de tu vida adulta.

 

  

4. Vivir juntos implica menos gastos

 

Si tu universidad quedaba lejos de tu casa, seguramente viviste en una residencia estudiantil o en un departamento con un amigo. De esa manera aprendiste que si bien los departamentos pueden sentirse más pequeños y pedirle a tu compañero que sea ordenado es muchas veces un tormento, tiene su lado positivo cuando llegan las cuentas de  electricidad, cable o internet y pagan todo a medias. Si tienes pareja y aun no decides si irte a vivir con el/ella, piensa que desde el punto de vista económico es muy provechoso compartir gastos y vivienda.

 

  

5. Investiga para ir un paso adelante

 

En la universidad, cuando un profesor avisaba cuál era el próximo tema que iba a dar, siempre estaban los más hábiles que ese mismo día entraban a internet, leían un poco del tema y después quedaban bien parados haciendo algún comentario. Ese trabajo de investigación los hacía ir un paso adelante. Si eras una de estas personas, no dejes de emplearlo a tu vida cotidiana. Cuando vas a comprarte algo costoso, investigar un poco sobre los precios en el mercado te ayudará a tomar una mejor decisión estando mejor informado.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.