text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Los peligros de cometer plagio

      

Una persona comete plagio cuando reclama como propias las ideas u obras de otra persona. Aunque es capaz de rayar en la ilegalidad, el plagio realmente no es ilegal; la violación de patente o derechos de autor lo es. Sin embargo, eso no implica que el plagio deje de ser inmoral y castigable de una u otra forma.

Hace un tiempo, por ejemplo, hubo revuelo en Europa por culpa de este acto a veces vil y a veces ignorante. Un profesor publicó a nombre suyo un artículo en el cual utilizaba gran parte de una tesis doctoral de un estudiante. Aunque la tesis no había sido registrada con derechos de autoría, el profesor ha pagado su fechoría de una manera poco agradable. Todos sus artículos publicados en línea han sido removidos, su plaza laboral está en juego, su credibilidad ya no existe, el mundo académico lo toma como un payaso mediocre y perdió su licencia de traductor. Para colmo, la academia de casi toda Europa y parte del llamado nuevo mundo conoce tal vergonzoso caso. En otras palabras: el plagio, podría decirse, es igual o peor que robar; tomamos sin permiso algo que es intangible pero muy valioso.


Pero, ¿por qué es tan malo?

    El problema no es usar el material intelectual producido por otro; el problema es no darle reconocimiento. Son muchas las razones por las que plagiar es una acción terrible. Veamos algunos ejemplos:

       

      • El plagio es tan ético como mentir.

       

      • El plagio enfurece a quienes son las víctimas del mismo, los autores intelectuales.

       

      • El plagio puede destruir la carrera del hacedor, hacer que revoquen sus licencias, dañar sus méritos académicos y convertirlo en un hazme reír de conocidos y extraños por igual.

       

      • El plagio daña la reputación de una persona a tal nivel que es difícil volver a confiar en ella en el ámbito profesional o académico.

       

      • El plagio puede pasar de ser un “acto legal” a uno ilegal si se encuentran causas para que sea fraude, libelo o violación de patente o de autoría.



      ¿Qué hacer para no cometer plagio?

      • Crear una obra original en todos los aspectos.

       

      • De incluir información o ideas de otra persona, citar TODO; no importa si se usa sólo un párrafo o una frase.

       

      • A veces citar no es suficiente. Para evitar ser uno de los próximos “más buscados” por la ley, se debe obtener permisos y procurar que éstos sean escritos.

       

      • No distribuir nada hasta que se esté completamente seguro o segura de que el trabajo está libre de plagio y de violaciones a la ley.



      Recordatorios amistosos

      • Nunca utilizar las ideas de nadie, aunque éstas no hayan sido publicadas. Siempre se debe aspirar a la originalidad, pues de lo contrario las otras personas catalogarán como “no confiable” a quien se ha bautizado como “plagiador” en todas sus posibles combinaciones.

       

      • Los programas de código abierto, contrario a lo que muchos piensan, están protegidos por ley; por ende, al tomar algo prestado de una de éstas herramientas, es imperativo citar.

       

      • Las traducciones son obras derivadas. Por ende, traducir un texto sin darle el crédito correspondiente al creador original es, por supuesto, una forma de plagiar.

       

      • Si se comete plagio accidental, se comete plagio de todas maneras. Debemos ser muy cuidadosos.

      Tags:

      Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.