text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Universidades de clase mundial: retos en el camino

      

El desarrollo exitoso de la educación superior es, por lo tanto, sumamente importante para la prosperidad económica, social, cultural y política de cualquier país desarrollado o en proceso de desarrollo como Puerto Rico. Como bien apuntó en cierta ocasión Robert Kennedy (1965): "La educación es la clave del futuro, la clave del destino del hombre y de su posibilidad de actuar y vivir en un mundo mejor".

En Puerto Rico, como en otros países en desarrollo, la educación superior ha constituido la piedra angular en la preparación de personas líderes bien capacitadas, las cuales han contribuido, en diversas formas, a lograr el nivel de desarrollo social, cultural y económico, del que gozan hoy los puertorriqueños. Dicha contribución puede observarse en diferentes estilos de la sociedad como, por ejemplo, las letras, las bellas artes, las ciencias y otra gama de profesiones.

No cabe duda de que el progreso alcanzado en Puerto Rico, en términos de los renglones mencionados anteriormente se debe, en gran parte, a la labor realizada por los diferentes centros de educación superior que por décadas le han servido al País.


Acreditación


Para que las universidades aspiren a convertirse en una de clase mundial tienen que atravesar por un proceso de acreditación y autoestudio. La licencia y acreditación universitaria son procedimientos para obtener una licencia y certificación de calidad en los procesos académicos internos de las universidades. Existen varios tipos de acreditación voluntaria: acreditación institucional, acreditación profesional, acreditación de programas de postgrado y acreditación de especialidades del área educativa. Los beneficios para la comunidad y los estudiantes de tener una institución universitaria licenciada y acreditada es que cuentan con certificaciones respecto a la implementación de sus mecanismos en los procesos académicos que aseguran la calidad y resultados de los procesos de enseñanza-aprendizaje. Además, el estudiante podrá acceder a financiamiento estatal o fondos federales de becas o préstamos estudiantiles.

Distinto a la licencia y acreditación, la visión de establecerse como una universidad de clase mundial requiere de otros elementos y factores.  Si las universidades de Puerto Rico establecieran como parte de su visión convertirse en una universidad de clase mundial, en adelante les describimos los retos a afrontar para éstas alcanzar este estatus según discutidos en el informe The International Bank for Reconstruction and Development / The World Bank en 2009.

Convertirse en miembro del exclusivo grupo de universidades de clase mundial tiene muchos beneficios y costos; este es un estatus elite conferido principalmente por reconocimiento internacional. Los procesos de cualificación y clasificación universitaria de clase mundial implican un poco de subjetividad en el reconocimiento internacional. Por ejemplo, el grupo de universidades famosas (Ivy League universities) en los Estados Unidos como Harvard, Yale o Columbia; las Universidad de Oxford y Cambridge en Reino Unido; y en Japón la Universidad de Tokio, tienen una tradición de ser identificadas entre el exclusivo grupo de universidades elite. Sin embargo, no existen unas medidas rigurosas y directas disponibles para probar o corroborar el estatus de superioridad entre estas en términos de resultados sobresalientes tales como el adiestramiento o preparación de sus graduados, las investigaciones producidas y la transferencia de tecnología. Sin embargo, los salarios altos obtenidos por los graduados o egresados de estas universidades podrían ser interpretados como señales poderosas del valor de la educación adquirida en las mismas.

En los últimos años han surgido varias formas sistemáticas de identificar y clasificar las universidades de clase mundial según el Instituto de Política de Educación Superior (IHEP 2007). Times Higher Education Supplement (THES) y Shanghai Jiao Tong University (SJTU) son las dos organizaciones que mejor realizan la clasificación de clase mundial de las universidades internacionales. Estas organizaciones realizan comparaciones de las instituciones de educación superior traspasando los límites nacionales. Para comparar la estatura internacional de las instituciones universitarias, estas organizaciones utilizan datos objetivos y subjetivos obtenidos de las mismas universidades y de otras fuentes de dominio público.

THES clasifica 200 universidades del mundo desde el 2004 utilizando una metodología que concentra o se enfoca fuertemente en la reputación internacional, combinando datos subjetivos como entrevistas de pares, encuestas de patronos reclutadores, datos y número de estudiantes y facultad y por último la influencia o competencia profesional de la facultad según es citada en la investigación actual y de vanguardia que se realiza.

Por su parte, SJTU clasifica 500 universidades del mundo desde 2003 implementando una metodología que concentra o se enfoca en indicadores objetivos exclusivamente, tales como la ejecución académica y la cantidad de investigación de vanguardia que realiza la facultad, la ejecución de sus ex-alumnos y de su plantilla de empleados. Las medidas evaluadas incluye publicaciones, citas y premiaciones o reconocimientos internacionales tales como premio nobel y medallas en el ciertos campos del conocimiento.

A pesar de las limitaciones serias en metodología de cualquier sistema de clasificación mundial, según Salmi y Saroyan 2007, las universidades de clase mundial son reconocidas como tal por los profesionales superiores que producen. Estas universidades producen graduados bien cualificados quienes adquieren una alta demanda en el mercado laboral y compensaciones sobresalientes. Estos egresados por lo general conducen investigación de vanguardia que es publicada en las revistas científicas más reconocidas. En el caso de las instituciones de educación superior especializadas u orientadas hacia las ciencias y tecnología, estas contribuyen a crear innovaciones y nueva tecnología a través de patentes y licencias de productos y servicios.

La mayor parte de las universidades reconocidas como de clase mundial (entre 1 a 20 universidades) provienen de EE.UU., del Reino Unido excepto la Universidad de Tokio, que proviene del Japón según la clasificación de SJTU.  Sin embargo, THES indica que las universidades de clase mundial provienen de 11 países en el mundo (Hong Kong, China, New Zealand, Singapore, Australia, EE.UU., el Oeste de Europa, Canadá, Japón y el Reino Unido).


En la actualidad pocos eruditos han intentado definir o identificar los elementos que una universidad de clase mundial posee, los que lo han hecho mencionan los siguientes elementos: una facultad altamente cualificada, investigación de vanguardia, alta calidad en la enseñanza, alto nivel de gobernanza, fuentes de fondos distintas a los del gobierno, estudiantes internacionales altamente talentosos, libertad académica, una estructura de gobierno y gerencial bien definida, instalaciones físicas excelentes disponibles para el proceso de enseñanza-aprendizaje con equipos modernos y de tecnología actualizada, en estas universidades se realiza investigación de vanguardia, se lleva a cabo una excelente administración y gerencia y casi siempre se percibe una vida estudiantil alegre y entusiasta (Altbach 2004; Khoon et al. 2005; Niland 2000, 2007). Otras investigaciones realizadas sobre el tema entre las universidades del Reino Unido y China (Alden & Lin 2004) indican que estas universidades poseen estos otros atributos en la clasificación de clase mundial: la reputación internacional y contribución de la universidad a la sociedad; aunque ambos elementos son difíciles de medir de forma objetiva.

El informe del Banco Mundial de los retos para establecer una universidad de clase mundial define la misma a base de los resultados superiores producidos por estas instituciones (los graduados de estas universidades son altamente solicitados y buscados, investigación de vanguardia y transferencia de la tecnología). Estos resultados se producen en estas universidades por un grupo de los siguientes factores: una alta concentración de talento (facultad y estudiantes); abundancia de recursos para ofrecer un rico ambiente de aprendizaje y producir una investigación de vanguardia; gobernanza favorable que se caracteriza y promueve una visión estratégica de innovación y de una flexibilidad que permite a las instituciones tomar decisiones acertadas y gerencial y administrar recursos sin ser estorbados por la burocracia interna o externa.

Para conocer sobre las clasificaciones de SJTU y THES, puede acceder a al portal del Academic Ranking of World Universities y del Times Higher Education


Referencias

The Challege of Establishing World-Class Universities – Jamil Salmi
Informe The Word Bank – Washington, DC
Disertación no publicada Dr. Edgar J. Rentas – Estilos de Liderazgo Transformacional y Transaccional y su Impacto en la Cultura Organizacional de una Institución de Educación Superior en Puerto Rico
Academic Ranking of World Universities
Times Higher Education



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.