text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Universia México presenta al Premio Nobel Mario Vargas Llosa en la UNAM

      
El galardonado novelista ofreció una conferencia magistral ante cerca de 1,000 estudiantes y académicos; Imagen: suministrada
El galardonado novelista ofreció una conferencia magistral ante cerca de 1,000 estudiantes y académicos; Imagen: suministrada
El rector general de la Universidad Autónoma Metropolitana, Enrique Fernández Fassnacht, fue quien abrió el discurso dando la bienvenida a todos los presentes.

Por su parte, Arturo Cherbowski, director ejecutivo de Universia México agradeció la participación e interés de los líderes académicos para poder generar encuentros como éste.

Por otro lado, Jaime Salinas, director general adjunto de Alianza Educativa Eureka, también expresó el firme objetivo de la organización para siempre apostar por la educación. Finalmente, la licenciada Consuelo Sáizar dio una breve semblanza sobre el novelista, quien minutos más tarde, tomó la palabra para compartir su opinión sobre la importancia de la lectura.

Una buena lectura, afirmó Vargas Llosa, forma ciudadanos felices, capaces, críticos, que son aquellos que la sociedad requiere. "La lectura desarrolla tus capacidades personales, cualquiera que sea tu profesión, permite una vida familiar y cívica en armonía, de hecho, es el mejor antídoto contra la violencia".

Al terminar su breve discurso, se abrió el diálogo con los rectores. Entre los asistentes se encontraba el Dr. Rodolfo Tuirán, subsecretario de Educación Superior de la Secretaría de Educación Pública; el Dr. Morales Orozco, rector de la Universidad Iberoamericana; el Dr. Garciadiego, director general del Colegio de México, por mencionar algunos.

Posteriormente, el galardonado novelista ofreció una conferencia magistral ante cerca de 1,000 estudiantes y académicos bajo el tema Poder y Educación Superior.

Esta conferencia dio inicio con la intervención del Dr. Enrique Fernández Fassnacht, quien agradeció a Universia, a la Alianza Educativa Eureka y al Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA) por hacer posible este encuentro, a la vez que le dio la bienvenida al escritor peruano con el tradicional "Adelante Don Mario, esta es su casa, su casa abierta al tiempo".

El originario de Arequipa tomó el micrófono y comenzó a relatar cómo se había iniciado en la escritura. "Como muchos de ustedes, vivía yo una gran indecisión", afirmó, "a mí lo que me gustaba era la literatura, escribir", pero el ser escritor no era ni una profesión que tuviera reconocimiento social ni que proveyera alimento; así Don Mario terminó las carreras de Derecho y Letras.

El destino y la fortuna lo llevaron a conseguir una beca en España, la cual considera su segundo hogar, y ahí fue en donde se desarrolló como escritor. "No fue fácil", aseguró, "tuve dificultades enormes para escribir" pero aquellas frustraciones de releer, rehacer y reescribir eran un placer para él por lo que contundente aseveró "no cambiaría por nada ni por nadie este quehacer".

Y es ahí en donde entra el papel de la universidad para Vargas Llosa. "La tarea fundamental de la universidad es ayudar a los jóvenes a descubrir su vocación". Como fue su caso, donde en la Universidad Nacional de San Marcos nació y le ayudó a comprender su vocación; y no sólo eso, sus tiempos de universitario le hicieron abrir los ojos a las injusticias, a las deficiencias y a la tiranía que existía en aquellos momentos en su natal Perú.

El ilustre maestro, admirado seguramente por muchos de los jóvenes y adultos presentes en la plática, ahondó en un tema tan meramente humano y muchas veces ignorado como la felicidad, ligándolo a la decisión de estudiar una carrera universitaria. "Es fundamental que los jóvenes elijan su vida, que tomen decisiones que los encaminen de tal manera que lo mejor que hagan sea su quehacer", pues "quienes hacen aquello que les gusta son felices", recalcó.

Y como si de una comida familiar se tratara, continuó en aquel tono suyo tan apacible, pero firme. "Cuando uno hace lo que le gusta no siente que está trabajando, esa maldición bíblica que nos persigue", bromeó mientras el público reía mostrando su empatía. Hacer lo que a uno le gusta, detalló "brinda éxito, se hace con creatividad, da placer y sobre todo felicidad".

Finalizó con unos sencillos pero motivadores consejos para los universitarios presentes: "Jóvenes, elijan bien, descubran su verdadera vocación y asúmanla con entrega, amor y pasión. Significará para ustedes un placer y una realización el vivir de acuerdo a ustedes mismos, sin sentirse traicionados por una mala decisión".

Las ovaciones no se hicieron de esperar finalizada la conferencia pero muchos menos las sonrisas en los rostros de los presentes a quienes la frase: "un mundo donde todos hicieran los que les guste hacer reduciría la infelicidad humana", pronunciada minutos antes por el destacado escritor, no sólo se les quedó en las cabezas sino también en el corazón.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.