text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Entrevista

Actos terroristas: ¿los jóvenes son una pieza clave en su ejecución?

      
Actos terroristas: ¿los jóvenes son una pieza clave en su ejecución?

Dr. Lajos Szászdi León-Borja

Especialista en Rusia y en particular en cuestiones de política exterior, defensa y fuerzas armadas, incluyendo a las fuerzas terrestres, navales, aéreas, de misiles estratégicos y fuerzas espaciales rusas. También es especialista en materias de exportaciones de armas, tecnología militar, inteligencia, economía, energía y geopolítica de Rusia y sobre la ideología del Neo-Eurasianismo.

1. ¿Se podría afirmar que el número de jóvenes que se involucra y participa en actos terroristas, ha crecido o crecerá en los próximos 5 años?

Probablemente. Sabemos de que la organización terrorista el Estado Islámico ha reclutado por medio de las redes sociales de la internet a muchos jóvenes a su causa, la mayoría de ellos musulmanes sunitas, muchos provenientes de Occidente y de Europa en particular.

También han reclutado a jóvenes de familias de origen cristiano, como el australiano Jake Bilardi de 18 años que se hizo musulmán sunita y que después ya como terrorista del Estado Islámico se inmoló en un atentado suicida en Iraq. Mientras exista Estado Islámico en Siria e Iraq y a través de filiales como en Libia y Afganistán, seguirán sus miembros intentando reclutar a jóvenes impresionables, atraídos por el mensaje de la organización terrorista de fervor religioso purista islamista suní, por el espíritu de aventura que promete en los campos de batalla del Cercano Oriente y por la idea de derramar sangre, asesinar y cometer atrocidades contra la población civil no musulmana sunita y contra prisioneros de guerra. En esto, Estado Islámico estaría sacando ventaja de la cultura moderna de los videojuegos violentos con su realismo virtual de violencia bélica y derramamiento de sangre, género de videojuegos a los que muchos jóvenes estarían adictos.


No hay que olvidar tampoco el reclutamiento de niños por parte del Estado Islámico en los territorios que controlan en Siria e Iraq, el reclutamiento sin duda forzado y a base de lavados de cerebro de niñas por el grupo terrorista islamista sunita nigeriano Boko Haram para atentados suicidas o el reclutamiento de jóvenes voluntarios para cometer actos de terrorismo por grupos terroristas islamistas sunitas como en el caso de los hermanos chechenos Tsarnáev, autores del atentado con bomba del maratón de Boston de abril 2013. Tampoco debemos olvidarnos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y su reclutamiento forzado de niños y niñas. En este sentido y al no poderse descartar que las actuales conversaciones de paz del gobierno colombiano con esta organización narco guerrillera y terrorista al final fracasen en poner fin a la guerra civil en Colombia, de continuar las FARC su lucha armada - en gran medida para continuar con su negocio del narcotráfico - continuará su reclutamiento forzado de menores de edad y jóvenes de ambos sexos a sus filas en los próximos cinco años.


2. ¿A quién le corresponde erradicar los actos terroristas en distintos países?

Por un lado, debe de haber un esfuerzo integrado y de cooperación entre las agencias de la ley y el orden, policíacas, y las de inteligencia de un país amenazado, para lidiar con actuales o potenciales amenazas terroristas, pero este esfuerzo no se ha de limitar a lo que se haga en un solo país. Ha de necesariamente incluir la colaboración internacional y coordinación de esfuerzos con Interpol, Europol, y con otras agencias policíacas y de inteligencia para combatir amenazas terroristas de índole religioso como las islamistas suníes (Al Qaeda, Estado Islámico, por ejemplo), de contenido ideológico como las marxistas FARC o de contenido ideológico y separatista como la banda independentista y marxista vasca ETA. También la sociedad debe de intervenir para combatir la lacra del terrorismo, informando sobre sus males y combatiendo su captación de mentes a través de la familia, de amistades, de los colegios, de la mezquita o la Iglesia.

Es importante también erradicar al terrorismo erradicando las causas de éste y sus raíces. Así, para por ejemplo poner fin al terrorismo islamista sunita de Estado Islámico o del Frente Al Nusra de Al Qaeda, debe de EE.UU. parar de desestabilizar a Siria como ha estado haciendo, apoyando a dichos grupos y otros terroristas islamistas suníes que buscan tumbar al gobierno sirio. Debe de Occidente así presionar a Turquía, a Arabia Saudita, Qatar, Jordania, Emiratos Árabes Unidos y Kuwait de dejar de financiar y/o dejar de apoyar a los grupos terroristas islamistas que operan en Siria para desestabilizar a su gobierno, haciendo de Siria e Iraq un nuevo Afganistán como gigantesco campo de entrenamiento y captación de nuevos terroristas. EE.UU. debe de cesar de usar ataques de aviones no tripulados para combatir al terrorismo islamista en países donde no está involucrado en una guerra convencional como Paquistán y Yemen, ya que su violación de la soberanía y las muertes que sus ataques causan en la población civil son acciones que incitan al terrorismo. Debe también EE.UU. forzar a Israel a llegar a un acuerdo de paz con los palestinos, al ser las políticas israelíes anexionistas de tierras palestinas y su xenofobia anti árabe el principal obstáculo para dicha paz, para poner fin al conflicto-árabe israelí como fuente de terrorismo. Se ha de poner fin también en Europa a las provocaciones gratuitas producto de los ataques a la religión, como las causadas por la revista francesa Charlie Hebdo, que invitan al terrorismo por parte de los fanáticos al atentar con sus caricaturas obscenas y blasfemas contra el respeto por las profundas convicciones religiosas de una buena parte de la ciudadanía, y al atacar así la tolerancia hacia la religión.

 

3. ¿Cuáles cree que deban ser las medidas y/o acciones que la sociedad civil debe realizar para enfrentar el terrorismo?

Usar la educación tanto por parte de los padres y familia en el hogar como en los colegios para combatir la intolerancia y la violencia propias del terrorismo. Utilizar la sociedad civil las redes sociales por medio de grupos de acción ciudadana o individuos conscientes para combatir por medio de argumentos, del debate y la persuasión la propaganda terrorista, sea de índole religiosa o ideológica. Los gobiernos deben de usar la guerra cibernética para bloquear y combatir a los ciber-yihadistas de grupos como Estado Islámico que pretenden reclutar a jóvenes e adultos a su causa. La sociedad civil por ejemplo de EE.UU., del Reino Unido y Francia ha de presionar a sus gobiernos para que dejen de apoyar a grupos terroristas islamistas suníes en Siria y la desestabilización del estado sirio, la principal causa del resurgimiento del Estado Islámico, han de presionar para que haya tolerancia y respeto hacia las convicciones religiosas de los demás, han de presionar a sus gobiernos para que presionen a Arabia Saudita y los países árabes del Golfo Pérsico para que dejen de financiar al terrorismo islamista sunita como el de Al Qaeda y para que presionen a Turquía para que deje de apoyar y dar santuario a grupos terroristas islamistas que operan en Siria, y han de presionar a sus gobiernos para presionar a Israel a firmar una paz justa con los palestinos, para así poner fin a causas y raíces del terrorismo islamista actual.


4. ¿Cómo ha afectado nuestra manera de vivir? ¿Cuáles son las consecuencias más representativas en nuestra vida cotidiana y cuáles serán para las generaciones futuras?

Basta ver el impacto en nuestra manera de viajar por avión y en nuestro uso de los aeropuertos para poder a primera vista apreciar cómo el terrorismo ha afectado nuestra manera de vivir a nivel global. La amenaza del terrorismo ha justificado que agencias de inteligencia como la NSA sean más intrusas de la privacidad de la ciudadanía de EE.UU. como de otros países, violando dicho derecho fundamental y legitimando la expansión del poder del estado a costa de los derechos del individuo, con sus consecuencias negativas para la democracia. Los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 por la histeria que provocaron en EE.UU., llevando a sus gobiernos y sociedad a legitimar el régimen del estado policíaco no solo a nivel de EE.UU. pero también de otros países de la comunidad internacional inspirados por las medidas de seguridad estadounidenses, y por los gastos en seguridad y defensa productos de sus reformas institucionales como el establecimiento del Departamento de Seguridad Interna o Patria o los inacabables gastos de la autoproclamada Guerra contra el Terrorismo, gastos que han llevado a recortes en defensa que exponen la seguridad de EE.UU. ante enemigos convencionales potenciales como Rusia y China y que han conducido a un aumento del gasto y la deuda pública a niveles onerosos para la economía, si no peligrosos, muestran que Osama Bin Laden al final ganó y se salió con la suya de descalabrar a EE.UU. y al orden mundial internacional con sus atentados de hace 14 años, y que EE.UU. picó su anzuelo y cayó en su trampa de lograr estos objetivos.


Las consecuencias de esto es que el llamado mundo libre será menos libre y menos democrático mientras se mantenga en pie el estado policiaco y el aparato de inteligencia y espionaje del llamado Gran Hermano, como nos advirtió el disidente Edward Snowden. Este estado policiaco se mantendrá mientras haya una amenaza terrorista islamista sunita sobre el mundo, y esta amenaza permanecerá mientras que las causas y raíces de dicho terrorismo no sean resueltas primero. Es probable que aun si un día llegaran a resolverse las causas del terrorismo y éste fuese reducido en su actividad, el poder del estado policiaco de EE.UU., la única superpotencia mundial, no será desmantelado, reduciendo su democracia y por imitación reduciendo la democracia de otros países occidentales. Esto, unido a la seria carga económica que representa mantener el complejo y pesado aparato de inteligencia y policiaco del estado y permanentemente financiar su guerra militar contra el terrorismo, con su potencial herida a la estabilidad económica de EE.UU. y así del mundo, son el logro y éxito de Bin Laden con sus atentados del 11 de septiembre de 2001 y a la vez nuestra desgracia por generaciones. Así, el estado de EE.UU. tiene el poder de espira nuestras conversaciones telefónicas, de espiar nuestra actividad en internet, de incluso espiar a través de la cámara de internet de los computadores de mesa sin que se enteren los ciudadanos, de espiar y saber dónde está el individuo a través de sus teléfonos inteligentes y en un futuro a través de sus relojes inteligentes. Con menos privacidad, que es un derecho fundamental, hay menos libertad y por ende menos democracia.

 

5. De acuerdo a su perspectiva, ¿a qué se le considera un acto terrorista y qué características debe tener para clasificarse como tal?


Un acto terrorista es un acto de violencia por lo general letal y causante de daños materiales de magnitud militar pero que al no ser causado por un enemigo reconocido e identificado que pasa por civil para poder así perpetrar su atentado, no es por ello un combatiente reconocido según el derecho de la guerra pasando a la categoría de criminal. Los actos terroristas se pueden llevar a cabo contra blancos civiles, lo que en una guerra reconocida y bajo el derecho de la guerra constituirían un crimen de guerra. Como los que cometen los actos terroristas suelen ser civiles, no están amparados bajo el derecho de la guerra y son por ello criminales. El acto terrorista es un acto de agresión contra individuos, grupos de personas, edificaciones, infraestructura o medios de transporte perpetrado por individuos que no suelen llevar uniforme o distintivos que los identifiquen como un grupo armado – por lo tanto no siendo un legítimo acto de guerra sino un acto criminal – y llevado a cabo para causar muerte y destrucción para llamar la atención en favor de una causa política y/o religiosa y así presionar a las autoridades a que hagan concesiones políticas, o actos de violencia que no caen bajo la definición de actos de guerra legítimo que pretenden castigar a la parte afectada en unos casos, desestabilizar al estado atacado e incluso llevar a la caída de su gobierno o régimen por el uso de la fuerza.


Acto terrorista sería un acto de violencia letal y destructiva como asesinatos y atentados con bomba contra objetivos civiles y oficiales perpetrado por civiles o individuos que no muestran públicamente uniformes o distintivos que claramente los identifiquen como combatientes, haciéndose pasar por civiles o por miembros de las fuerzas del orden público atacadas al llevar sus uniformes para poder infiltrar a sus blancos e infiltrarse entre sus víctimas para llevar a cabo sus ataques bajo el efecto sorpresa. En el siglo XXI actos terroristas pueden abarcar actos de ciber terrorismo en la internet contra computadoras, páginas de internet, redes de comunicación e infraestructura como redes de energía eléctrica y el uso de armas de destrucción masiva como armas químicas y biológicas contra blancos civiles u oficiales.

 



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.