text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Reclutadores de empleo: qué información les interesa y cuál no

      
Fuente: Shutterstock

En algún momento de nuestras vidas todos nos vemos envueltos en la búsqueda de trabajo, que puede ser larga y cansadora si no se tienen las herramientas para enfrentarla adecuadamente. Con el objetivo de facilitarte el proceso, te contamos qué buscan los reclutadores de personal hoy en día según el portal Fast Company, pero también que aspectos quedaron obsoletos y por lo tanto ya no se solicitan.

Si buscas trabajo, registra tu resumé aquí y postúlate a las ofertas de nuestro portal de empleo

Aspectos relevantes en la búsqueda de trabajo

1. Investigación previa

La disponibilidad de recursos en la web permite buscar fácilmente datos salariales para agregar nuestras aspiraciones en el resumé o comentarlas en una entrevista laboral. Es importante tener una noción de qué rango se maneja para el puesto antes de solicitarlo. De esta manera, demostrarás a los reclutadores tu conocimiento y capacidad de investigación.

Encontrar tasas salariales es sencillo hoy en día, no hacerlo podría proyectar una imagen descuidada para la parte contratante. Se ofrecen datos de remuneración para funciones específicas, por experiencia o en cada región geográfica, entre otras variables. Aprovecha los recursos y no olvides chequear el LinkedIn de tus entrevistadores si llegaste hasta esa instancia.

Si buscas referencia salariales, una buena opción es revisar las estadísticas de empleo y salario por ocupación que ofrece el Departamento de Trabajo.


2. Cambio de trabajo

Trabajar durante cortos periodos en diferentes compañías es cada vez más frecuente y la motivación de superar los propios límites es bien valorada. No obstante, los excesos siguen considerándose negativos pues podrías transmitir inestabilidad emocional y debilidad en las decisiones que tomas. La experiencia siempre es una ventaja extra sobre un empleado que debe empezar desde cero, incluso es más rentable económicamente para una compañía.

Un cambio de empleo es fundamental para adquirir nuevas habilidades, conocer otros entornos y contribuir a tu desarrollo profesional, especialmente cuando te encuentras en las primeras etapas de tu carrera. Pero ten en cuenta que el compromiso y la lealtad son una inversión más segura para los reclutadores, por lo que te recomendamos valorar cuándo conviene renunciar a un trabajo y cuando no.


3. Comunicación

Debes ser capaz de contar tu historia laboral relacionando un hecho con otro para lograr una narrativa fluida que exponga la naturalidad de tus decisiones, de una manera clara y precisa. Además, los candidatos con excelente expresión oral y escrita tienen más posibilidades de quedar en el puesto que aquellos con dificultad para expresarse, pues actualmente son habilidades en deterioro.

Los reclutadores de personal precisan personas que puedan manejarse comunicacionalmente en cualquier ámbito. Es la base para desarrollar relaciones con el resto de los empleados, clientes o socios, comprender qué se espera de ti y hacerlo de la mejor manera posible.


Aspectos obsoletos en la búsqueda de trabajo y cómo suplantarlos

1. Carta de presentación

Cuando existe una gran cantidad de aspirantes para un mismo puesto, las cartas de presentación enlentecen el proceso de selección. En la era de la instantaneidad, resultan ineficientes porque se requieren soluciones rápidas y los reclutadores de personal cada vez las leen con menos frecuencia.

Una tendencia actual en los procesos de reclutamiento es la utilización de software para escanear tu resumé y las postulaciones a un puesto, para poder para determinar el grado de compatibilidad con la descripción del empleo. Para que tu resumé triunfe, deberás agregar palabras clave extraídas de los requerimientos del puesto, generalmente detallados en la web. Sin embargo, no es recomendable utilizarlas en exceso porque las máquinas detectan estos comportamientos.

Un truco simple pero eficaz, es llamar la atención implementando siglas para pasar la prueba de los programas informáticos especializados en seguimiento de candidatos. Si manejas un software determinado escribe su nombre completo en tu resumé y agrega el acrónimo. Brindan una información más completa a la máquina que decidirá si continuas o no en la lista de aspirantes.


2. Universidad dónde estudiaste

Si bien la institución que te otorgó el título aún importa, este dato no es tan relevante como las habilidades que posees. Los reclutadores de personal buscan cualidades naturales de tu personalidad que puedan transferirse a tu trabajo para mejorarlo. Marca tus cualidades personales porque la universidad forma profesionales de forma homogénea, pero lo que te distingue realmente es el plus que solo tú puedes dar.  

Incluso el promedio de tus notas académicas es más llamativo para una contratación que la universidad donde cursaste, especialmente cuando buscas trabajo por primera vez o postulaste para ingresar los primeros escalafones de una empresa vinculada con tu área de estudio. Incluye tus capacidades en el resumé e intenta mantener una buena escolaridad si aún estudias.


3. Empleo que tenías anteriormente

El cruzamiento de empresas conlleva a la transversalidad de las habilidades, de modo que un diseñador gráfico puede trabajar en una publicación digital y posteriormente conseguir empleo en Uber, empresa que también se vale del diseño digital para ofrecer un mejor servicio.

Una capacidad que desarrollaste en tu anterior trabajo puede transferirse al actual cobrando una forma diferente. Los reclutadores de personal valorarán la habilidad en sí y no se detendrán a analizar dónde la aplicabas sino cómo. La importancia de tu trabajo anterior radica en los conocimientos que adquiriste, así que demuéstralos.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.