text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Universia entrevista a la directora de Desarrollo Internacional de Harvard

      
Universia: ¿Cuánto le tomó desarrollar un plan estratégico acorde con el desarrollo institucional que Harvard espera obtener?

Ellen Sullivan:
La forma en que desarrollé el plan para mi gestión, es que primero evalué qué compromisos o responsabilidades ha asumido la universidad, que sean mi responsabilidad apoyar. Luego necesitaba pensar sobre las áreas de oportunidad para los donantes que sean congruentes con esos compromisos institucionales. Así pues, ¿dónde  encontraré donantes prospectos que crean fuertemente en la agenda de Harvard en China para fortalecer investigación y colaboración con instituciones chinas? ¿Quién podría apoyar económicamente ese tipo de trabajo? ¿Para quién sería atractivo? Así es como comienzo a pensar en el lado del donante dentro de la estrategia.

Universia: ¿En qué áreas entiende usted que los profesionales del desarrollo institucional necesitan una formación mayor?

Ellen Sullivan:
Quisiera reconocer que yo vengo de un lugar, la Universidad de Harvard, que posiblemente tiene una de las organizaciones más desarrolladas para la recaudación de fondos, simplemente por la virtud de años y años de experiencia. Soy muy afortunada de ser heredera una experiencia que comenzó en 1636. Eso no significa que en 1636 teníamos un esfuerzo de recaudación de fondos organizado pero en el primer regalo, el que nombró la universidad, provino de un donante llamado John Harvard al año siguiente. Como en el caso de muchos de mis colegas de instituciones con largas tradiciones de filantropía en los Estados unidos, quiero asegurarme de enmarcar mis comentarios en un contexto que reconoce que estoy beneficiada de muchas tradiciones y buenas prácticas en filantropía.

A veces me sorprendo con la idea de que un resumen para una reunión es un documento estratégico; y no encuentro con frecuencia que sea una opinión ampliamente compartida. Pienso mucho en los colegas que son muy presionados para hacer muchas cosas – todas a la vez y por su cuenta- y que simplemente no tienen la posibilidad de preparar un resumen para su vicerrector, para utilizarse como un documento estratégico que dirigirá la conversación. Ellos piensan que no tienen mucho control sobre hacia dónde puede dirigirse una conversación pero si piensas en un resumen como un plan de acción estratégico que vas a tratar de seguir, puede ayudarte a influenciar el resultado de la conversación.

Si tienes alguna forma para hacer una investigación más extensiva para recopilar información sobre la persona, su empresa, sus intereses filantrópicos, si pertenecen a alguna junta, si se han involucrado en conferencias que tratan con educación, salud pública o ciencia -toda esta información te será muy útil. Esta información desarrolla tu conversación y es una manera de transmitir respeto a la persona. El mejor resumen incluirá puntos de conversación (talking points) efectivos para tu vicerrector . Así estableces credibilidad y respeto concurrentemente.

Universia: En su experiencia, ¿qué ha estudiado su equipo, usted, y colegas de otras universidades? ¿Cuál es su especialidad?

Ellen Sullivan:
Mi grado de bachillerato es en Ciencias Políticas por que lo encontraba fascinante, y hasta cierto punto es sobre el comportamiento humano; igualmente lo es el Desarrollo. Otras personas de mi equipo tienen intereses en educación internacional, historia del arte… Me encuentro con muchas personas en la recaudación de fondos en Estados Unidos con formación en las artes liberales. Lo que eso me sugiere es que son personas pensantes que les gusta retarse, con grandes ideas, que siempre pueden tener conversaciones profundas, que saben mucho sobre muchas cosas, que reflexionan, que han escrito mucho (y corregido mucho). También hay algunas personas que conozco en la recaudación de fondos que tienen una formación en ciencias; tienen una credibilidad increíble, mucho más que la que yo podría tener, recaudando para las ciencias.

La gente viene de diversas preparaciones y especialidades académicas pero llegan porque creen en algo. Creen en el poder transformador de la educación superior, creen en la aplicación de la investigación para resolver los problemas más retantes para tratar con enfermedades, para encontrar modos de llevar agua a comunidades que no tienen sanidad alrededor del mundo. Son personas que se sienten atraídas por ideas y posibilidades, innovación y un sentido de cambio para un mejor mundo.

Universia: ¿Cuál es el importancia de desarrollar una red de exalumnos fuerte?

Ellen Sullivan:
Es importante para mí reconocer que la escala y extensión de la red de Harvard es más grande que la que la mayoría de las instituciones tienen. Existen aproximadamente 300,000 graduados de Harvard que viven por todo el mundo y aproximadamente 47,000 de ellos viven fuera de los Estados Unidos.

Por mucho tiempo la universidad ha percibido que es crítico mantener relaciones con estos exalumnos, incluso aquellos que viven lejos de Cambridge, Massachusetts. Me atrevería a decir que esto es particularmente importante para aquellos que viven lejos de la universidad, porque distinto a aquellos que viven en Estados Unidos, ellos no tiene acceso a los programas, a visitar la universidad, a asistir a conferencias, a ver a sus profesores cuando visitan su ciudad. Necesitamos hacer una esfuerzo profundo para alcanzar a esos exalumnos internacionales.

La Asociación de Exalumnos de Harvard es muy organizada, muy estructurada. Harvard tiene asociaciones de exalumnos alrededor del mundo y tienen estatutos, líderes electos, procesos estándar, y tienen una estructura de gobierno para asegurar que sean sostenibles. Estos grupos son manejados por voluntarios y con un apoyo modesto y guías por parte de la universidad.

Esta noción de una estudiante de Harvard que se imagina a si misma como exalumno de Harvard es muy importante y es algo que parece “correr en el agua” en la universidad. Una chica de 17 años llega a la universidad, joven, fresca, y comienza a escuchar mensajes: “Tú eres el futuro exalumno”. El mensaje también es, “esta institución, si se lo permites, se convertirá en un recurso para ti no solo mientas seas estudiante sino por el resto de tu vida. Estará allí para ti en tus transiciones de vida, cuando estés desempleado, cuando estés pensando en decisiones críticas y direcciones para tu vida. La gente que conozcas aquí, las relaciones que establezcas y esta institución, todas se convierten en un punto de referencia en tu vida”. Nadie te da un discurso como este, pero las personas entienden que es parte de la institución, este sentido de que son miembros de una comunidad, que se van a beneficiar enormemente de esta comunidad y  que algo se espera de ellos. Cuando puedas, queremos que te involucres.

Universia: ¿Usted cree que trabajar con una marca tan fuerte como la de Harvard es una ventaja, porque en algunos casos podría ser justo lo contrario?

Ellen Sullivan:
Tienes razón. Por supuesto que es una ventaja. Es un hecho que Harvard está extremadamente bien dotado, que Harvard es una institución extremadamente acaudalada cuando se compara con muchas instituciones. Nos es sorprendente que alguien pueda preguntarse, ¿porqué debo dar recursos a Harvard si ya está tan bien dotada? Nos lo dicen con frecuencia, pero principalmente personas no afiliadas a Harvard más que algún exalumno.

En nuestro caso, cada escuela graduada tiene su contexto financiero. Hay algunas unidades en la universidad, como la Facultad de Artes y Ciencias y las escuelas de Derecho y Negocios que están bastante bien dotadas y que pueden contactar a un grupo de exalumnos con un nivel de riqueza relativo con el fin de comprometer recursos para la escuela. Hay otras, como las escuelas de Divinidad, Diseño, Educación y Salud Pública, que tienen menos recursos y a quienes les hace falta con frecuencia un grupo de graduados en una posición para apoyar a la escuela sustancialmente.

Así pues, ¿qué le diría a los escépticos que piensan que Harvard ya es muy rica? Creo que les diría, “si tú como un donante quieres tener un impacto en algunos de los problemas más apremiantes y retantes a los que se enfrenta el ser humano en nuestros tiempos, aquellos que tienen que ver con salud pública, ingeniería, agua limpia, economía del desarrollo, emprendimiento, por ejemplo, y muchas otras cosas, ellos pueden buscar una institución que tenga los activos intelectuales en cada una de esas áreas porque tú como donante quieres nivelar esos activos intelectuales para obtener el mayor impacto posible. Y Harvard puede parecerte un lugar donde algunos- no todos- pero algunos de los mejores economistas, ingenieros, expertos en salud pública y educación, investigadores sobre asuntos de agua, autores sobre casos sobre liderazgo en política pública, se reúnen. Si tú como donante o inversionista piensas, “¿dónde puedes nivel nivelar más y mover esa aguja más lejos para un asunto o  serie de asuntos que pienso que son críticos para el mundo?” Probablemente vas a escoger un lugar que tenga una constelación de capacidad académica y recursos. Y puede ser en Harvard o en otras instituciones.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.